Nuevo material plástico puede ser reciclado una y otra vez

Domingo 12 de mayo de 2019 | 16:00hs.

Por Gerardo Schafer sociedad@elterritorio.com.ar

Nos estamos ahogando en los plásticos. Se estima que en 2020 el ritmo de producción de plásticos habrá aumentado un 900% con respecto a niveles de 1980. Por eso, al día de hoy siguen apareciendo alternativas que prometen salvar al medio ambiente y dejar de contaminar. Las mentes más brillantes del mundo están tratando de encontrar una manera en que podamos lidiar de manera efectiva con los desechos plásticos y asegurarnos de no agregar más al planeta en los próximos años. 
Ahora, los investigadores del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley del Departamento de Energía de los Estados Unidos (DOE, por sus siglas en inglés) han creado un material plástico que es completamente reciclable. Se llama poli (dicetoenamina) o PDK, y se puede desmontar a nivel molecular y luego volver a ensamblar en otro objeto con una textura, color y forma diferentes una y otra vez "sin pérdida de rendimiento o calidad". En comparación, el plástico más reciclable, el PET (o el poli tereftalato de etileno) solo se recicla a una tasa del 20-30%, y el resto suele ir a incineradores o vertederos, donde el material rico en carbono tarda siglos en descomponerse.
Como explican desde Berkeley Lab, los rellenos y los productos químicos utilizados en los objetos de plástico suelen estar estrechamente unidos a los monómeros, moléculas que se unen para formar otras grandes moléculas de plástico llamadas polímeros. Estos aditivos podrían llevar a propiedades inesperadas  si se mezclan varios plásticos para reciclarlos. Esto significa que los artículos que ya están hechos con plásticos reciclados podrían tener que ir directamente a los rellenos sanitarios sin poder reutilizarse.
Sin embargo, los monómeros de PDK pueden separarse completamente de sus aditivos simplemente sumergiendo el objeto en una solución altamente ácida. "Con los PDK, los enlaces inmutables de los plásticos convencionales se reemplazan con enlaces reversibles que permiten que el plástico se recicle de manera más efectiva", explicó el líder del equipo Brett Helms. Los objetos hechos con el material se pueden remodelar, recolocar y reciclar una y otra vez. Una correa de reloj podría convertirse en parte de un teclado, que luego podría usarse para hacer una tapa de teléfono.
Los científicos creen que su nuevo plástico reciclable podría ser una buena alternativa a muchos plásticos no reciclables que se usan hoy.
"Estamos en un punto crítico en el que tenemos que pensar en la infraestructura necesaria para modernizar las instalaciones de reciclaje para la clasificación y el procesamiento de residuos en el futuro", dijo Helms. “Si estas instalaciones estuvieran diseñadas para reciclar o reciclar PDK y plásticos relacionados, entonces podríamos desviar el plástico de los vertederos y los océanos de manera más efectiva.”
Los investigadores planean continuar trabajando en PDK para desarrollar variantes con una amplia gama de propiedades térmicas y mecánicas. Eso permitiría que el material se use para productos textiles, espumas, materiales impresos en 3D y otras aplicaciones.
Lo que nos queda como sociedad es comenzar a crear el hábito, la costumbre y la obligación de separar la basura y reciclar, en nuestras casas, en el trabajo, y en todos los espacios públicos. 

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina