Pocas lluvias hoy, mejora con sol para el fin de semana

Viernes 14 de septiembre de 2018 | 06:30hs.
Alfredo Yaquinandi

Por Alfredo Yaquinandi Computador Científico

El Niño es un fenómeno climático estacional. Su inicio en el continente sudamericano suele tener lugar cerca de la Navidad, de allí su nombre. Lamentablemente la pauperización de la meteorología que sufrimos en nuestra provincia por razones meramente políticas ha generado recientemente pronósticos de granizos, inundaciones y temporales como si el mero anuncio de El Niño fuese a alterar de hoy para mañana las condiciones atmosféricas, e impactos severos, como los ocurridos con el Niño 2015/16, estuviesen por repetirse.

Debemos considerar que venimos de meses de lluvias escasas derivadas de un transitorio enfriamiento del océano Atlántico y que podemos comprobar en la aguda bajante del río Paraná y en la situación de emergencia por sequía que sufren Chaco y Formosa y parte del NOA.

Afortunadamente para Misiones y gran parte del Litoral, el lento y gradual calentamiento del océano Pacífico ha generado depresiones cálidas con intensos vientos del Oeste que desplazaron durante el invierno los lluviosos frentes patagónicos hacia el Litoral, manteniendo abundante humedad en los perfiles.

Pero esos frentes ya han cumplido su ciclo anual, y en primavera sendos centros de alta presión en el Atlántico suelen frenar su desplazamiento hacia Misiones acentuando los vientos del NE.

Simultáneamente, la corriente cálida de Brasil ha devuelto las lluvias a las costas brasileñas y nos promete un aumento de las lluvias en Misiones tan pronto como los vientos roten al NE, situación que se espera a partir del jueves 20, provocando lluvias intensas en nuestra provincia (100 a 150 milímetros), seguidas de un fuerte aumento térmico que llevará las temperaturas a 26º de mínima y 36º de máxima, provocando estrés vegetal.

Sin embargo, este fenómeno de El Niño está calificado como débil, con lo que los eventos de lluvias torrenciales y repentinas, propias de un verano con El Niño no serán lo habitual, sino que la característica del verano será de lluvias frecuentes y cortas sin llegar a excesivas.

Granizo recién a fines de mes

Pero para que haya granizo se requiere, además, de elevada humedad en las altas capas de la atmósfera (cuanto más altas circulen, más bajas serán las temperaturas), y de un fenómeno que se denomina acreción: consiste en que se van congelando gotitas de agua alrededor de minúsculos cristales de hielo que suben y bajan dentro de las nubes de tormenta.

Para ello se requieren temperaturas nocturnas altas a nivel del suelo, y fuertes corrientes de vientos verticales en las nubes (generadas por las elevadas diferencias de temperatura entre el suelo y la alta atmósfera), y ninguna de estas condiciones está presente actualmente, aunque es posible que se desarrollen con las intensas precipitaciones de fines de mes, cuestión que analizaremos en próximos pronósticos.

El riesgo de heladas tardías en primavera se encuentra anulado por la presencia de temperaturas más cálidas que lo normal en la superficie de ambos océanos.

Los próximos días

Habrá lluvias todavía hoy, cortas, débiles y aisladas en zonas Sur y Centro y más prolongadas, pero sin pasar de 10 milímetros en el Norte misionero.

La nubosidad estará en disminución hoy a la tarde, y para el fin de semana estará parcialmente soleado y ya sin lluvias.
Las temperaturas mínimas se mantendrán frescas entre 14 y 16º, y las máximas estarán en lento y gradual aumento con 23º hoy y 25 o 26º para el próximo domingo.

No habrá refrescadas la próxima semana y las temperaturas mínimas no bajarán de 13 o 14º, con lo que el riesgo de heladas es nulo. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina