“Pagué dos años mi departamento, pero hoy debo 400.000 pesos más”

Domingo 10 de febrero de 2019 | 05:00hs.
Los tomadores de crédito UVA deben hacer malabares para seguir manteniendo su propiedad.
Victor Piris

Por Victor Piris vpiris@elterritorio.com.ar

El sueño de la casa propia terminó en una pesadilla que se potencia mes a mes. Los tomadores de créditos hipotecarios se muestran muy angustiados por los constantes aumentos de las cuotas que deben afrontar mes a mes. En variados casos destacan que los valores llegaron a duplicarse, pero sus sueldos subieron mucho menos. En tanto, lo que más los atemoriza es el crecimiento de sus deudas, que no podrán pagar en el plazo que proyectaron hace pocos meses atrás.

“La mayoría de los que tenemos un crédito UVA lo sacamos en 2017. El Gobierno y los bancos habían prometido que las cuotas nunca iban a superar el 30% de los sueldos. Y que iba a ser similar a un alquiler. Pero en el último año la cuota me subió cerca de un 47% y las paritarias que tuvimos estuvieron apenas por encima del 20%”, comentó Silvia, una tomadora de un crédito UVA en Posadas.
La entrevistada pidió conservar su anonimato porque “no creo ser una voz con más derechos que otros. Todos los que sacamos un UVA estamos en la misma”.

Remarcando su preocupación por la suba de las cuotas remarcó “Yo empecé a pagar el préstamo hace dos años y hoy debo 400.000 pesos más que desde el principio. Miro lo que pagué y es como que no contara. Mi deuda crece mes a mes”, relató.
Silvia explicó que accedió a un préstamo UVA para la compra de un departamento. Para la compra de su casa propia debió vender su automóvil, ya que el banco le exigía tener ahorros para acceder al crédito. “La mayoría de la gente que sacó un UVA tuvo que pedir prestado o vender sus autos. En mi caso compré un departamento de un dormitorio, que tiene pocos metros cuadrados y no está en el centro”.

La entrevistada resaltó que hoy la preocupación es lograr un control sobre los aumentos. “Que las cuotas suban, pero no por encima de lo que sube nuestro sueldo. Para colmo en las provincias ganamos menos de lo que puede ganar otro profesional en Buenos Aires u otra ciudad grande. Las cuotas se deben ajustar, pero teniendo en cuenta lo que ganamos”.

Silvia contó que tras las fuertes subas de cuotas de los préstamos, hay una consulta constante con otros tomadores de créditos en todo el país. “Acá en Misiones todavía nos estamos conociendo, pero en otras provincias ya formaron grupos o asociaciones. Hay mucho contacto por las redes sociales y nos vamos pasando noticias sobre proyectos para que podamos seguir pagando las cuotas”, explicó.
Comentó en tanto que en la mayoría de los casos los tomadores tienen atado su crédito a su cuenta sueldo. “Lo primero que el banco debita es la cuota del crédito. Pero aunque no fuera así, creo que la mayoría dejaría de pagar cualquier cosa con tal de seguir pagando el crédito de su casa”, acotó.

En cuanto a la problemática de los créditos UVA, se explicó que en los últimos años hubo una gran cantidad de proyectos que se acercaron a nivel nacional. Algunos proponen una compensación hipotecaria para asegurar que los tomadores estén protegidos ante una disparada inflacionaria como la que hubo en 2018.

En tanto se razona que la propuesta, que hasta ahora destaca el Gobierno, de refinanciar las deudas no es la mejor. “No creemos que sea la mejor opción porque de esa forma la deuda sigue creciendo sin control. Yo proyecté mi crédito en 15 años, hay otra gente que pidió 20 o 30 años cada caso es diferente. Y en función de lo que puede ganar cada uno. Creo que lo mejor es que se contengan las subas en las cuotas, que se tenga en cuenta el valor de nuestros salarios”, remarcó la entrevistada. 

“Hay personas que están muy complicadas”

El presidente de la Asociación de Inquilinos de Misiones, Adrián Torres, explicó en diálogo con el programa radial Acá te lo Contamos, por Radioactiva FM, que deudas hipotecarias en UVA son una consulta creciente. “Hasta el momento hemos recibido 27 consultas puntuales sobre los créditos UVA. Hay personas que están muy complicadas, en su gran mayoría hacen lo imposible por pagar”, dijo.

Torres explicó que hay diferentes situaciones entre los afectados. “Hay personas que no pueden pagar, personas que tienen que volver a alquilar y la verdad que también los alquileres no están nada baratos. Y la situación es muy compleja para quienes no tienen un techo”. Torres recordó que “mucha gente con el objetivo de solucionar su problemática habitacional a confiado en estos créditos y hoy se encuentran en una situación muy desfavorable. Están teniendo que juntar un valor realmente alto con respecto a lo pactado en su momento”. Detalló por otra parte que “hay gente que empezó pagando cuotas de 5.000 pesos y hoy tienen que pagar un poco más del doble en su cuota, se complica porque los salarios no han acompañado la inflación”.


En Rosario sugieren un nuevo sistema de actualización

En Rosario los tomadores de créditos hipotecarios UVA, afectados por los aumentos desmedidos, se reunieron el viernes con el defensor del Pueblo, Raúl Lamberto, para explicarle los inconvenientes que enfrentan ante los incrementos de las cuotas y solicitaron que se avance en la modificación del sistema de cálculo de actualización de las mismas. 

Los afectados explicaron durante la reunión que, ante el aumento de los montos, la solución que otorga la ley consiste en extender el plazo por un 25 por ciento del tiempo originario, pero destacaron que actualmente eso implicaría sólo una disminución del 15% del valor de las cuotas, debiendo ellos afrontar los costos de la modificación de la hipoteca.

Adujeron que ese beneficio se licuaría en el corto plazo y, como son deudas tomadas apenas hace uno o dos años y tienen un plazo de 20 o 25 años, no creen que sea ahora una posibilidad a considerar.

Por otra parte, los deudores expresaron su preocupación por la posibilidad de que los bancos puedan vender las hipotecas, según se había anunciado oficialmente.

Menos solicitantes en carrera

Por otra parte esta semana trascendió que de los 40.000 beneficiarios del plan Procrear Ahorro Joven, que había sólo quedan 10.000 que pudieron cumplimentar con todos los requisitos a lo largo de un año de poner su dinero a plazo fijo durante 12 meses para que se lo transformen en UVA (Unidad de Valor Adquisitivo) y ahora ven como con sus ahorros no llegan a comprar literalmente nada. Parte de esos solicitantes se han unido y autoconvocado a través de foros y grupos de internet para compartir información y denunciar lo alarmante de su situación. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina