Ordenaron la captura internacional del paraguayo que macheteó a su ex

Lunes 29 de junio de 2020 | 03:00hs.
Fany resultó con fractura expuesta y graves cortes de machete en una de sus piernas tras el ataque. | Foto: Norma Devechi
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

A más de una semana de haber sido brutalmente atacada a machetazos por su ex pareja, Fany L. (29) fue dada de alta del hospital Samic de Puerto Iguazú, nosocomio al que ingresó con fractura expuesta y severos cortes en una de sus piernas.

El relación a su  agresor, identificado como Leonardo V. T. (29), también paraguayo, continúa prófugo de la Justicia, aunque ahora recae sobre él un pedido de captura nacional e internacional que fue dispuesto por el magistrado Martín Britez, titular del Juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú. 
De acuerdo a los voceros judiciales consultados por este matutino, el prófugo habría cruzado a Paraguay, horas después del ataque, ya que tendría familiares en el vecino país.

El sujeto está acusado por femicidio en grado de tentativa y es intensamente buscado en territorio misionero por distintas dependencias de la Unidad Regional V. 
Según publicó este matutino, la vecina del barrio Bicentenario de la Ciudad de las Cataratas padecía desde hace un tiempo distintos episodios de violencia tanto física como psicológica, como así también amenazas de muerte constante.

El brutal ataque se produjo el pasado domingo 21, en horas de la noche, cuando el principal y único sospechoso se presentó en la vivienda de su ex pareja y la atacó a machetazos, tanto a ella como a otra mujer que intentó interceder en su defensa.

Como consecuencia del brutal ataque, Fany resultó con severos cortes en una pierna, además de una fractura expuesta, heridas por las cuales tuvo que ser derivada de urgencia al hospital Samic local.

Durante su estadía en el nosocomio, recibió a El Territorio y brindó un testimonio exclusivo en el cual narró los padecimientos que sufrió durante años por parte de su ex pareja.

La mujer recordó que llegó a Iguazú junto a su familia cuando tenía 15 años. Fue allí cuando conoció a su ex pareja y a los pocos meses de empezar una relación supieron que ella iba a ser madre, por lo cual decidieron casarse.

Sin embargo, los buenos tiempos tan sólo iban a durar un corto período hasta que la mujer fue golpeada por primera vez.

Fuerte relato

Con las secuelas de los machetazos, pero con la firme convicción de contar lo sucedido para que a otras mujeres no les suceda lo mismo, la víctima arremetió contra su agresor y narró que éste siempre fue violento.

“Intentó matarme en varias oportunidades.
 Estando embarazada me quiso hincar una vez y en otra me chocó con una moto. Muchas cosas hizo y soporté muchas cosas por mis hijas, pero esto es gravísimo y quiero salir adelante con mis hijas”, expresó Fany.

Sobre el feroz ataque y los días previos, señaló que “estamos separados hace un tiempo definitivamente, ya lo he denunciado y tiene prohibición de acercamiento. El Juzgado de Familia dispuso que puede ver a las nenas los martes, jueves y sábados de 15 a 19, pero el Día del Padre me pidió para pasar con ellas. Estuvo un rato, las trajo cerca de las 14 y después las buscó porque dijo que quería que duerman con él. Me pareció raro. Le dije que no y que las lleve a la noche a la casa de mis padres”.

También recordó que había pasado la tarde con sus vecinos e iban a cenar todos juntos, pero cuando en determinado momento fue hasta su casa fue sorprendida por su ex pareja.

“Lo vi y lo primero que hice fue saltar la ventana y correr a la casa de mi vecina. Él corrió detrás. Cuando entraba ya me rompió la pierna con el machete y ahí empezó a machetear. Cuando la vecina me quiso defender, ahí nomás le macheteó y yo le salté, lo agarré de la cintura y le pedí que pare porque me iba a matar. No sé qué fue lo que pasó ahí pero él salió”, revivió.

Luego añadió que tras semejante episodio de violencia, recordó que se arrastró hasta la casa de un vecino, en donde pidió ayuda. “Le dije ‘por favor no dejes que me mate’ y mi vecino me dijo ‘calmate, ya se fue’. Ahí llamaron a la Policía y nos trajeron al hospital”, agregó.

Por último aseguró: “Muchas veces él me corrió de la casa. Los vecinos siempre vieron que yo me iba con las chicas. Yo no quiero vivir con miedo, no sé qué va a pasar ahora”. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina