Por la mejora del clima empieza a bajar el agua en el Litoral

Domingo 13 de enero de 2019
Condiciones climáticas estables, cielo nublado, situación social controlada, defensa finalizada en Santa Margarita. En pocas palabras, el subsecretario de Protección Civil de la provincia de Santa Fe, Antonio Moyano, describió ayer el panorama en el Norte provincial. Ello se replicaría al resto de las zonas afectadas por las inundaciones en el resto del Litoral.
El funcionario consignó que en algunas zonas “el agua está bajando” y “hay personas que estuvieron evacuadas que ya están retornando a sus viviendas”, en diálogo con el diario El Litoral, luego de mantener una reunión con el presidente comunal de El Nochero, Fernando Díaz.
Personal de Senasa recorre el centro norte del departamento 9 de Julio para analizar el impacto de la crisis hídrica en la agricultura, comprobando la existencia de grandes pérdidas y complicaciones.
El relevamiento por los distritos permitió observar daños en el 100 por ciento de los cultivos en Gregoria Pérez de Denis y Santa Margarita, cerca del 95 por ciento en Gato Colorado y aproximadamente el 85 por ciento en San Bernardo y Villa Minetti.
Lotes de algodón, soja, girasol en su mayoría se ven afectados en su totalidad por la lluvia caída en los últimos días, a lo que se le agrega la gran masa de agua que llega desde el oeste (la zona de Santiago del Estero) y permanece en la zona rural, amenazando a los cascos urbanos.
A esto hay que sumarle la crítica situación que está atravesando el sector ganadero del departamento en el distrito San Bernardo, que es el principal productor. En algunos campos ya no quedan lugares secos y en consecuencia es necesario sacar los animales a los caminos vecinales.
Por su parte, el Inta se refirió a la situación. “En el Norte de Santa Fe, las precipitaciones acumuladas en enero alcanzaron los 400 milímetros y en los últimos 30 días llovió, en determinadas zonas, el promedio anual”. Las abundantes lluvias registradas se suman al agua que se escurre desde Chaco y Santiago del Estero, lo que complica aún más la situación. También advirtió sobre el riesgo que implican estos excesos hídricos superficiales en los cultivos y ganado en la zona.

Ayuda nacional
Se conoció además que el Gobierno de la Nación amplió la ayuda a las poblaciones de las provincias de Chaco, Corrientes, Santa Fe y Santiago del Estero afectadas por las inundaciones que se registran en las zonas litoraleñas como consecuencia de los recurrentes temporales de los últimos días. Participan el Ejército, Prefectura y Gendarmería con recursos humanos y vehículos de gran porte para facilitar las evacuaciones de los vecinos que deben abandonar sus domicilios.
Efectivos del Ejército continuaron asistiendo a familias chaqueñas afectadas por las inundaciones, con la ayuda de camiones de gran porte para el traslado de evacuados y la instalación de cocinas de campaña para la distribución de alimentos. Otras cuadrillas intervienen en la ciudad correntina de Curuzú Cuatiá para ayudar en el traslado a lugares de alojamiento de los vecinos afectados por las tormentas y la crecida de los arroyos que debieron abandonar sus casas.


Abogan por la solidaridad

El arzobispo de Resistencia, Ramón Dus, pidió a los fieles ser solidarios con las personas afectadas por las inundaciones de las últimas semanas en esta región del país.
Desde fines de 2018 y lo que va de 2019 las precipitaciones se han acentuado en el litoral central de Argentina provocando graves inundaciones en las provincias del Chaco, Corrientes, Entre Ríos y Santa Fe.
“Que esta ocasión sea realmente para todos una oportunidad para compartir entre muchos, también una gran ocasión para la solidaridad y la cercanía”, expresó Dus.
Además de pedir a Dios la fortaleza necesaria para quienes sufren, el arzobispo llamó a vivir la “grandeza en el corazón y se visibilice nuestra dignidad en afrontar con esperanza esta situación especial”.
En ese sentido, Cáritas Argentina pidió aportes económicos, alimentos no perecederos y ropas para ayudar a los afectados de la región del Litoral.

80%

De la deforestación en el país .
Ese es el porcentaje de extracción del bosque nativo en la Argentina que concentran las provincias de Santiago del Estero, Salta, Chaco y Formosa, según Greenpeace.

Greenpeace culpó a la deforestación Greenpeace advirtió que las inundaciones que sufren provincias del Norte y el Litoral del país se deben al aumento de las precipitaciones por el cambio climático y a la destrucción de los bosques nativos, la esponja natural, por el avance de la frontera agropecuaria.
“Las inundaciones que se sufren todos los veranos no son un fenómeno natural, son consecuencia del cambio climático y de que Argentina sea uno de los diez países del mundo que más deforestan. Estamos perdiendo a nuestra esponja natural por el avance descontrolado de la soja y la ganadería intensiva. Menos bosques es sinónimo de más inundaciones”, señaló Hernán Giardini, coordinador de la Campaña de Bosques de Greenpeace.
Un estudio del Instituto de Tecnología Agropecuaria reveló que una hectárea con bosque chaqueño absorbe en una hora 300 milímetros de agua, mientras que una con pasturas 100 milímetros y una con soja tan sólo 30 milímetros.
El 80 por ciento de la deforestación del país se concentra en cuatro provincias del norte: Santiago del Estero, Salta, Chaco y Formosa, según los datos de la prestigiosa ONG.
La principal causa es el avance de la frontera agropecuaria y gran parte de la producción (soja transgénica y ganadería intensiva) es exportada hacia Europa y China.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina