Peón rural fue ultimado a puñaladas en un campamento de Colonia Luján

Sábado 14 de diciembre de 2019
El hecho fue alertado a la Policía ayer a la madrugada, cerca de las 1.30, por un compañero de la víctima. | Foto: Policía de Misiones
 Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Un homicidio sacudió la tranquilidad en el paraje Colonia Luján de Garuhapé ayer a la madrugada y toda la zona era testigo de una serie de rastrillajes y operativos de búsqueda para dar con los posibles autores del caso.
La víctima del hecho fue identificada como Avelino Delgado Duré (57), de nacionalidad paraguaya, quien estaba trabajando y pernoctando en un campamento emplazado en un predio con plantación de mandioca ubicado en cercanías a tierras que pertenecían a la ex fábrica de jugos Citrex SA, que dejó de funcionar a mediados de la década del 90.
Según lo que pudo reconstruir El Territorio en base a diversas fuentes consultadas, la Policía tomó conocimiento del caso cerca de las 1.30 de la madrugada de ayer, cuando un hombre llamó a la seccional local y alertó que un compañero de trabajo suyo se encontraba sin vida en una de las dos carpas que están instaladas en el mencionado predio.
De inmediato, una patrulla de la comisaría de Garuhapé se dirigió hasta lugar y allí constataron que en uno de los campamentos yacía el cuerpo sin vida de un hombre al cual a simple vista se le observaban varias lesiones de arma blanca.
La situación motivó el pedido de apoyo de otras dependencias en el lugar, como así también el trabajo de especialistas en Criminalística en la escena del hecho.
En el caso también intervino un médico policial que examinó el cadáver y dictaminó que la víctima presentaba al menos cuatro heridas punzocortantes, algunas de ellas con una profundidad de unos cinco centímetros, todas localizadas en la región posterior del tórax, es decir, en la espalda.
Al margen de ello, las autoridades judiciales que ahora están al frente del caso ordenaron que el cuerpo sea trasladado a Posadas para el correspondiente examen de autopsia que permitirá establecer en forma fehaciente las causales de muerte, como así también otros signos sobre el cuerpo que puedan orientar la investigación.
En este contexto, mientras los criminalistas trabajaban en la escena en busca de más pistas, otra comisión policial comenzó con las labores de campo tendientes a reconstruir qué sucedió en el lugar durante esa madrugada mortal.
De esta forma, los efectivos pudieron saber que Delgado Duré compartía esa carpa con otras dos personas que casualmente durante la madrugada abandonaron el campamento.
A unos 150 metros de allí, en tanto, había otra carpa en la cual pernoctaban varias personas más, la mayoría de ellas de nacionalidad paraguaya, a las cuales se les tomó testimonio y pudieron obtener algunos datos más, tanto de la víctima como de las otras dos personas que ahora aparecen como sospechosos y están siendo intensamente buscados por distintas zonas de Garuhapé y localidades aledañas.
Si bien la investigación recién comienza y aún se aguarda la realización del examen de autopsia al cuerpo de la víctima, algunos investigadores consultados por este matutino señalaron que la región en la que estuvieron localizadas las puñaladas pondría sobre el tapete la posibilidad de que Delgado Duré haya estado durmiendo cuando fue atacado por él o los asesinos.
Para avanzar en este aspecto es que también será importante el examen de autopsia, ya que en esa instancia los forenses también podrán detectar si la víctima registra lesiones en otras partes del cuerpo que puedan inferir la posibilidad de que intentó defenderse o no.
Una fuente consultada ayer señaló que aparentemente uno de los sospechosos incluso pasó por el otro campamento de peones y reconoció que había matado a Delgado Duré, pero hasta el momento todo es materia de investigación y dar con los sospechosos apuntados es lo que devela a los pesquisas involucrados.
Mientras tanto, en la escena, una precaria vivienda de madera a dos aguas con techo de lona y piso de tierra, los especialistas en criminalística trabajaron durante varias horas, al igual en que en zonas cercanas, con el objetivo de encontrar más pistas, entre ellas el arma homicida.
En este contexto, para la búsqueda de los sospechosos se montó un amplio operativo por Garuhapé y localidades aledañas de la cual participan tanto los efectivos de la comisaría local, como de otras seccionales dependientes de la Unidad Regional VI de la Policía de Misiones.
De los implicados bajo sospecha, las fuentes indicaron que uno sería oriundo de la zona, mientras que el otro sería compatriota de la víctima.
Se trata de una zona alejada del caso urbano y con mucha vegetación, por lo que la Policía realizaba varios rastrillajes en pleno monte en busca de los sospechosos.
En el caso interviene el Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Rico, a cargo del magistrado Manuel Balanda Gómez.


Claves del caso

Escena. El hecho ocurrió dentro de una precaria vivienda donde la víctima pernoctaba temporalmente mientras trabajaba en un predio con plantación de mandioca en Colonia Luján.

Sospechosos. La víctima dormía en esa carpa junto a otras dos personas que desaparecieron y ahora son los principales sospechosos. Uno es misionero y el otro paraguayo.

Búsqueda. Efectivos de la comisaría de Garuhapé, con apoyo de otras dependencias, realizan un operativo de búsqueda y rastrillajes para dar con los sospechosos y el arma homicida.



En cifras

4

Los profesionales que examinaron el cadáver divisaron cuatro heridas punzocortantes en la espalda de la víctima, algunas de ellas de profundidad.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina