Por el camino del mundo para recobrar la salud

Viernes 20 de septiembre de 2019 | 08:00hs.
El cambio, tiempo en carne viva, puede barrer como huracán toda certeza o mecerla en suave tremolina revisando pasados y creencias. 
Como sea, dejar atrás lo conocido es siempre un cimbronazo que tendrá la intensidad proporcional a la resistencia.
“Una decisión de cambiar es siempre difícil, pero los cambios no tienen por qué ser malos, este cambio fue lo mejor que me pudo suceder”, comentó Uwe Dirigl sobre la aventura que emprendió con su esposa Claudia de recorrer el mundo a bordo de una motorhome Mercedes Benz Sprinter.
La pareja tenía casa, parientes, trabajo, amigos, en la ciudad alemana de Nüremberg, pero de un día para otro tocó desarmar lo hecho y afrontar lo nuevo.
“Como en el 2008 me diagnosticaron una enfermedad del corazón, los médicos me dijeron que tenía que cambiar de vida, que así no iba a ir muy lejos. Yo tenía una compañía de programación y sistemas para computadoras, era mucho estrés, vivía para trabajar”, contó el hombre de 55 años, en una pausa de su itinerario a El Territorio, en una charla un poco en castellano, algo en inglés y con muchos gestos y risas. 
Es que su camioneta con la inscripción ‘Alemania’ y la patente extranjera llama la atención y el viajero es presto a conocer gente.
 “En 2009 ya habíamos vendido todo lo que teníamos y compramos la camioneta, fue una decisión que había que tomar porque era una cuestión de salud, mi esposa me apoyó y se puso al frente del cambio y hoy somos los más felices del mundo”, dijo mientras esperaba a que su compañera volviera de hacer unas compras. 
Relató que de Alemania el vehículo que sería su nuevo hogar salió en barco por el puerto de Hamburgo hacia América del Norte. “Un tiempo recorrimos Europa, después Canadá, y cada país de este continente, ya llegamos a Ushuaia y estamos subiendo de nuevo, así arribamos a Misiones, estuvimos en los saltos del Moconá y en la Fiesta del Inmigrante en Oberá”. Comieron en varias casas típicas y quedaron fascinados con los ballets y la gastronomía, “fue una casualidad encontrar la fiesta, Claudia lo vio por internet y fuimos, es único”, describió.    

La huella
A su paso por cada patria, en cada jornada y paisaje, Uwe fue mejorando la salud, “el cambio en el estilo de vida fue inmenso, pasamos de tener una casa grande a vivir en una camioneta con lo necesario. Es hermoso vivir así, una vida sencilla, con lo justo, muy barata. Me volví más fuerte y los médicos me dijeron que mi corazón está bien, viajar me salvó la vida”.
En su estadía por Uruguay, los Dirigl sumaron un integrante, una perra mestiza a la que llamaron Mía. “No tenemos hijos, ella es un amor, es la que habla castellano bien”, bromeó y precisó que cuando salió de su país sabía su idioma madre y un poco de inglés y andando empezó a aprender más términos y maneras de vivir y costumbres.
“Nos quedamos hasta mañana o pasado y vamos para Paraguay, estuvimos tres años y medio en el norte y seis años en Sudamérica, me gusta más la gente del sur. En Latinoamérica la gente es amable, amistosa, confiada, se hace amigos fácil. Hay solidaridad, es un gran aprendizaje, es muy fácil encarar la vida así rodeado de buena gente, hicimos grandes amigos”.   
Se declaró fanático de River Plate, “a mucha gente le gusta Boca pero en mi ciudad todos somos de River por (Javier) Pinola, que jugó diez años en el Nüremberg, allá es una estrella, esperamos que vuelva aunque sabemos que ya está un poco grande”. 
Con una década de vida itinerante, reflexionó que la distancia  de los seres queridos es algo que a veces pesa, pero que en general  tener el mundo como hogar aliviana y deja espacio para otras experiencias. 

Bitácora

Claudia, Uwe y Mía
El trío errante registra las experiencias de sus viajes en la página de internet www.cu-on-tour.de
Allí se encuentran fotografías y videos de los sitios visitados, más las impresiones de sus protagonistas.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina