Por los caminos del vino argentino

Domingo 2 de agosto de 2020 | 10:00hs.
Al pensar en un lugar donde viajar después de la cuarentena vienen a la mente cientos de paisajes tanto exóticos como nacionales, y la lista de deseos aumenta conforme pasa el tiempo. Pero todos esos destinos que llegan a la mente no sólo están conformados por bellas vistas, sino que la cultura y tradiciones hacen un todo perfecto. Y es así como algunas regiones son conocidas por sus olores y sabores, que encantan a extranjeros y a los mismos habitantes de la zona.

El vino por ejemplo, es una de las tentaciones que llama a muchos a planificar su agenda para cuando pase la pandemia y recorrer las provincias con el mejor sabor a uva. Pasar unas vacaciones en una región vitivinícola es una experiencia imperdible para cualquier amante del vino. De hecho, 14% de la comunidad viajera indicó en una encuesta realizada por la plataforma Booking.com que les gustaría recorrer bodegas en algún viaje, cuando todo pase.

Es un hecho indiscutible que los viñedos y los paisajes increíbles van de la mano. Después de todo, una visita a una bodega se trata menos de beber y más de sentir los aromas, degustar y saborear, además, claro está, de explorar los viñedos. Hay destinos donde los viajeros podrán degustar la producción local, aprender sobre vinos de gran calidad e impresionar a los invitados de una cena al regresar con un souvenir traído de una bodega. Booking.com identificó algunos de esos destinos argentinos de pura cepa que sobresalen por texturas, cuerpo, aromas y sabores.

De bodegas tradicionales
Si bien el malbec tuvo su origen en Francia, prosperó rápidamente en el clima de Mendoza. Y no es de extrañar que el vino de esta zona sea frutado: las uvas de esta región se nutren del sol 300 días al año. La provincia de Mendoza se ubica en el quinto lugar en la lista de deseos actual de viajes de los argentinos. La comunidad viajera recomienda hacer los caminos del vino, conociendo sus secretos, realizando catas, visitando pequeños y grandes productores inmersos en increíbles paisajes para así conocer el ADN de la provincia

Además, cuenta con un camino de ciclovías que une el centro de la ciudad de Mendoza con sus alrededores. De esta forma, los amantes del vino pueden conocer las tradicionales bodegas y disfrutar de sus paisajes, realizando circuitos especiales en bicicleta, mientras visitan pequeñas localidades, parques y bosques.

Brindar en el Valle de la Luna
San Juan es otra de las grandes productoras de vinos del país. Se caracteriza por sus días soleados, 300 al año. Por lo cual el paraguas no es muy necesario pero sí los anteojos de sol y un buen bronceador. En la provincia reina el viento Zonda y su oferta enoturística invita a recorrer tradicionales viñedos, antiguas y modernas bodegas y degustar los mejores vinos y espumantes sanjuaninos.

Las bodegas que integran la Ruta del Vino se ubican en los alrededores de la capital provincial donde se observan establecimientos vitivinícolas tradicionales y otros de vanguardia. También hay bodegas –y viñedos- en un marco natural de inquietante belleza, donde los emprendimientos son de tipo boutique. Una amplia gama de varietales se producen en sus bodegas e introducirán al turista en un mundo de complejos sabores para conocer todo el proceso de elaboración desde la vid hasta la botella.

Además de sus vinos es reconocida por el Parque Natural Provincial Ischigualasto, más conocido por Valle de Luna, por ser uno de los mejores lugares para realizar astroturismo por la claridad de sus cielos y por su reconocida Fiesta Nacional del Sol. Su ciudad capital es la más deseada por los turistas que visitan la provincia según un reciente estudio de las listas de deseos de viajes hechas por los viajeros enBooking.com.

Torrontés, la insignia argentina
Al característico encanto de su valles, sus colores, su cultura, paisajes y su gente se suman sus bodegas de la mano de su reconocida y característica oferta gastronómica. En Salta madura la cepa del Torrontés, vino blanco que se distingue por su intenso aroma y sabor frutados. Esta variedad alcanzó una expresión única en suelo salteño, convirtiéndose en la uva blanca insignia de nuestro país.

Hoy en día los viñedos se extienden por más de 3300 hectáreas entre los departamentos de Cafayate, San Carlos, Cachi, Molinos y La Viña. Zonas óptimas para el cultivo y producción del Torrontés y otras cepas como el Cabernet Sauvignon, Malbec, Tannat, Bonarda, Syrah, Barbera y Tempranillo con lugares y paisajes muy llamativos como los de la Quebrada de las Flechas, Quebrada de las Conchas y pueblos centenarios con una enorme riqueza cultural que se expresa en su música y artesanías.

Visitas, históricas construcciones y catas para todos los gustos son las opciones que ofrece la provincia. La provincia de Salta fue elegida, por viajeros de todo el mundo, como uno de los diez destinos para descubrir durante el 2020. Los viajeros destacaron su colorida arquitectura colonial, paisajes e iglesias. Asimismo, Cafayate fue clasificada por la comunidad viajera de Booking en 2019 entre los destinos nacionales con mejores anfitriones.

Fino y espumantes
Neuquén se destaca por sus increíbles y destacados destinos turísticos como San Martín de Los Andes, Villa La Angostura y Villa Traful. Pero además, posee un importante desarrollo vitivinícola. La zona de San Patricio del Chañar cuenta con viñedos propios que se dedican a la elaboración de vinos finos y espumantes. Esta zona de estepa posee un clima y suelo óptimo para el desarrollo vitivinícola.

La calidad de los vinos ha merecido numerosos reconocimientos nacionales e internacionales. Las variedades que mejor se han adaptado al clima son: Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Pinot Noir, Chardonnay y Sauvignon Blanc. Varias de sus bodegas, además, ofrecen visitas turísticas y la posibilidad de degustar alguno de los platos típicos de la zona o una buena picada.

Destino de los sueños
A través del camino del vino en la provincia de Córdoba se pueden descubrir los valles turísticos y encontrarse con la vitivinicultura local.

Por su destacada calidad, los vinos cordobeses resaltan cada vez más a nivel nacional, y son reconocidos y premiados internacionalmente. El vino cordobés posee una impronta diferente según las diversas regiones: el norte cordobés, las Sierras Chicas, Traslasierra, Calamuchita y Punilla. En sus viñedos se destacan el Malbec, Cabernet Sauvignon, Pinot Noir e Isabella (frambua), entre otros.

Son 18 las bodegas y productores artesanales de vino que ofrecen visitas guiadas en sus establecimientos, catas y maridajes con platos regionales. Además, muchos de ellos completan la experiencia con actividades al aire libre, restaurantes de primer nivel y la posibilidad de descansar en sus hoteles y hospedajes. Así, Córdoba suma otra propuesta a las innumerables atracciones que presenta la provincia y que la transforman en uno de los destinos favoritos de los argentinos durante cualquier época del año.En 2019 la provincia fue elegida por una encuesta independiente hecha por Booking.com como el destino de los sueños, por los argentinos, para las vacaciones de verano.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina