Para repeler los peligros

Martes 14 de enero de 2020
Foto: Nicolás Oliynek
Como si quisiera demostrar que el juego está en su ADN, la niña se aferra al espiral del parque de El Brete y podría pensarse que se niega a crecer. Que, cual Peter Pan, prefiere volar en un universo pensado sólo para divertirse. Y es entendible. Está de vacaciones y su desarrollo depende en buena medida del esparcimiento. Bueno sería que, al igual que las chicas de la foto, todos los niños puedan disfrutar de jugar al aire libre, de hacer ejercicio y entretenerse sanamente. Que ninguno deba preocuparse por la plata que le falta a su familia (si tiene una), por la comida, por la ropa, por un techo seguro, por la falta de afecto o por su integridad física y emocional. Que, así como el espiral humeante aleja a los mosquitos, el espiral del parque aleje los peligros.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina