Para fines de julio se espera un pico de cuadros respiratorios en Misiones

Martes 16 de abril de 2019
Hospitales y Caps conforman red para mejorar la atención.
Griselda Acuña

Por Griselda Acuña interior@elterritorio.com.ar

Está en marcha una nueva edición de la Campaña  de Prevención y Promoción de las Infecciones Respiratorias Agudas Bajas-2019 (Irab), cuyo programa representa una estrategia fundamental para disminuir la mortalidad infantil, la cual desde hace dos años se mantiene por debajo la media nacional. Si bien es una fortaleza para el sistema sanitario provincial, su lanzamiento se da en el marco del retraso de la llegada de la vacuna antigripal, también clave para combatir la influenza.
La Secretaria de Salud de Nación se había comprometido a enviar las dosis para mediados de este mes, pero todavía no llegaron.
“Las infecciones respiratorias agudas bajas son la tercera causa de muerte en causas prevenibles en niños menores de 2 años”,  indicó el coordinador del programa Irab, Guillermo Rolón, a lo cual agregó la importancia de respetar el calendario de vacunación. A las recomendaciones le sigue el lavado de manos, evitar el humo de tabaco y  la ventilación de la casa. “Cumpliendo estas recomendaciones se reducen mucho los casos de enfermedades respiratorias”, insistió el médico.
Consultado sobre cuándo podría darse en Misiones el pico de cuadros respiratorios, sostuvo a El Territorio: “Va variando todos los años, por eso es un poco difícil este tema, realmente hubo años como  2016, que fue grave y se nos anticipó; habitualmente en Misiones se da entre la semana 26 y la 30, es decir, fines de julio y agosto”.
Rolón detalló que en 2018  se registraron 19.100 casos  de síndrome bronquial obstructivo, una cifra que no debe subestimarse. Justamente, la finalidad del programa es disminuir la morbimortalidad, es decir, que haya menos enfermos y en caso de contraer la enfermedad, evitar la muerte. Las estadísticas marcan que las enfermedades respiratorias siguen siendo la tercera causa de muerte.
Consideró que la demora en la campaña de vacunación -cuanto más tarde se aplica, más tarde se genera el efecto preventivo- no provocará un incremento en los casos respecto al año pasado, ya que el virus de la influenza no es el más importante, “sino el sincicial respiratorio, adenovirus y la bronquiolitis, que afecta a menores de 2 años y si no es diagnosticada a tiempo, en cuestión de horas se muere ese chiquito”.

Recurso humano
El Programa Irab fue creciendo paulatinamente en los 16 años de trayectoria que ostenta; comenzó con 19 efectores adheridos y en la actualidad cuenta con 240 centros de salud y 42 salas de internación abreviada (SIA)
Las SIA son espacios físicos dentro del Hospital o Centros de Atención Primaria de la Salud (Caps) que cuentan con personal capacitado y guardia las 24 horas para atender la problemática de las enfermedades respiratorias, donde los casos más recurrentes son la bronquiolitis y la neumonía en niños menores de 6 años.
Además, Rolón recomendó respetar el calendario de vacunación obligatoria, el lavado de manos, evitar el humo de tabaco y  la ventilación de la casa. “Cumpliendo estas recomendaciones  se reduce mucho  los casos de enfermedades respiratorias”, recalcó.
En materia de fortalecimiento del recurso humano, “se ha logrado incorporar a los Caps municipales y a los profesionales  y personal de salud de la provincia, como médico, enfermeros, kinesiólogos, y armar una red  de trabajo en la provincia y con los municipios”.

Vacuna antigripal
Si bien no hay información oficial sobre la distribución de las vacunas para prevenir la gripe, se estima que llegarán a la provincia mañana, es decir, antes del feriado por Semana Santa. En Misiones, la población objetivo es de 250.000 personas. 

Primeros fríos llegarán recién después de Semana Santa

Desde la Dirección de Alerta Temprana dependiente del Ministerio de Ecología habían manifestado en diálogo con este medio que recién después de Semana Santa llegarían los primeros fríos a Misiones. “Los pronósticos basados en modelos climatológicos indican que para abril, mayo y junio, en nuestra región tanto las precipitaciones como las temperaturas medias estarían por encima de lo normal”, había manifestado el director, Daniel Fernández Catá.
Fernández Catá sostuvo que los primeros indicios del otoño comenzarían a notarse después de Semana Santa, pero todavía sin temperaturas muy bajas.
“Seguiríamos entonces con un rango de temperaturas de entre 20 y 30 grados, y recién después de Semana Santa, última semana de abril, volveríamos a tener mañanas frescas”, explicó. Se esperan mínimas entre 15 y 17 grados y máximas de 24 a 27 grados por las tardes extendiéndose esto a mayo. Finalmente, afirmó que los frentes polares se harán esperar: “Recién en junio tendríamos frío, con algunos breves lapsos de temperaturas debajo de los 10 grados y tardes que no superarían los 20”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina