Por un lado fue la fiesta de los hinchas de Boca y por el otro la violencia de los barrabravas

Miércoles 5 de diciembre de 2018 | 11:00hs.
El micro de Boca partió esta madrugada a Madrid, para disputar la tan truncada y esperada Súper Final de la Copa Libertadores. Y como es costumbre, una multitud de hinchas despidieron al equipo xeneize con cantos y festejos. Realizaron el tradicional banderazo y acompañaron al micro en caravana hasta el aeropuerto.

Pero la otra cara de la despedida, fueron los barrabravas. Sin lugar a dudas, empañaron la alegría de los hinchas que fueron a alentar al equipo y del plantel Xeneize que viajaron un tanto angustiados por el desorden y la violencia.

La primera postal, se destaca por los fuegos artificiales y bengalas que decoraban el cielo, y los cantos de la gente –jóvenes, adultos y niños- que alentaba a los jugadores a asomarse por las ventanas del micro y acompañar el festejo. Pero la otra postal, la que arruinó la fiesta fue la de los barrabravas que comenzaron a colgarse del micro mientras éste intentaba salir a la autopista rumbo al aeropuerto. Ahí comenzó el descontrol. Rafael Di Zeo –líder de los barrabravas plantó
el desorden en lo que iba a ser una gran fiesta.

La policía comenzó su accionar, despejando a los hinchas que se metían frente al micro y los que se colgaban también. Una vez que el colectivo llegó a la autopista, algunos autos querían acompañar en caravana al aeropuerto pero la policía les cerró el paso (ya que tenían montado un operativo de seguridad) y eso provocó más incidentes, los hinchas se enojaron y comenzaron a arrojar piedras a la policía, que respondió con balas de goma. Los enfrentamientos tardaron más o menos dos horas en disiparse.

Finalmente, la fiesta que el hincha de Boca organizó para despedir a su equipo, quedó nuevamente empañada por culpa de unos pocos. De todas maneras, el plantel se llevó todo el amor de sus simpatizantes a Madrid para disputar el domingo la gran final contra River.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina