Orden sobre juego

Jueves 14 de febrero de 2019
Diego Vain

Por Diego Vain deportes@elterritorio.com.ar

Crucero necesitaba el resultado y lo consiguió, pero se olvidó del fútbol. Al Colectivero le alcanzó con un error de la defensa de Altos Hornos Zapla para quedarse con la victoria por 1-0 en la 3ª fecha de la Reválida y logró así su primer triunfo en esta nueva etapa del torneo Federal A.
Apenas habían pasado 36 segundos cuando Altos Hornos Zapla decidió jugar para atrás. Un error. En realidad, la idea era buena y el error fue de Pedro Santillán, quien le sacó la pelota al arquero Torralba, quien estaba por despejar, y se la dejó en los pies a Rodrigo Cerdán. El misionero no dudó y con toda tranquilidad y el arco vacío marcó el 1-0.
Ese empujón lo puso a Crucero a comandar el juego. A desplegar su fútbol por las bandas, sobre todo por la derecha con un Tarrito Pérez encendido y con un Cerdán movedizo. Del otro lado, los jujeños apenas podían hacer pie y la defensa daba pocas garantías.
Pero en vez de mantener esa idea, el Colectivero le cedió la pelota a su rival y lo esperó. Apostó por la contra, aunque siempre defendió lejos del área de Marcos Argüello y Zapla se mostró siempre desordenado, tanto en ataque como en defensa.
Crucero se fue relajando con la ventaja en el marcador. Las pelotas paradas fueron la forma para llegar al área y Zapla fue metiéndose en campo rival. Con poco, porque es evidente que fútbol es lo que le falta al equipo que pelea por no descender, los jujeños pusieron en riesgo la victoria del local.
Cuando Molinas se juntó con Marinucci, Crucero tuvo chances para aumentar la ventaja. A ellos se les sumó Tarrito en un par de oportunidades y el Colectivero pisó con más frecuencia el área de Zapla.
Orden. Con eso Crucero se impuso en la primera parte. Cuando lo perdió sufrió un poco ante un equipo con muchas carencias. Cuando lo recuperó se defendió lejos de su área y hasta se animó a poner los pies cerca del arco de Torralba.

Urgencias y falencias
Antes de entrar a jugar en Santa Inés, Altos Hornos había caído al último lugar de los promedios de la zona D por la goleada de San Martín (F) por 4-0 ante Gimnasia y Tiro. El gol antes del minuto fue un mazazo, pero al complemento salió decidido a llevarse algo de la tierra colorada.
Y si en el primer tiempo y con el 1-0 a favor Crucero había jugado de contragolpe, en los últimos 45’ no cambió la estrategia. Por eso Sandro Bárbaro mandó a la cancha a Federico Martínez en lugar de Campozano y así tuvo mayor velocidad para contraatacar.
Pero más allá de tener la ventaja en el marcador y de jugar con la desesperación del rival, Crucero se limitó a cuidarse. A no atacar con convicción y a conformarse poco a poco con el resultado ante un rival que puso muchas ganas, pero que no tuvo con qué llegar al empate.
Los tres puntos sirven para escalar en la tabla, pero Crucero deberá replantearse muchas cosas en cuanto a lo futbolístico y mejorar su juego para lo que resta de la Reválida en este torneo Federal A.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina