Oberá, en medio de un operativo nacional por banda delictiva

Martes 11 de septiembre de 2018
Una banda dedicada al robo organizado de viviendas integrada por miembros de la comunidad gitana que operaba en cinco provincias fue desbaratada ayer tras una serie de allanamientos en simultáneo en los que se detuvieron a 51 personas. Los procedimientos fueron ejecutados por la Policía Federal Argentina (PFA) y uno de ellos fue en la localidad misionera de Oberá.
Según consignó La Capital de Mar del Plata, en total se realizaron 20 allanamientos: cuatro de ellos en Mar del Plata, dos en Capital Federal, seis en la provincia de Chaco, seis en Neuquén, uno en Misiones y uno en Chubut.
Los detenidos, todos de la comunidad zíngara de cada provincia, son 24 hombres y 27 mujeres, que hoy deberán declarar ante el juez Federal Pablo Raúl Ormaechea y la fiscal Estela Gloria Andrades. Además, quedaron secuestrados 59 rodados que serán sujetos a verificación.
Los detenidos están acusados de integrar una banda delictiva organizada dedicada al robo de valores en cajas fuertes instaladas en domicilios particulares, a los que ingresaban gracias a engaños telefónicos a las víctimas.
Las fuentes consultadas precisaron que de los 20 allanamientos realizados, 14 fueron en viviendas particulares y 6 en concesionarias de venta de vehículos.
Por otra parte, según pudo confirmar La Capital, un policía resultó herido de bala en una muñeca tras uno de los allanamientos en Neuquén y tuvo que ser trasladado de urgencia en el Hospital Castro Rendón.
El efectivo de la Policía Federal, que integra la Unidad Federal Antifraudes, había participado del allanamiento en Teodoro Planas al 1200, de la ciudad de Neuquén y fue baleado por un sujeto que se encontraba en el interior del lugar que disparó contra los uniformados para evitar el allanamiento.
El agresor, de 67 años, quedó detenido y el arma, un revólver Smith & Wesson calibro 38 fue secuestrado para futuras pericias.
Al cierre de esta edición, fuentes consultadas señalaron que el procedimiento en Oberá fue ejecutado en una vivienda ubicada en inmediaciones a las calles Andresito y Panamá.
De allí, los uniformados que vinieron exclusivamente de Buenos Aires, detuvieron a tres personas e incautaron cinco automóviles.

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina