¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Analizan si las maniobras están conectadas entre sí

Los hermanos Delgado: de Gendarmería a los multimillonarios negocios ilegales

Richar y Diego Delgado, oriundos de Azara, afrontan causas federales en Entre Ríos y Salta. Uno por lavado de dinero y el otro por transportar 300 kilogramos de cocaína
sábado 08 de junio de 2024 | 12:45hs.
PSA incautó varios vehículos a Richar y sus presuntos cómplices. Foto: El Territorio/Archivo
PSA incautó varios vehículos a Richar y sus presuntos cómplices. Foto: El Territorio/Archivo

Son hermanos oriundos de la localidad de Azara y sus caminos en la vida adulta fueron paralelos y contradictorios: ambos se unieron a las filas de Gendarmería Nacional siguiendo los pasos de su padre y los dos fueron detenidos por maniobras delictivas. Uno por mover exorbitantes sumas de dinero de forma ilegal y el otro, mucho más grave, por un cargamento de 300 kilogramos de cocaína.

En la actualidad uno está detenido en Salta acusado de narcotráfico mientras que el otro se encuentra en libertad a disposición de un Juzgado Federal de Entre Ríos por lavado de activos. Las investigaciones en ambos casos siguen su curso con sumo hermetismo y los pesquisas no descartan que ambas maniobras estén vinculadas, ya que la principal sospecha es que la plata mencionada proviene del narcotráfico.

Los misioneros mencionados son Richar (36) y Diego (31) Delgado. Ambos ostentaban el rango de suboficial y hasta que pidió la baja, Richar se desempeñaba en el área de investigaciones, mientras su hermano Diego prestaba servicios en el Destacamento Móvil Uno de Campo de Mayo.

El dinero
Richar fue detenido en septiembre del año pasado, luego de una redada de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), aunque fuentes de Gendarmería Nacional mencionaron que también lo investigaban y aportaron información que fue incorporada al expediente que lleva adelante en el Juzgado Federal de Gualeguaychú, a cargo del juez Hernán Viri.

Justamente la causa se inició siete meses antes en las afueras de esa localidad entrerriana, cuando personal del puesto Caminero de la Policía de la provincia de Entre Ríos, en la ruta nacional 12, hizo señas para detener un Mercedes Benz último modelo.

Diego Delgado en la audiencia de imputación
Diego Delgado en la audiencia de imputación. Foto: fiscales.gob.ar

El conductor no hizo caso y aceleró bruscamente, originando una persecución que implicó a efectivos de la comisaría de la localidad de Ceibas (a más de 800 kilómetros de Posadas) y al resto de las dependencias policiales de la zona. Unos 50 kilómetros adelante, estando detenido en la banquina, se observó al conductor arrojar una bolsa que contenía un maletín con 468.320 pesos y 235.000 dólares. Al cambio de hoy, son casi 300 millones.

Dado que el hombre era una persona ligada a Gendarmería Nacional, la Fiscalía Federal de Gualeguaychú dio intervención a la PSA a fin de comenzar una investigación. Los oficiales analizaron los teléfonos celulares secuestrados en aquel procedimiento y luego continuaron las pesquisas con diversas tareas de campo en Misiones y Buenos Aires.

El hombre, que ya se había salido de GNA, tenía entonces una pareja de San Ignacio. La mujer es hija de un gendarme retirado y se desempeñaba en la Mutual del Círculo de Suboficiales de la fuerza. Venían muy seguido a Misiones, se quedaban unos días y luego volvían a Buenos Aires.

La principal sospecha es que esa plata proviene del narcotráfico y que movían el dinero a o desde Paraguay, debido a que los implicados cruzaban por períodos muy breves a Encarnación.

Lo cierto es que el viernes 8 de septiembre se produjo el allanamiento de cinco domicilios ubicados en Lanús, Buenos Aires, Azara, San Ignacio y Apóstoles, en esta última donde atraparon a un tercer involucrado. En Azara el procedimiento fue en la casa de la madre del sospechoso, mientras que en San Ignacio en la del padre de su pareja.

Como resultado, los uniformados de la fuerza aeroportuaria secuestraron dos camionetas, un Volkswagen Passat cc de la pareja que estaba guardado en San Ignacio y una moto. Además, en total fueron incautados 3.871.809 pesos, 18.448 dólares y otras sumas de reales, euros y pesos chilenos.

La cocaína
El caso de Diego, en tanto, es más reciente y se volvió viral. El video de su detención circuló sin control por grupos de uniformados de todo el país y trascendió aún más allá por razones obvias: un gendarme detenido por sus propios camaradas con una carga de droga valuada en 4 mil millones de pesos llevada casi sin disimulo.

Según precisó el sitio fiscales.gob.ar, ocurrió el 22 de mayo a las 6 de la mañana, cuando Delgado conducía una camioneta Volkswagen Amarok que circulaba a gran velocidad por el kilómetro 170 de la ruta provincial 5, a la altura de la localidad de General Pizarro, provincia de Salta.

Al ver la camioneta blanca los centinelas del Escuadrón 45 le hicieron señas con sus linternas para que se detuviera, pero no hizo caso de la orden e intentó evadir el control, instancia en la que casi atropella a un colega. Los gendarmes prendieron las sirenas del patrullero, pero el conductor de la camioneta desistió de huir y orilló su vehículo.

Al ser abordado, el misionero se presentó como integrante de la fuerza - exhibió la correspondiente documentación - y expresó que le habían dado cinco días de descanso luego de una comisión y por eso decidió un viaje relámpago a Salta. En esa instancia, tras la consulta con el Área de Casos Complejos de la Unidad Fiscal de la provincia y la presencia de testigos, se procedió a la requisa de los coches.

Al abrir la cajuela, notaron a simple vista que había siete cajas con ladrillos amarillos que luego resultaron ser de polvo blanco. El peso total de esa carga ascendió a 303 kilos con 820 gramos, lo cual derivó en su inmediata detención y en la incautación de dos teléfonos celulares y poco más de medio millón de pesos que el acusado llevaba consigo.

El procedimiento disparó allanamientos en Buenos Aires y Salta, en los cuales se incautó documentación de interés para la causa. Personas que lo conocen y ven de cerca sus movimientos mencionaron el altísimo nivel de vida que ostentaba en redes sociales, con la compra de vehículos y viajes.

Días después, el juez federal de Garantías Uno, Julio Bavio, hizo lugar a la imputación y prisión preventiva solicitada por la auxiliar fiscal Carolina Aráoz Vallejo, en representación del Área de Casos Complejos, a cargo del fiscal federal Ricardo Toranzos. Se lo acusa por el delito de transporte de estupefacientes agravado por la calidad de funcionario público encargado de prevenir y combatir el narcotráfico, además de resistencia y atentado a la autoridad en concurso real por el intento de embestir el control.

“La representante del MPF resaltó lo accesible que resultó para el imputado cruzar casi toda la provincia con esa carga, la condición de absoluta confianza que tenía el acusado y, en especial, la organización narcocriminal a la que pertenecería, pues remarcó que la droga iba casi a la vista”, se remarcó en la publicación. Además señaló que Delgado “no actuó por sí solo ni aisladamente, sino que existen otros eslabones en la cadena delictiva, que ahora serán motivo de investigación”.

Lo que se sospecha es que la droga fue cargada en Orán y que la organización tiene brazos en Buenos Aires y también Misiones. Tal vez sean lazos sanguíneos.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?