Persisten las demoras en el puente internacional

Domingo 9 de junio de 2019 | 01:00hs.
La espera se prolongó por horas y anoche había decenas de autos sobre el viaducto. | Foto: Facundo Correa
Se inauguró esta semana un nuevo centro de frontera con 14 casillas para salir de Posadas rumbo a Encarnación, Paraguay. Sin embargo, a pesar de que muchos se esperanzaban con que esa podía ser la solución a las largas filas para ingresar o salir del país, la obra no produjo tal efecto.
Durante toda la jornada de ayer la espera se hizo sentir tanto para salir como para ingresar al país, aunque la demora fue eterna para quienes querían ingresar a la Argentina. En horas de la tarde-noche, la fila de autos y colectivos esperando hacer el control migratorio cubría todo el Puente Internacional San Roque González de Santa Cruz.
“Hice dos horas y media de cola en la Aduana de Paraguay y ahora que pasé esa primera etapa la fila para hacer el control de Aduana argentino está en el ingreso al puente. Es una barbaridad”, le dijo un lector a El Territorio que se comunicó desde el puente.
“Al no haber mototaxis, los taxis paraguayos toman el lugar, se adelantan en la fila y en contramano hasta llegar donde haya otro taxi que siempre los deja entrar. Hay una situación de arbitrariedad y peligro total”, contaron quienes entrada la noche de ayer todavía esperaban para ingresar a Posadas.
Sobre el puente había familias completas con niños y colectivos de larga distancia provenientes de Asunción y con destino final en Buenos Aires, a quienes el viaje estimado en 18 horas se les prolongaría por casi 24. 
“El problema es del lado argentino, tengo entendido que la demora se produce porque liberan en ciertas cantidades el paso. No es inconveniente del lado paraguayo”, dijo Rodolfo Retori, responsable de Migraciones de Paraguay.
Este medio se comunicó ayer con autoridades fronterizas en pos de explicaciones, pero hasta el cierre de esta edición nadie había respondido, mientras cientos de personas esperaban llegar a su hogar. 
Ya el viernes hubo problemas para quienes querían trasponer la frontera. Desde el mediodía y hasta la noche, alrededor de 200 mototaxistas encarnacenos cerraron el acceso del lado paraguayo. 
La medida inhabilitó el paso por el ducto que conecta a ambas naciones. Hubo gritos, forcejeos y hasta algunos incidentes entre quienes aguardaban el cruce. Ese día, el motivo del corte se debió a que “los mototaxistas no quieren hacer el cruce migratorio porque demoran mucho, pero para cruzar de un país a otro, el trámite de migración es un requisito legal”, explicó Fernando Cafasso, director nacional de Asuntos de Frontera. 
“Hace mucho tiempo que la Argentina, en las reuniones de Comité de Integración, viene haciendo reclamos acerca de los problemas que ocasiona la manera de trabajar de los mototaxistas. Cruzan sin hacer ningún tipo de control migratorio y afectan a la seguridad vial”, agregó el funcionario.
El hecho es que con la reciente inauguración de las casillas migratorias y el 50% de las obras finalizadas, las autoridades argentinas exigen el cumplimiento de la norma. 
“Desde Paraguay nos reclamaban que perdían mucho tiempo y que no teníamos la infraestructura necesaria para soportar el cruce. Ahora que se agilizó el paso fronterizo, creemos que deberían cumplir con las normas viales y de migraciones”, expresó Cafasso. “La protesta nos tomó por sorpresa porque lo que están pidiendo es el no cumplimiento de la ley”, insistió.
En tanto, la medida concretada por los mototaxistas encarnacenos se levantó de manera forzosa, con la intervención de las fuerzas de seguridad de Paraguay, quienes obligaron a los manifestantes a retirarse y la desarticulación del corte generó algunos incidentes. Al finalizar el corte, los mototaxistas no descartaron cortes sorpresivos esta semana. En tanto, otro factor que influyó ayer en la espera es que los sábados, domingos y feriados no funciona el tren internacional que une ambas cabeceras.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina