Citan a indagatoria a los policías implicados en la protesta de la avenida Uruguay

La Fiscalía de Instrucción Seis de Posadas, a cargo de René Casals, incorporó al expediente de investigación todos los testimonios y denuncias en torno al levantamiento policial que movilizó durante varios días a la provincia. Los planteos llegarían recién al Juzgado a partir de este jueves; mientras que los líderes de la manifestación, Ramón Amarilla y Germán Palavecino, están citados para el 2 de julio
martes 25 de junio de 2024 | 11:31hs.
La protesta policial fue a mediados de mayo, frente al Comando Radioeléctrico
La protesta policial fue a mediados de mayo, frente al Comando Radioeléctrico

La Fiscalía de Instrucción Seis de Posadas, a cargo de René Casals, incorporó al expediente de investigación todos los testimonios y denuncias en torno al levantamiento policial que movilizó durante varios días a la provincia de Misiones a mediados de mayo y definió el llamado a indagatoria de los manifestantes identificados. Además, se emitieron pedidos de informes a la Jefatura de Policía que terminarán de cerrar el panorama de lo ocurrido y, también, de quiénes pueden ser los posibles responsables penales del incidente que despertó una ola de protestas sociales en la provincia.

Casals tiene los elementos para pedir las imputaciones. Pero debió postergar su elevación porque el juez de Instrucción que interviene en la causa, Ricardo Balor, se tomó una licencia que tenía pendiente en medio de la sucesión de feriados nacionales de la semana pasada. Los planteos llegarían recién al Juzgado de Instrucción Seis a partir de este jueves; mientras que los líderes de la manifestación, Ramón Amarilla y Germán Palavecino, están citados para el 2 de julio.

La Fiscalía tiene un abanico de hechos delictivos que podría imputar. El primero, y más importante, es la sedición. El cargo tendría el agravante de que habría sido cometido por funcionarios públicos armados. Este delito tiene una pena en expectativa de 1 a 6 años de prisión.

La sedición está descripta en el artículo 229 del Código Penal. En el hecho puntual ocurrido en la tierra colorada, el foco de la investigación apunta a la sanción para quienes se alzan en armas para “arrancarle alguna medida o concesión” a las autoridades provinciales. En el caso puntual, un aumento de salario.

En Misiones, el agente no pierde el estado policial en ningún momento. Y esto implica estar armado. De allí se desprende la suposición de que portan sus armas las 24 horas los 7 días de la semana. La Justicia misionera analiza el antecedente del juicio por la sublevación policial de 2013 en Entre Ríos. Dos años después, 17 uniformados fueron condenados por sedición siguiendo esta línea de razonamiento: toda protesta policial es armada.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?