Preventiva para el detenido por el crimen de Yoni Ramírez

Martes 23 de julio de 2019 | 06:30hs.
La familia de Yoni realizó varias marchas. | Foto: Nicolás Oliynek/Archivo
Carlos Cardozo

Por Carlos Cardozofojacero@elterritorio.com.ar

El sindicado homicida de Jonathan Ramírez (18), joven asesinado por una puñalada en noviembre del año pasado, fue procesado con prisión preventiva por el delito homicidio simple, calificación que prevé penas de 8 a 25 años de prisión en caso de ser condenado en un futuro juicio.
Se trata de Cristian Daniel ‘Narizchata’ D., quien fue detenido en diciembre del año pasado y según detallaron fuentes ligadas al caso a El Territorio, será trasladado a la Unidad Penal VI de Miguel Lanús, donde quedará a cargo del Servicio Penitenciario Provincial.
La decisión estuvo a cargo del juez Fernando Verón, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Posadas, quien lleva adelante la investigación.
La detención de Narizchata se concretó después de casi un mes de incertidumbre, debido a que el homicida y la víctima fueron registrados por las cámaras de seguridad caminando juntos momentos antes del crimen, ocurrido en cercanías a la rotonda de ingreso a Posadas, pero era no se podía determinar quién era.
Pero los efectivos de la Dirección de Homicidios fueron pacientes y establecieron, mediante esas filmaciones, un perfil con las características físicas, ropa, todo apoyado en testimoniales.
Y, crease o no, entre los rasgos del sujeto resaltaron su prominente nariz. De esta manera entre apareció en la lupa el implicado.
No fue fácil ubicarlo, sobre todo porque el sujeto no tenía residencia fija. Sabían que vivió cerca de El Acuerdo, en el barrio Giovinazzo y que en ese entonces estaba en una “tapera” de Villalonga, pero no tenían mayores rastros.
La llave de todo fue una denuncia por violencia de género por parte de su actual pareja, con quien compartía vivienda en la casa de su suegra, en el barrio Fátima de Garupá. Con ese se la búsqueda se acotó significativamente
La joven dijo que era su novia, pero que lo habían echado de la casa. Finalmente, mediante una guardia de varias comisiones policiales, el 4 de diciembre Narizchata fue atrapado en la Terminal de Transferencia de Miguel Lanús.
En su poder tenía un arma blanca tipo puñal y en el lugar donde había estado alojado secuestraron un par de zapatillas y una remera coincidentes con la ropa que tenía el asesino en las cámaras de seguridad.
Más tarde la joven que lo había implicado también declaró en sede judicial y dijo que la persona que aparece en el video es él imputado, lo que constituye el elemento más contundente en su contra hasta el momento.
De todas formas la familia de la víctima siempre dudó que sea el asesino.

El crimen
Según lo reconstruido por las autoridades, el sábado 10 de noviembre a la madrugada, Jonathan Ramírez se bajó de un colectivo urbano en la parada ubicada sobre la colectora de la ruta nacional 12. Desde allí caminó junto a su asesino un par de cuadras, hasta la intersección con la avenida Salvador Miqueri, donde se produjo el ataque fatal.
La estocada no quedó registrada debido a que sucedió detrás de un camión abandonado. Sólo se ve que el agresor siguió por Miqueri caminando como si nada hubiera pasado. Más adelante una filmación de una casa revela cómo el responsable pasa corriendo con una remera oscura y un pantalón claro, según el testimonio de la propietaria.
Joni pidió ayuda en un hotel que está allí, pero según sus familiares, los trabajadores del lugar no le abrieron y cayó malherido. Una ambulancia lo llevó hasta el Hospital Ramón Madariaga, donde falleció en horas de la tarde.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina