Pericias avalarían accionar de policía que disparó al aire en Mártires

Jueves 9 de abril de 2020 | 06:30hs.
Varios vecinos defendieron el accionar del policía implicado.
Por Daniel Villamea

Por Daniel Villamea Corresponsalía Oberá

El aporte de varios testigos y las pericias técnicas avalarían el accionar del policía que el domingo por la noche efectuó dos disparos al aire para disuadir a un grupo de personas que violaron la cuarentena obligatoria y luego atacaron a dos efectivos de la comisaría de la localidad de Mártires. 
Incluso, El Territorio accedió a una fotografía donde se observan claramente las marcas de los golpes con el plano de machete que padeció uno de los uniformados agredidos. 
Se trata de un documento contundente que corrobora que el efectivo fue atacado por la espalda. 
Tal como publicó este matutino en su edición de la víspera, el último domingo los dos uniformados fueron atacados por una patota integrada por al menos diez sujetos, entre mayores, menores y una mujer, a la altura del anfiteatro municipal de Mártires. 
Los desacatados violaron la cuarentena ordenada en el marco de las restricciones por la pandemia del Covid-19 y agredieron a los policías con palos, machetes y piedras, según coincidieron varios vecinos. 
En clara inferioridad numérica, los efectivos se vieron rodeados y recibieron varios golpes. El oficial cayó al suelo, siguieron golpeándolo y apenas atinó a cubrirse la cabeza, ante lo cual recibió varios planazos de machete en la espalda.  
Por ello, el subalterno que lo acompañaba temió lo peor y se vio obligado a sacar su arma reglamentaria y efectuar un primer disparo que no logró disuadir a la turba, que recién se replegó con un segundo disparo al aire. 
Recién entonces el suboficial asistió a su superior y se trasladaron por sus medios hasta la comisaría. 

“Actuó en defensa propia”
Parte de los malandras fueron identificados y acusados de desorden, agresión y lesiones, aunque al otro día la madre de uno de ellos denunció a los policías por abuso de autoridad.    
En consecuencia, como indica el protocolo, la superioridad le retiró el arma al policía que efectuó los disparos, quien ahora afronta una causa administrativa interna, en paralelo al expediente judicial. 
Asimismo, deberá someterse a un estudio psicológico, según las pautas del reglamento de la fuerza. 
Al respecto, vecinos de Mártires expresaron su respaldo a los uniformados y entre el martes y ayer se presentaron en la comisaría para testificar en consecuencia. “Si el policía no hacía esos disparos, los mataban. Actuó en defensa propia y de su compañero”, fue la frase coincidente asentada en el informe que será elevado a la Justicia, según averiguó este diario.  
De todas formas, la superioridad decidió relevar al oficial que estaba a cargo de la comisaría, una decisión que también sorprendió a los vecinos. 
En tanto, el martes personal de la División Criminalística realizó pericias en el lugar del hecho y se descartó que los disparos hayan impactado en alguna vivienda, como hicieron trascender allegados a los vándalos que protagonizaron el incidente. 
Consultados al respecto, desde la Unidad Regional II mencionaron que “los testimonios y las pericias indican que el personal actuó según el reglamento, pero habrá que esperar el dictamen de la Justicia respecto a la denuncia por presunto abuso de autoridad”.  
Respecto de los violentos, hasta el momento fue detenido un mayor y otro se halla prófugo, al tiempo que dos menores fueron restituidos a sus padres, mientras se espera identificar a los demás. 

Apoyo vecinal 
Desde el lunes, gran cantidad de vecinos de Mártires vienen expresando su respaldo a los policías y cuestionando el accionar de un grupo de sujetos que violan sistemáticamente la cuarentena, entre los que se hallarían los hijos del polémico presidente del Concejo Deliberante de Mártires, Hugo Amilcar Cabrera, el mismo que el mes pasado desafió la orden del presidente de la Nación de quedarse en casa.  
Fue así que el domingo, pasadas las 22, la comisaría local recepcionó el enésimo llamado alertando sobre el movimiento de personas en la zona del anfiteatro, requerimiento al que asistieron un oficial y un subalterno.
Ambos se dirigieron a pie, puesto que el móvil se hallaba en el control de ruta dispuesto en el marco de la cuarentena. Una vez en el lugar los uniformados trataron de persuadir a los infractores, aunque éstos se tornaron violentos y los atacaron. 
“Los dos policías andaban a pie y cuando llegaron al anfiteatro fueron atacados por los delincuentes. Eran por lo menos diez y los rodearon con palos, piedras y machetes. Los insultaron y golpearon, y si no uno hubiera disparado al aire los mataban. Fue de terror. Pero resulta que ahora los policías están sancionados”, opinó Ester Sosa (44), testigo del hecho. 
Por su parte, otro vecino comentó que “ahora sancionan al policía que disparó al aire, siendo que tendrían que reconocerlo porque le salvó a su compañero. Es una injusticia que lo castiguen por hacer lo correcto”.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina