Paula Quirós, en el camino olímpico hacia Tokio 2020

Martes 8 de enero de 2019 | 13:58hs.
La misionera también buscará estar en los Panamericanos de Perú. | Foto: Gentileza
Por Roxana Ramírez 
deportes@elterritorio.com.ar

Para la apostoleña Paula Quirós (30) el 2018 fue la confirmación de que está en el camino correcto, y este flamante año la encontró con una agenda internacional marcada por un gran objetivo en el ciclismo de montaña: lograr la plaza para estar en Tokio 2020 y vestir la celeste y blanca en la cita deportiva más importante del planeta.

La misionera sabe de sacrificios y apenas amanecido este enero, su ruta olímpica la llevó a Mendoza, tierra que hace dos años la adoptó como centro de sus entrenamientos junto al equipo Gili Bike.

“Veníamos viajando con un chico de Apóstoles (a Mendoza) y no podía creer que ya empezó el año y hay que empezar a correr”, dijo risueña Paula. Es que la semana pasada, tras las fiestas -estuvo un mes y medio en Misiones-, emprendió viaje a tierra mendocina, comenzó sus entrenamientos y el 27 de este mes tendrá su primera prueba de fuego en un año clave.

“Es la primera carrera de la temporada, la Copa de Chile, que otorga puntos UCI ( de la Unión Internacional de Ciclismo) para el ranking olímpico”, explicó.

Metas de peso internacional
El entusiasmo se le nota. Es que Paula tuvo un ‘parate’ en su exitosa carrera deportiva enfocada en recibirse de arquitecta y lo hizo posible en el 2014; un año después retomó con fuerza en el alto rendimiento y volvió a ganarse un lugar en la selección nacional y actualmente es la número 2 del ranking argentino y la 41ª a nivel mundial en Damas Elite.

“El año pasado fue buenísimo para mí, en la mayoría de las carreras me fue bien, algunos resultados que se me dieron los esperaba recién para este año, así que un poco sorprendida, pero muy contenta”, compartió la misionera, medallista en panamericanos, campeonatos nacionales y copas internacionales.
Es que no es para menos su alegría, ya que en el 2016 Paula se sumó a la escuela Gili Bike y en un proceso de dos años recuperó un terreno internacional, a base de mucho trabajo y empeño, y claramente por sus condiciones innatas. “Corro desde chica, paré un tiempo para estudiar, y siento que recién ahora estoy volviendo a tener un nivel alto; mi cuerpo tiene memoria”.

México, el suelo prometido
La Copa de Chile ya está a la vuelta de la esquina, pero el calendario de la misionera tiene un redondo marcado en rojo para el 7 de abril, día en que correrá el Panamericano de ciclismo de montaña, a realizarse en México.
“Es el primer gran objetivo del año y el segundo es el Campeonato Argentino; ahí se va a definir quién viaja a los Juegos Panamericanos en Lima”, detalló Paula.
“Estoy muy enfocada para que en el Panamericano me vaya lo mejor posible”, añadió. Es que justamente este certamen es de clasificación directa para Tokio, pero de todas maneras la plaza es para el país, no para el corredor, por lo que habrá que esperar hasta mayo del año que viene y si se consigue obtenerla, se hará un clasificatorio entre los argentinos a ver quién será el representante olímpico.

En esta modalidad del ciclismo, el ciclo olímpico dura dos años. “Empezó en el 2018, en mayo, y termina en el 2020 en el mismo mes, y ahí se define si el país logra la plaza o no. La otra forma de clasificar, que no es de manera directa, es a través del ranking de mujeres y de hombres, y hay que lograr que Argentina esté dentro de los 21 países a nivel mundial, por sumatoria de puntos que otorga cada carrera internacional”, explicó la misionera.

Para Paula, estos años fueron de viajes y mucho entrenamiento, por lo que extrañar a su Apóstoles es constante, pero sabiendo que “es algo que tengo que hacer si quiero conseguir las metas”.

“Me recibí en el 2014 de arquitecta, trabajé un tiempo y hasta el 2017 hice las dos cosas, trabajaba y entrenaba, y fue el momento en el que mi entrenador Ignacio Gili me hizo el planteo ‘si querés llegar a esos objetivos de alto rendimiento tenés que enfocar todas tus energías en eso’ y tuve que decidir... y desde al año pasado estoy enfocada sólo en la bici y lo haré por lo menos hasta el 2020”, reflexionó.

Es que Paula sabe que tiene que explotar sus condiciones en este momento en el alto rendimiento porque “en la carrera deportiva es más fácil tener una fecha de vencimiento, yo no me planteo dejar de correr nunca, pero llega un momento en que el cuerpo te dice que tenés que bajar un cambio y espero que todavía me aguante un poquito más”, afirmó, sabiendo que el enfoque está dando sus frutos.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina