“Pasaban los días y esta persona nos iba pidiendo cada vez más plata”

Miércoles 4 de diciembre de 2019
Richard con la camiseta del Vadalares.
Agustín Mazo

Por Agustín Mazo fojacero@elterritorio.com.ar

Arcindo Márquez y su esposa Luisa Rotela vendieron casi todo lo que tenían en su chacra. Durante meses sacrificaron los ahorros de toda una vida de esfuerzo y dedicación en el trabajo en el sector tabacalero con tal de poder ver cumplido el sueño de su hijo Richard de triunfar como futbolista.
Gracias la mediación de un amigo que jugaba en Buenos Aires, el adolescente de 17 años logró tener una prueba en la capital del país y el 2 de enero viajó para entrevistarse con un cazatalentos que lo sedujo a él y a toda su familia con la promesa de un futuro prometedor en poco tiempo en Europa.
Pero los casi 400.000 pesos en efectivo que los padres giraron durante más de siete meses al supuesto representante de jugadores y entrenador para gastos del joven desde su estadía en Buenos Aires y posterior corto periplo en Portugal terminaron siendo un suculento botín para un hombre, que luego abandonó al chico en el viejo continente y que no hizo otra cosa más que dejar prácticamente en la ruina a una familia misionera.
En diálogo con El Territorio, la madre del joven no ocultó la bronca y la indignación por el accionar del estafador, a quien identificó como Ricardo Luis Guzmán.
Según los dichos de la mujer, las pruebas comenzaban el 4 de febrero en un centro deportivo en donde esta persona trabajaba en Capital Federal. Un mes antes el joven viajó a la capital para quedarse en una pensión junto a otros chicos de la provincia. Se supo incluso que Guzmán habría reclutado deportistas de El Soberbio, San Vicente y Puerto Esperanza.
“Empezamos pagando la pensión de 8.000 pesos y cuando mi hijo llevaba 16 días allá él nos llamó y nos dijo que el profe quería que viajemos para que le hagamos el pasaporte, ya que según él mi hijo estaba preparado para jugar en el fútbol de afuera”, comentó la madre que además remarcó que debió pagar 70.000 pesos por el valor de un pasaporte comunitario.
“Pasaban los días y esta persona nos iba pidiendo cada vez más plata para el pasaporte comunitario. Los primeros tres meses pagamos la cuota de una tal pensión que en realidad era una casa que se caía a pedazos. Luego se mudaron de lugar y nos empezó a pedir 10.000 pesos por mes y fue ahí que nos pidió que hiciéramos una rifa”, agregó la mujer.
También comentó que una vez que comenzaron a quedarse sin dinero, la familia que toda su vida se dedicó al rubro tabacalero organizó una fiesta en Fracrán en donde se juntó mucho dinero. Todo ese monto recaudado fue directo a Guzmán.
“Hicimos una fiesta que los vecinos nos colaboraron, hicimos rifas y vendimos todo lo que teníamos, vendimos vacas, terneros, vendimos todo”, recordó afligida.
En torno a las deudas que contrajo con muchos vecinos del pueblo que se solidarizaron con la causa de la familia, la mujer contó que la semana pasada devolvió 70.000 a dos conocidos que la ayudaron.

Viaje a Europa
Meses después finalmente se concretó el ansiado viaje del chico al Club Vadalares, institución ubicada en el municipio de Vila Nova de Gaia, distrito de Oporto, en donde estaría a prueba unas semanas en compañía de Guzmán.
“En Portugal estuvo un mes. La primera semana pasó bien, después Guzmán se volvió a la Argentina y mi hijo empezó a comer sólo pan con fiambre hasta completar el mes, porque me pedía plata para comer y tenía que mandar en euros y ya no teníamos más de donde sacar”.
Con la ayuda de sus vecinos, los padres del futbolista lograron juntar dinero para poder pagar el viaje al país nuevamente del joven, quien en su momento desestimó una oferta de Olimpo de Bahía Blanca para formar parte de las inferiores de dicho club.
La madre añadió que denunciaron al representante ante la Comisaría Primera de San Vicente, aunque aclaró que en la actualidad no cuenta con medios para poder solventar los gastos de un abogado que lleve adelante el caso de su hijo.
Según agregó Luisa, otros chicos misioneros también viajaron al mismo país de Europa para distintas pruebas y que la mayoría ya regresó sin lograr tener un lugar en Portugal.

Oportunidad
Enterados de la historia de Richard, el Club Crucero del Norte se puso en contacto con la familia del futbolista y lo invitó a presentarse en el predio del conjunto colectivero en Santa Inés mañana por la tarde para una prueba formal. Desde el club comentaron que esperan con esto poder dar una mano a la familia y al propio chico.


Falsas prueba en Santa Fe

Otro antecedente de denuncia de estafa trascendió a fines de marzo pasado, cuando padres de un grupo de 50 jóvenes futbolista de varios puntos de la provincia denunciaron a un hombre que prometió que sus hijos iban a realizar una prueba para los clubes Rosario Central y Newell's en la provincia de Santa Fe. Estas nunca se realizaron a pesar que los tutores desembolsaran grandes sumas de dinero al supuesto captador.
Este último no volvió a ser visto por los denunciantes, a pesar del escrache que se le hizo en redes sociales. "En total fueron 50 chicos de distintos clubes de Posadas y hasta alguno de Paraguay. Los que salían de acá iban a probar supuestamente en Rosario Central y los clubes niegan cualquier tipo de vínculo con esta persona", había comentado Laura, madre de uno de los chicos que se había anotado en aquel momento para la falsa prueba.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina