Once extranjeros con condenas por droga fueron expulsados a fin de año

Miércoles 15 de enero de 2020
Jorge Posdeley

Por Jorge Posdeley fojacero@elterritorio.com.ar

Sólo en diciembre último, una decena de extranjeros detenidos en Misiones por delitos federales fueron expulsados del país y de esta forma el final del 2019 también marcó el fin de cada uno de ellos en territorio argentino. 
Dichas expulsiones se dieron bajo la aplicación de la figura del extrañamiento, contemplada por la Ley N° 25.871 de Política Migratoria Argentina, la cual establece que para que el procedimiento pueda tener efecto un extranjero condenado en Argentina debe haber cumplido la mitad del tiempo de la pena impuesta y no tener otra causa abierta. 
En este contexto, sólo en diciembre fueron un total de once los extranjeros que cumplimentaron los requisitos y trámites pertinentes para ser expulsados de la Argentina y regresar a sus países de origen, dado que otro punto que contempla la figura es que el condenado debe estar de acuerdo con el procedimiento. 
El listado incluye nueve paraguayos, un brasileño y un chileno, todos ellos con condenas vigentes por delitos de narcotráfico, aunque con causas considerablemente distintas y particulares en cuanto a las modalidades utilizadas y las cantidades de droga movilizadas. 
Lo que ahora sí tienen en común todos ellos es que no podrán volver a ingresar al país por el tiempo que establezcan las autoridades pertinentes y, en caso de ser hallados nuevamente en el país, volverán a ser detenidos para terminar de cumplir sus penas en prisión. 

De mulas y canoeros
Según el relevamiento realizado por este matutino, entre los ciudadanos paraguayos expulsados del país bajo estas condiciones durante el mes de diciembre hay ocho personas de entre 20 y 67 años, todos ellos de localidades limítrofes y en su gran mayoría sin estudios e incluso algunos analfabetas. 
El más joven de ellos estaba detenido en Misiones desde el 16 de diciembre de 2017 y tiempo después había recibido una condena de cuatro años de prisión por el delito de transporte de estupefacientes, pena que la venía cumpliendo en el Instituto Correccional y de Menores UP IV de Posadas. 
La mayor, en tanto, se trata de una mujer oriunda de Colonia Fram, quien junto a una compatriota de 53 años fue detenida en septiembre de 2017 mientras viajaban como mulas transportando dos bolsos con cuatro kilogramos de cocaína en un micro larga distancia. 
El procedimiento tuvo lugar durante un control de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA) sobre la ruta nacional 105 a la altura de Fachinal. Desde ahí, ambas mujeres quedaron detenidas y posteriormente fueron condenadas a cuatro años y cinco meses de prisión que cumplieron en el Unidad Penal V de Mujeres en Miguel Lanús. 
La situación de ambas se enmarca en un drama que cada vez afecta a más y más mujeres pobres y vulnerables de la región que son aprovechadas para estos ilícitos y terminan arriesgando su libertad con tal de mantener a sus familias. 
El drama también fue expuesto recientemente en un informe de Infobae, el cual mencionaba el caso de una mujer que estaba a punto de partir desde el aeropuerto Jorge Newbery en Buenos Aires hasta Santa Cruz con paquetes de cocaína en sus prendas íntimas. 
La mujer fue procesada pero tiempo después del juez federal que entendía en la causa dictaminó su sobreseimiento al considerarla víctima de trata de persona y entendiendo que detrás de ella funcionaba un aparato mucho más complejo al cual realmente atacar. 
El mismo portal porteño añadió que el dictamen de sobreseimiento el magistrado recordó un dato de la Defensoría General de la Nación: el 85% de las mujeres presas en las cárceles federales están detenidas por infracciones a la ley de Estupefacientes y el 75% de ellas declaran ser el sostén de su familia.
Entre los paraguayos expulsados recientemente también están un albañil de 28 años que en junio de 2017 fue detenido en la ribera de Nemesio Parma mientras cruzaba el río Paraná a bordo de una canoa con más de 500 kilogramos de marihuana y otro muchacho un poco más joven que un mes después cayó al mando de un vehículo utilitario en el cual transportaba casi una tonelada del mismo estupefaciente que recientemente había sido cargado en la misma zona del oeste posadeño.  

Chileno y brasileño
Tal como se mencionó anteriormente, el listado de expulsados a fin de año lo completan un chileno y un brasileño. 
El primero de ellos se trata de un mecánico de 48 años oriundo de la localidad chilena de Arica que el 16 de septiembre de 2017 fue detenido en el puente internacional Tancredo Neves. 
En esa oportunidad, el hombre cruzaba el viaducto que une Puerto Iguazú con Foz de Iguazú pero en la cabecera argentina los agentes de Migraciones comenzaron a notar aristas sospechosas y la verdad no tardó en salir a la luz. 
El chileno expresó que no llevaba mercaderías para declarar e indicó que antes de regresar a su país iba a parar en Córdoba. 
El hombre circulaba a bordo de una Jeep Gran Cherokee en cuya parte trasera los preventores observaron chapas con signos de manipulación y ello permitió descubrir que allí debajo se transportaban casi 75 kilogramos de marihuana. 
El brasileño detenido, en tanto, se trata de un hombre oriundo de Santa María, Estado do Río Grande do Sul, y fue el que mayor cargamento trasladaba. 
Según consta en los archivos, el sujeto era un camionero que fue detenido el 8 de junio de 2017 a la madrugada cuando el personal del Escuadrón 9 de GNA llevaba adelante un control de tránsito sobre la ruta nacional 14 en el acceso a la localidad de Oberá. 
Allí requisaron un camión Volkswagen, modelo 25-370, con dominio brasileño que era conducido por el hoy implicado. Tras las primeras sospechas, el rodado fue llevado hasta el Escuadrón donde se constató que el semirremolque estaba cargado con 4.512 kilogramos de marihuana, en tanto que se habían valido de precintos aduaneros adulterados y apócrifos para poder circular libremente. 
Como consecuencia de ello, el conductor quedó detenido y tiempo después fue condenado a la pena de cuatro años y seis meses de prisión por el delito de transporte de estupefacientes, pena que venía cumpliendo en una celda de la Colonia Penal 17 de Candelaria.

Extrañamiento y aplicación en la provincia

El extrañamiento es una figura que comenzó a ser aplicada con mayor asiduidad en la provincia en los últimos años. A tal punto que a mediados del 2019, más precisamente el 8 de junio, El Territorio publicó que para ese entonces eran casi 90 los extranjeros condenados que habían sido expulsados de Misiones en los últimos tres años por disposición de la Justicia Federal. En detalle, las fuentes consultadas en esa instancia habían indicado que en 2017 se efectivizaron 27 extrañamientos, mientras que al año siguiente la cifra se elevó a 37 y hasta junio de 2019 se habían registrado 24 casos de extranjeros que fueron enviados a sus países de origen. Entre los expulsados durante ese primer semestre de 2019 se encontraba, por ejemplo, Jorge Diego Andrade Alves (33), un brasileño que fue detenido sobre la ruta nacional 12 mientras trasportaba un verdadero arsenal oculto en doble fondos de un automóvil.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina