Prestes tenía condena por abuso y era buscado por huir de un penal en Brasil

Viernes 21 de febrero de 2020 | 06:00hs.
El velorio estaba previsto que iniciara ayer por la noche en una vivienda del paraje Laguna Azul. | Foto: Fabian Acosta
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

Mientras casi un centenar de personas, entre vecinos y efectivos de la Unidad Regional XII de la Policía de Misiones, continúan con los distintos rastrillajes por parajes y caminos rurales de la localidad de Dos Hermanas en busca del brasileño Valdir ‘Cuerero’ Prestes (34), acusado de degollar a su ex pareja Sonia Fátima Cerpa (40) delante de las dos pequeñas hijas de la mujer, la novedad más fuerte que se conoció ayer tiene que ver con los antecedentes penales que registra el prófugo en su país. 
Según pudo saber este medio en base al entrecruzamiento de datos que realizó la fuerza policial provincial con autoridades de la Policía Militar y Civil de Brasil se pudo establecer que ‘Cuerero’ tiene vigente un pedido de captura por fugarse de la Penitenciaria Montenegro, en Rio Grande Do Sul, donde cumplía una condena por abuso sexual desde el año 2016. 
Lo que suponen los investigadores es que Prestes habría buscado refugio al poco tiempo de su escape del penal en Misiones. Además se sabe que en la actualidad era conocido en Dos Hermanas por realizar diversas artesanías con cuero de vaca. 
Hasta ayer por la noche, efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Unidad Regional VIII se habían sumado a las tareas de búsqueda del brasileño, y que según manifestaron los familiares de la víctima, estaría escondido no muy lejos de la chacra donde vivía Sonia y su familia (Ver Robaron ropas...). 
Por otro lado, ayer por la tarde el cuerpo de Sonia fue entregado a sus familiares luego de las diligencias forenses en la Morgue Judicial de Posadas y se esperaba que a las 21 iniciara el velatorio en el paraje Laguna Azul. 
En torno a la autopsia, hasta al cierre de esta edición no habían trascendido detalles del informe preliminar de la misma, aunque por lo que se presume Sonia habría recibido cerca de 20 lesiones cortantes, además de la herida que presentaba en el cuello. 
Otro detalle que se buscaba esclarecer a partir de los estudios era determinar si la mujer fue abusada sexualmente estando sin vida, debido a una serie de especulaciones que hicieron familiares de la víctima, quienes dijeron haber encontrado a Sonia sin su ropa interior y sin pollera al momento de toparse con el femicidio.
Por otro lado, en el avance de las pesquisas por este caso, el miércoles por la tarde recuperó la libertad un hombre que fue apuntado como supuesto cómplice de Prestes y que en teoría habría trasladado en motocicleta al femicida hasta la vivienda de la víctima el día del salvaje ataque. 
Además se hizo entrega a la Policía de un teléfono celular que pertenecería al acusado y que por estas horas es analizado. 
En tanto que una psicóloga asistió y brindó contención a las dos hijas de Sonia. Y ambas permanecen bajo resguardo de sus tíos en Dos Hermanas. 

Relación previa
Según lo que se reconstruyó hasta el momento, Sonia Cerpa (40) y Valdir Prestes habían tenido una relación hasta hace poco tiempo. La mujer estuvo viviendo un mes en la casa de su presunto asesino y lo abandonó porque sufría violencia de género. Así, retomó la relación con el padre de sus hijos. 
“Con Cuerero éramos vecinos, pero nunca nos hablamos. No parecía ser un bandido tan violento”, sostuvo Roberto Cerpa, hermano de Sonia (40) y ex concejal de Bernardo de Irigoyen. 
“Es un hombre que prácticamente secuestró a mi hermana y la tuvo treinta días. Después ella volvió a su casa con su pareja”, confirmó. 
El aberrante crimen ocurrió en horas de la mañana del martes, en una chacra de la localidad de Dos Hermanas, a la altura de la ruta provincial 18. Sonia fue hallada asesinada por su concubino, quien había vuelto a almorzar después de trabajar. 
Una vez que los efectivos de la comisaría de Dos Hermanas fueron advertidos, recorrieron unos 45 kilómetros, la mayoría por tierra, para constatar la escena. Estaba tirada en el patio y, según detallaron fuentes del caso, falleció desangrada debido a un corte de arma blanca en el cuello.
Quien orientó la investigación y dio detalles de lo ocurrido fue la hija mayor de la víctima, de apenas 7 años. Ella y su hermana menor vieron toda la secuencia y huyeron al monte para refugiarse del agresor.
La pequeña, en una declaración que deberá ser constatada y judicializada, expresó a los uniformados que horas antes había llegado al lugar un hombre que conocen simplemente como ‘Cuerero’ y se puso a hablar con su madre. 
Esa conversación se convirtió en discusión y terminó de la peor forma posible. Dijo que en medio de la pelea el sujeto sacó un arma y abrió fuego contra su mamá, aunque no la hirió.  No conforme con eso, extrajo desde sus prendas un cuchillo, tomó de los pelos a la mujer y la asesinó. 
El miércoles por la tarde, los familiares hicieron una movilización en la Comisaría de Dos Hermanas para pedir justicia. 


El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina