Padre de la bebé internada se abstuvo en indagatoria

Viernes 17 de enero de 2020 | 08:05hs.
El padre de la beba internada desde la semana con lesiones cuyo origen tratan de establecerse se abstuvo de declarar ayer y ahora la Justicia citará a declarar a la madre de la niña, quien hoy la acompaña en su internación. 
Tal como adelantó El Territorio, el hombre identificado como Marcos N. (30) fue trasladado ayer a la mañana hasta los estrados judiciales para prestar declaración indagatoria y en esa instancia optó por guardar silencio, tal como lo ampara su derecho. 
La audiencia fue llevada adelante por el magistrado Miguel Ángel Faría, titular del Juzgado de Instrucción Cuatro de Apóstoles que actualmente está subrogando el Juzgado de Instrucción Cinco de la localidad Leandro N. Alem. 
Según consignaron fuentes consultadas por este mututino, la investigación por el caso continuará y adelantaron que la madre de la niña también será citada a prestar declaración indagatoria como sospechosa. 
La mujer se encuentra al cuidado de la bebé en el hospital de Pediatría de Posadas y, a modo preventivo, cuenta custodia policial, añadieron las mismas fuentes. 

Golpeada
El caso salió a la luz el jueves de la semana pasada, cuando una muchacha de 24 años acudió al hospital Samic de Alem con su pequeña hija. Los galenos observaron en la niña hematomas en el rostro en primera instancia y traumatismos y fracturas mediante estudios posteriores.
De inmediato, los médicos activaron el correspondiente protocolo y la Policía tomó intervención en el hecho, que a su vez notificó de lo sucedido a la Justicia. La primera medida fue la detención del padre de la niña ante la posibilidad de que las lesiones hayan sido producto de maltrato familiar de parte del hombre.
Desde ese día el hombre está detenido y ayer compareció ante la Justicia, pero al margen de ello las fuentes indicaron que las investigaciones continúan en proceso y se siguen analizando diversos elementos que por el momento no permiten cerrar el caso sobre una sola hipótesis. 
Esto se traduce en que por ahora los pesquisas no se animan a desligar por completo a la madre de la niña, razón por la cual también será citada a declarar. 
Las fuentes aseguraron varios indicios que podrían poner en duda el accionar de la mujer, entre ellos el testimonio de algunos vecinos que afirmaron haber oído llantos durante el día previo a la internación de la niña, momento en que aparentemente el hombre no estaba en el lugar. 
De igual forma, estos testimonios fueron dados ante la Policía y ahora esos vecinos serán citados a declarar ante la Justicia, donde sus relatos podrían tomar un mayor valor para la causa. 
También mencionaron que la muchacha posee una registro por maltrato en perjuicio de otro hijo que tuvo durante una relación anterior, pero aquí nuevamente aparece la cautela de los pesquisas al señalar que en esa ocasión hubo denuncias cruzadas entre ella y su ex pareja.
En paralelo a la investigación, afortunadamente la niña muestra mejoras en su estado de salud a tal punto que ya salió de la terapia intensiva y ahora se encuentra internada en sala intermedia. 
Además, las mismas fuentes indicaron que las primeras evaluaciones médicas descartarían que la niña padezca de una enfermedad genética, aunque ya se solicitaron los estudios específicos que permitirán establecer fehacientemente este punto. 
En consecuencia, de confirmarse que las lesiones no fueron producto de una enfermedad o afección, sólo quedaría sobre el tapete la posibilidad de las agresiones y maltrato, lo cual encaminaría definitivamente la investigación hacia sus padres. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina