Básquet: Tokio supo sufrir, ganó y jugará por el ascenso

El Oriental aprovechó su localía pero tuvo que trabajar más de la cuenta para derrotar 82-74 a Bochas de Colonia Caroya, Córdoba, y así instalarse en las final interconferencia de la Liga Federal de básquet. La serie se cerró 2-1 con este tercer juego que se jugó anoche en la capital misionera bajo un buen marco de público
miércoles 26 de junio de 2024 | 0:27hs.

Los primeros minutos fueron de paridad en la intensidad pero con el correr de los minutos el conjunto misionero mostró mayor aplomo ganando los rebotes en la zona pintada y asfixiando al rival en cada ataque. Eso posibilitó que Tokio alcance una diferencia de cinco puntos (15-10). 

Bochas intentó mantenerse cerca pero cometió ocho faltas en el parcial inicial. Más allá que el cuarto cerró con un triple de Kelli (para la visita), Tokio se fue al primer descanso con una buena ventaja por 24-18.

En el segundo cuarto el desarrollo del partido se mantuvo igual. A los rebotes ganados por González se le sumaron los capturados por Frencia, quien además aumentó la altura del equipo y la cantidad de duelos ganados en la zona de la pintura. 

El conjunto cordobés se mantuvo en juego con algunos triples ante la imposibilidad de romper el cerco perimetral que le proponía Tokio en defensa. Pero los recursos del equipo posadeño son muchos y en ese marco Tabbia apareció en los últimos minutos con buenas acciones individuales. Y por si fuera poco, Barrios clavó una bomba sobre la chicharra para que Tokio cierre el primer tiempo 50-34.

Tras el receso, el juego cambió totalmente. El Oriental, que había hecho casi todo a la perfección, se equivocó mucho en defensa y perdió la calma. Bochas, todo lo contrario: encontró su mejor versión gracias a los tiros largos de Kelli y la buenas apariciones de Aranda y Hantulak, que hasta ese momento habían aparecido muy poco. 

Ahora el que ganaba en la zona pintada era la visita, que supo con inteligencia reducir al mínimo esa diferencia de 16 puntos con los que cerró la primera parte. La historia parecía complicarse le a Tokio, que igual estaba al frente en el final del periodo, pero solo por uno 65-64. 

En el cuarto final se vio de qué está hecho Tokio. Es que forzó a que el rival cometiera tres faltas en poco más de dos minutos de juego. Además, al triple de Kelli, con el que la visita intentó quedar a tiro de empate, el Oriental contestó con dos perimetrales de Barrios y González, justo en un momento donde habían transcurridos minutos y medio sin puntos para ambos. Nuevamente González se puso el equipo el hombro y aseguró las pelotas en el aire para que la sensación de ganador le vuelva al alma oriental.

Bochas entregó todo, nunca renunció a luchar el partido, pero la juventud de su plantilla le impidió quizás encontrar recursos que necesitaba para hacer frente a la adversidad del marcador. No puede negar la calidad de sus jugadores, como Kelli y Hantulak, pero sin dudas que las bajas de Garate le quitó poder de pelea en el perímetro. El cierre a puro lujo para Tokio: recuperos, robos de Krapp y González y un buen. Funcionamiento para cerrar a pura defensa y con la tranquilidad de que la diferencia ya era irremontable. 

El Oriental ahora tendrá que preparar su encuentro de semis de Liga -final interconferencia- en la que enfrentará a Centenario de Venado Tuerto con un punto a tener en cuenta: definirá la llave de visitante. El ganador ascenderá a la Liga Argentina.

 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?