Pablo Schoenfisch negó haber baleado a sus padres

Jueves 30 de julio de 2020 | 06:30hs.
Schoenfisch hijo siendo trasladado a declarar en mayo. | Foto: Franco de Olivera
Pablo Schoenfisch (18), joven acusado de asesinar a su madre Faustina Antúnez (56) y balear en la cabeza a su padre, el ex intendente de Santiago de Liniers, Arnoldo Schoenfisch (59), fue trasladado ante la Justicia en la víspera para dar su versión de los hechos.

Según trascendió, en una ampliación indagatoria ante el juez Roberto Saldaña, titular del Juzgado de Instrucción Uno de Eldorado, negó haber baleado a sus padres, desligándose así del matricidio. Se trata de la primera vez que se incorporan sus palabras al expediente, puesto que cuando fue imputado, se abstuvo de declarar.

‘Pablito’ Schoenfisch, también medio hermano del actual intendente de la localidad, Miguel Ángel Szunkowski -hijo de Antúnez- está alojado en la Unidad Penal Tres de la Capital del Trabajo.

Se lo acusa de homicidio agravado por el vínculo y homicidio en grado de tentativa agravado por el vínculo, delitos que prevén prisión perpetua.

Según detallaron fuentes del caso, en los próximos días se deberá definir su situación procesal.

Las pruebas en su contra, sobre todo las testimoniales de personas cercanas a él y su familia, son contundentes, por lo que todo indica que podría recibir la prisión preventiva, lo que implicaría que siga el proceso tras las rejas.

Sin embargo, ayer expresó que “todos ellos mienten”.

Contundentes testimonios
Según se desprende de la instrucción, una empleada doméstica expresó que Pablo había anunciado en varias oportunidades que iba a asesinar a sus padres e incluso desafiaba diciendo que “ni se van a enterar”. La mujer trabajaba desde hace cuatro años con la familia, por lo que conocía en profundidad tanto a las víctimas como al presunto parricida.

La trabajadora también señaló que una semana antes había encontrado un arma debajo del colchón del imputado y que, preocupada por la situación, se lo manifestó a Tina Antúnez. Fue en esa instancia que su patrona le comentó sobre la desaparición de una tarjeta de débito, ampliando que creía que Pablo le estaba robando dinero.

Se cree que fueron unos 40.000 pesos los sustraídos y eso coincide con lo que manifestó uno de sus amigos: que los días previos al crimen Pablito, como lo conocían, andaba con mucho dinero.

La mujer también dijo que había encontrado prendas de vestir escondidas, lo que motivó un nueva allanamiento y el hallazgo de lograron incautar un gorro, una bufanda y, justamente, un par de guantes de lana con cuerina.

Al respecto, un ex gendarme cercano a la familia también declaró formalmente ante las autoridades que en una reunión familiar el joven le preguntó puntualmente cómo se manipulaba un arma y cómo se hacía para no dejar rastros al disparar.

Los elementos unidos toman mucha relevancia y acorralan al acusado, según entienden los investigadores.

Además de estas declaraciones, un informe pericial consignó que se hallaron restos de pólvora en el pantalón que el muchacho vestía al momento de su detención.

El hecho ocurrió el jueves 14 de mayo, minutos después de las 4, en la vivienda de la pareja ubicada sobre la calle Belgrano de Santiago de Liniers.

Las víctimas recibieron un disparo de calibre 38 que, literalmente, les atravesó la cabeza a la altura de la sien, aunque la mujer falleció a las horas en el Hospital Samic de Eldorado y el hombre pudo ser derivado a Posadas.

En el Hospital Madariaga, Schoenfisch estuvo internado un total de nueve días, en los que se determinó que perdió la vista en los dos ojos.

El hombre declaró ante la Justicia, pero no pudo brindar precisiones sobre lo ocurrido. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina