Pese a las críticas, Bolsonaro insiste en hacer vida normal

Jueves 26 de marzo de 2020
Bolsonaro, cada día más cuestionado.
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, siguió la estrategia de Donald Trump e instó a los brasileños a reanudar su vida normal para proteger la economía, pese al aumento de los casos de coronavirus.
Desafiando la recomendación médica de mantener el distanciamiento social, Bolsonaro arremetió contra los gobernadores estatales que ordenaron cerrar tiendas y escuelas para frenar la pandemia que amenaza con colapsar al sistema de salud en la nación más grande de América Latina.
“Nuestra vida debe continuar, se deben mantener los trabajos, se debe preservar el sustento de las familias”, dijo Bolsonaro en un discurso televisado a nivel nacional. “Debemos volver a la normalidad”.
La estrategia de Bolsonaro es una apuesta de alto riesgo, ya que el sistema de salud pública en Brasil no cuenta con fondos suficientes y no está equipado de la forma adecuada para manejar la posible afluencia de personas enfermas si el coronavirus se propaga rápidamente, como sugieren algunos expertos en salud.
Ayer, mientras se reportaban once nuevos muertos por el Covid-19 en Brasil elevando la cifra a 57 víctimas mortales y 2.433 contagiados, el presidente brasileño criticó que “las empresas no están produciendo nada”, e instó a que el comercio debería reabrir y abogó por el aislamiento sólamente para quienes pertenecen al “grupo de riesgo”, como ancianos y personas con enfermedades previas. 
El martes también había vuelto a crititar el cierre de escuelas como medida de prevención, pese a que según una encuesta de la Unesco, 156 países cerraron sus esccuelas por el Covid-19.

Reunión clave de gobernadores
Los 27 gobernadores de Brasil se reunieron ayer para determinar los rumbos políticos del país luego de la crisis abierta por el presidente Jair Bolsonaro, que se opone a las medidas de restricciones de circulación y actividad económica por la pandemia de coronavirus.
“La reunión ocurre dada la gravedad de la situación del país y el comportamiento del presidente de la República”, explicó el gobernador de San Pablo, Joao Doria.
“Lamento que el presidente prefiera escuchar a su gabinete del odio que a su gabinete del sentido común”, expresó Doria, quien había sido tildado de “lunático” por Bolsonaro por su decisión de poner a San Pablo en cuarentena. El duelo es especialmente significativo porque Doria ganó las elecciones de 2018 apoyando decididamente a Bolsonaro.
Dos aliados clave de Bolsonaro, los gobernadores de Goias, Rolando Caiado, y de Santa Catarina, Carlos Moisés Da Silva, de derechas, le han quitado el apoyo al presidente y su nueva embestida sobre el combate al coronavirus adoptada en los estados. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina