Prisión perpetua por abusar y matar a su ex en un camping

Sábado 13 de abril de 2019 | 08:00hs.
Chocobar había asistido junto a sus amigos al mismo camping que Tapia y festejaban el Día del Estudiante. | Foto: Crónica
Un hombre de 24 años fue condenado ayer a la pena de prisión perpetua por haber asesinado a Cintia Carmen Tapia (25), a quien mató a golpes en un camping del dique Cabra Corral, en Salta, durante los festejos del día del estudiante en 2017.
Fuentes judiciales indicaron que Ramón Ángel Chocobar (24) recibió esa pena al ser acusado del delito de homicidio calificado por alevosía, criminis causa y femicidio por la sala VII del Tribunal de Juicio de Salta, integrada por los jueces María Livia Carabajal, Paola Marocco y Francisco Mascarello.
Chocobar, que se desempeñaba como albañil, llegó al juicio imputado por un hecho ocurrido la madrugada del 21 de septiembre de 2017, en el camping denominado El Préstamo, que está en la orilla del dique Cabra Corral, en la localidad de Coronel Moldes, a unos 70 kilómetros de la ciudad de Salta.
Ese día, Tapia, que al momento del hecho tenía 25 años y dos hijos, se encontraba en el predio con un grupo de amigos y vecinos del barrio Unión, de la capital provincial, donde vivía junto a su familia, para festejar el Día del Estudiante.
De acuerdo a la investigación realizada, Chocobar, quien había sido pareja de Tapia, llegó también al camping con otros amigos y se sumó al grupo de la víctima.
Durante la madrugada, la joven se separó de sus amigos para dirigirse a unos matorrales a hacer sus necesidades y, según consta en la causa, el imputado la habría seguido.
Al tiempo, Chocobar regresó con la ropa ensangrentada pero ella no volvió, mientras que el cuerpo de la joven fue hallado momentos después, detrás del alambrado que rodea la pileta del camping, en una zanja.
La mujer tenía el rostro lesionado por golpes y signos de haber sufrido abuso sexual, mientras que la autopsia determinó que falleció a raíz de traumatismo encefalocraneano y facial grave.
En el mismo fallo, los jueces determinaron que el condenado continúe detenido en la Unidad Carcelaria 1 de la ciudad de Salta; y la extracción de material genético para su incorporación al Banco de Datos Genéticos.
Asimismo, hicieron lugar a la demanda civil y le ordenaron pagar $1.367.040 en concepto de indemnización por daños y perjuicios, más los intereses correspondientes, para los hijos de la víctima.
El proceso oral y público, que comenzó el 21 de marzo pasado, había pasado a un cuarto intermedio de una semana, el viernes último, cuando cerró la etapa testimonial, y ayer se reanudó con la pronunciación de los alegatos de la partes.
El primero en hacerlo fue el fiscal Ramiro Ramos Ossorio, quien sostuvo la acusación de homicidio triplemente calificado para Chocobar y pidió la pena de prisión perpetua.
En tanto, la querella –en representación de los dos hijos de la víctima- adhirió al pedido de pena formulado por el fiscal y pidió una suma superior al millón y medio de pesos en concepto de resarcimiento.
Por su parte, la defensa de Chocobar solicitó la absolución por su estado de inimputabilidad, por entender que se encontraba ebrio y bajo los efectos del consumo de estupefacientes, y en forma subsidiaria pidió la pena de tres años de prisión condicional, por homicidio culposo.
A la hora de formular sus últimas palabras en el juicio, Chocobar se lamentó por lo que le ocurrió a su víctima, al tiempo que le agradeció a su familia por acompañarlo.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina