Ordenan la detención del hombre que violó y embarazó a nena de 12 años

Jueves 14 de febrero de 2019
La niña está bajo estrictos cuidados en el Hospital Materno Neonatal de Posadas.
El caso de la nena de 12 años que está gestando gemelos producto de una violación sigue avanzado en la Justicia eldoradense, donde se investigan los hechos dado que todo sucedió en el barrio Roulet de la Capital del Trabajo. Ahora se supo que se ordenó la inmediata detención del hombre de 28 años, principal sospechoso, que está en carácter de prófugo en Corrientes o Formosa.
Según una alta fuente a la que tuvo acceso El Territorio, la Justicia está tras el hombre y se están entrelazando las líneas telefónicas para dar con el paradero. Así, se solicitó colaboración a la Policía para que “de la forma que ellos consideren más conveniente, sin tener que invadir a la menor, pero sí a los familiares, que colaboren y nos pasen un número de teléfono para sacar información y ver desde dónde este hombre está en contacto con la nena; aparentemente estaría en Corrientes”, se dijo desde el Juzgado de Instrucción Uno.
Además conoció este medio que la niña de 12 años, que está internada en el Hospital Materno Neonatal de Posadas, ya pasó por una Cámara Gesell pero no se obtuvieron mayores datos porque la menor no quiso hablar y dijo estar “enamorada” del hombre. “Así que terminó la Cámara Gesell sin éxito”, explicaron desde la Justicia, al tiempo que aclararon que “haber tenido una relación con una nena de 11 años es violación, no importa el consentimiento que ella pudo haber dado”.
Por otro lado, se dio intervención a los médicos forenses y “ellos van a tener que decidir si se va a seguir adelante con el embarazo o lo van a interrumpir, pero no por una cuestión de respetar o no la voluntad de la menor o los parientes, sino para ver qué método es menos peligroso para la vida de la nena, que corre riesgos si sigue el embarazo y si no sigue también, en ambos casos hay riesgos”, explicaron.
Además se aclaró que la causa está caratulada como abuso sexual calificado y podrían seguir apareciendo más agravantes que comprometan la situación del hombre de 28 años. “Si se dan esos agravantes, van a ser penas de 8 a 20 años, pero si no se dan van a ser de seis a quince años, de todos modos son penas graves”, detallaron. Se precisó también que no hubo abuso por parte del padre de la niña y tampoco datos de que era prostituida por la madre.
“Probada la relación con la menor y que éste es el padre de los bebés, nazcan o no, se les va a sacar ADN, se cotejan y ya, no hay que probar más nada. Después lo que diga la menor, si lo hizo porque quiso, porque tenía ganas o lo que sea, no importa. Para la Justicia esto es delito”, cerraron.

La vecina que destapó la trama

El caso llegó a manos de Acción Social de Eldorado, localidad de donde proviene la joven, cuando una vecina denunció un comportamiento raro en la casa lindante, en el barrio Roulet. Es que la señora advirtió que una menor al parecer se encontraba conviviendo con un hombre de 28 años y esto le llamó la atención. Además confesó que se sintió afectada, ya que tiene una hija de la misma edad. Fue entonces cuando acudió al lugar el equipo de Acción Social del municipio y constató que el relato de la vecina era verídico. Posteriormente confirmaron que estaba embarazada. Inmediatamente apareció su madre biológica y justificó que el hombre era su pareja y que estaba a cargo de la niña mientras ella trabaja. La secretaria de Acción Social, Florencia Leiva, advirtió que se presume la nena fue “vendida” a este hombre, que hoy se encontraría en la provincia de Corrientes. “Gracias a esta señora que se animó a contar un comportamiento raro que venía viendo, pudimos intervenir”, concluyó Leiva.


Opinión
Responsabilidad, la clave

Griselda Acuña

Por Griselda Acuña interior@elterritorio.com.ar

Una relación sexual de un adulto con alguien menor a 16 años de edad (sea varón o mujer) debe ser castigada con todo el peso de la ley. El Código Penal establece que no está apto para prestar consentimiento. Sin importar las explicaciones o los silencios de la víctima, el acto en sí mismo es un delito. La referencia antes expuesta es apenas para advertir las responsabilidades en un caso como el de las características de Eldorado. La nena de 12 años embarazada de gemelos tomó estado público la última semana, en tanto la denuncia fue en diciembre de 2018. La niña vivía con un adulto de 28 años con quien no tiene ningún vínculo sanguíneo. Una vecina, preocupada por la situación, dio aviso a las autoridades municipales que terminaron por pedir intervención judicial. La historia es dramática por donde se la mire: una nena abusada, un embarazo de riesgo, dos bebés en camino. Hay una cadena de responsabilidades en este caso. Algunos hicieron su parte, como la vecina que no fue indiferente a lo que presenciaba; y otros, como el abusador, deberán comparecer ante la Justicia. Como sociedad también nos cabe una cuota de responsabilidad: desnaturalizar y denunciar el abuso sexual infantil.

 


El embarazo cursa la semana 19 de gestación

El caso que despertó conmoción en la sociedad misionera lo dio a conocer El Territorio en su edición del martes 12. Allí se señaló que la niña de 12 años cursa un embarazo de 19 semanas de gestación y se encuentra al cuidado de su hermana mayor.
En ese marco, quien se refirió al tema fue el gerente asistencial del Hospital Materno Neonatal, David Halac, quien explicó que los embarazos gemelares son de por sí riesgosos (tanto para los bebés como para la mamá) y más si se trata de una menor de edad.
“La prematurez es sin dudas la complicación más frecuente, pero también está el riesgo de otras complicaciones como hipertensión y mayores tasas de cesáreas, más allá de lo que en el aspecto psicológico le causa a una niña de 12 años”, detalló.
Asimismo, el profesional sostuvo que en casos de embarazo adolescente, además de informar a las autoridades judiciales, desde la medicina se sigue un protocolo mediante el cual la paciente ingresa en un circuito de tratamiento específico debido al riesgo que significa.
Teniendo en cuenta que hasta el momento la menor manifestó su deseo de seguir con la gestación, será sometida a diferentes estudios y luego se intensificarán sus cuidados, que abarcan pautas nutricionales, seguimientos ecográficos y análisis más periódicos, aportes de vitaminas y vacunas específicas.
Toda mujer embarazada como resultado de una violación tiene derecho a acceder a un aborto no punible.
Desde este punto de vista, Halac sostuvo: “Nosotros como entidad de Salud Pública estamos obligados a garantizar todos los derechos y tenemos la obligación de informar a la paciente y -en este caso- a la hermana, de todos los derechos que tiene, tanto de seguir con el embarazo como de interrumpirlo. Les hemos explicado cuáles son las circunstancias a favor o en contra de cada uno de los métodos”.
Por otra parte, opinó que “lo que estamos tratando acá es un caso grave, extremo, de una joven adolescente que fue vulnerada en su derechos”.
En el caso de que prosiga con el embarazo, el nosocomio posadeño trabajará en conjunto con el Hospital Samic de Eldorado para brindarle todos los cuidados pertinentes del caso. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina