Pignatiello se alzó con su tercera medalla dorada y la natación cerró un torneo soñado en Lima

Domingo 11 de agosto de 2019 | 00:50hs.
Foto: AP

En lo que representaron sus primeros Juegos Panamericanos, Delfina Pignatiello sumó el sábado su tercera medalla de oro en la natación de Lima, al imponerse en su especialidad de los 1.500 metros libres, tras un largo y emocionante duelo con la veterana y múltiple medallista en estas justas, la chilena Kristel Kobrich.

La argentina de 19 años tenía más energías y terminó primera, con un tiempo de 16 minutos y 16,54 segundos. Korbrich, de 34 años, llegó con 16.18.19 para llevarse la plata y la estadounidense Rebecca Mann arribó tercera con 16.23.23 para adjudicarse el bronce.

Tras la prueba, Pignatiello mostró su mano derecha a las tribunas con los tres dedos levantados, el número de oros que suma en Lima. Antes esta chica había ganado las finales de los 400 y 800 metros estilo libre.

“Se sufrió, se sufrió, la verdad”, reconoció Pignatiello ante los periodistas. “Siempre disfruto mucho de correr con alguna rival (en referencia a Kobrich), siempre le da ese plus extra a la carrera para hacerla llena de adrenalina y correr con más ganas”.

Desde luego, hizo un balance positivo de su aparición en Lima. “Estoy muy contenta de todo mi rendimiento en este torneo que se hizo largo, pero por suerte lo di todo en todas mis carreras”, señaló. “Ahora a disfrutar de todo esto”.

Una gran faena para el equipo femenino de natación albiceleste en los Panamericanos, que también sumó el oro con Virginia Bardach, la más veterana, en los 200 metros mariposa durante la jornada inicial.

“Son tantas horas, tanto esfuerzo, tanta dedicación, no sólo yo, de todo el equipo, de todo el cuerpo técnico”, destacó la tricampeona argentina. “Estoy ‘recontra’ contenta no solo por mi rendimiento, sino por el de la selección; creo que es un récord de medallas desde la primera jornada”.

Pignatiello aseguró que se había sentido con fiebre la noche anterior a la prueba, pero dijo que “hay veces que la cabeza manda más que cualquier sensación corporal”.
“Me dije ‘Delfi, hoy (sábado) es el último día y hay que darlo todo’”, contó.

Oriunda de la ciudad bonaerense de San Isidro, Pignatiello comenzó a nadar a los 12 años. A los 16 logró imponer una nueva marca nacional en su país en los 800 metros estilo libre. En ese mismo 2016 asistió al campeonato mundial de piscina corta, en que quedó sexta.

En la víspera después de formar parte del relevo 4x200 estilo libre femenino que cruzó cuarto la final, sus otras tres compañeras bromeaban que Delfina era la “chiquita” del equipo, aunque ahora era una de las protagonistas.
El cierre para la natación argentina fue soñado por los chicos de la posta 4x100 integrada por Gabrich, Morell, Grassi y Buscaglia, terminaron terceros en la final y ganaron la medalla de bronce.


"Delfi" superó lo hecho por Ana María Schultz (oro en 200 metros libres y 400 metros libres en Buenos Aires 1951) y Héctor Domínguez (200 metros pecho en 1951 y en México 1955) para transformarse en la nadadora argentina con mayor cosechas de medallas de oro en los Panamericanos.


De este modo, el grupo de nadadores argentino igualó la mejor cosecha general de medallas de oro en unos Panamericanos que se había dado con cuatro preseas en Buenos Aires 1951. En esta ocasión, Pignatiello se colgó tres y Virginia Bardach la restante en los 200 metros mariposa.
A lo largo de 18 ediciones de los Panamericanos, la natación sólo había podido acumular nueve medallas de oro. En Lima 2019 sumó cuatro e incrementó ese número total hasta trece.


Además de los mencionados Domínguez y Schultz, los otros oros en natación antes de estos Panamericanos fueron de Dorotea Turnbull (200 metros pecho en Buenos Aires 1951), José Meolans (100 metros estilo libre en Santo Domingo 2003 ), Georgina Bardach (400 metros combinados en Santo Domingo 2003) y Federico Grabich (100 metros estilo libre en Toronto 2015).

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina