¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

La agresión fue el último domingo en Puerto Libertad

Joven que perdió plata en apuestas online y golpeó al vecino anciano dijo que actuó en defensa

Francisco R. G. (29), en su declaración indagatoria expresó que la víctima le pegó una piña y que después lo corrió con un cuchillo. En esa línea, dijo que el golpe en la cabeza fue sin intención. Fue imputado por lesiones graves. El hombre de 73 años continúa en estado crítico
jueves 06 de junio de 2024 | 19:44hs.
Francisco R. G. (29) fue detenido en la noche del domingo, cuando intentaba cruzar a Paraguay. Foto: Polmis
Francisco R. G. (29) fue detenido en la noche del domingo, cuando intentaba cruzar a Paraguay. Foto: Polmis

Francisco R. G. (29), quien está acusado de atacar con un hierro a un vecino de 73 años y provocarle una grave lesión en la cabeza durante la tarde del último domingo en Puerto Libertad, fue trasladado esta mañana al Juzgado de Instrucción Uno de Puerto Iguazú, para comparecer y ser imputado formalmente por las lesiones provocadas. La víctima, identificada como Virgilio Armoa, continúa internado en estado crítico

Mediante fuentes judiciales con acceso al expediente, El Territorio pudo saber que el sospechoso, luego de escuchar los elementos en su contra por parte del magistrado Martin Brites, eligió dar su versión de los hechos por el cual el hombre de 73 sigue luchando por su vida en el Samic de Eldorado. 

En su declaración indagatoria, Francisco expresó que la agresión hacia Armoa la cometió intentando defenderse de golpes propinados por la víctima. En tanto, comenzó su declaración expresando que un vecino, a quien conoce como Silvio, lo invitó para que vaya a su casa a tomar tereré, por lo que se dirigió al domicilio junto a su novia cerca de las 16.30.

En esa línea, expresó que en el patio de la casa de su vecino se encontraba Armoa, quien al verlo “me empezó a decir cosas de que yo gano muy poco con el celular y que yo me creía más que él”. Ante esto, manifestó que lo ignoró sin decir nada. Sin embargo, siempre según lo dicho por el acusado, el hombre de 73 años  “de repente me dio una piña en mi nariz y me hizo sangrar”. Por este motivo, indicó que el dueño de la casa se levantó del asiento y que su novia corrió al interior de la casa para pedir ayuda, porque se asustó.

En ese marco, el joven dijo que él también se levantó del lugar y le preguntó a Armoa si ya estaba alcoholizado, mientras se limpiaba la sangre de la nariz. Fue entonces que la víctima se habría levantado de su asiento más enojado e insultándolo empezó a perseguirlo alrededor de la mesa para darle otro golpe. 

Continuando con su declaración, el sospechoso contó que segundos después le atajó una mano y que en ese momento la víctima sacó un cuchillo que tenía en su cintura.  “Retrocedí porque él me iba a hincar, agarré la azada y le intenté pegar por la mano para que eche el cuchillo”, expresó, agregando que en ese momento “él puso su cabeza y lastimosamente le pegué en la cabeza también y vi sangre”.

Ante esto, explicó que le quitaron la herramienta utilizada y que Armoa al ver que fue lastimado lo comenzó a correr nuevamente con el cuchillo, por alrededor de la casa. Por eso, explicó que al ver un hierro -el cual se utiliza para sacar el barro de los zapatos- lo agarró y le dijo a Armoa que se detenga, para luego tirar el objeto al piso y salir a correr. Pero esta advertencia no habría sido suficiente, ya que el hombre lo habría vuelto a perseguir con el cuchillo y con el hierro.

Saliendo de la propiedad de su vecino, el joven expresó que “siento que me tira en la espalda el quita barro y casi me caigo. Entonces agarré el quita barro y salí para la calle. Cuando faltaba unos 3 metros para alcanzarme tiré el hierro en dirección a él y lastimosamente fue por su cuello”, detalló, añadiendo que como el hierro tiene una forma de U le envolvió el cuello a la víctima y le hizo dar vuelta. Finalmente, Armoa cayó y quedó tirado, mientras que el acusado se fue a la casa. 

Amenazas y huída

En otro tramo de su declaración, el joven mencionó que recibió amenazas por parte de los hijos del hombre agredido, por lo que decidió irse a Paraguay con una canoa por un camino clandestino. En tanto, dijo que al día siguiente decidió regresar y que fue en esa circunstancia que fue detenido por la Policía. Respecto a su huída hacia Paraguay, el joven aclaró: “Yo me fuí a Paraguay por miedo de sus hijos, no para escaparme (de la Justicia)”.

Sobre su temor por los familiares de Virgilio, el acusado expresó que ellos son conocidos por amenazar a muchas personas con armas. En ese contexto, mencionó que la amenaza la recibió a través de audios de Whatsapp por parte de Adrían -uno de los hijos de la víctima-, quien “me dijo que si le pasa algo a su papá, yo tengo que desaparecer porque sino él mismo me va a enterrar”.

Finalizada su indagatoria, el joven fue trasladado nuevamente a la comisaría local para continuar alojado y a disposición de la justicia, con la imputación provisoria de “lesiones graves”. Esta figura se puede modificar con el avance de la investigación y con la evolución del estado de salud del hombre de 73 años, quien permanece hospitalizado con riesgo de muerte.

El hecho 

Mediante fuentes policiales, este medio pudo reconstruir que el incidente fue registrado cerca de las 18 del último domingo, cuando efectivos de la Policía de Misiones tomaron conocimiento que un hombre de 29 años llegó a la casa de un vecino, ubicada en el paraje Nueva Libertad, y que en estado eufórico expresó haber perdido su dinero en juegos de casino online. 

Según las primeras averiguaciones, en ese momento estaba Armoa en el lugar, quien primero se habría reído de la situación y luego intentó aconsejarle. Sin embargo, esto no fue tomado de buena manera y hubo un intercambio de palabras que desencadenó en que el joven agrediera a Virgilio con un hierro, provocando una lesión en la sien, para luego irse del lugar.

Ante esta situación, la policía inició la búsqueda del acusado, obteniendo información relevante sobre que Francisco intentaría escapar hacia Paraguay, pero no sin antes buscar a su novia. Fue así que, agentes encubiertos de la Unidad Regional V montaron un operativo en la zona ribereña de Puerto Irala, donde finalmente se logró la detención del joven de 29 años en la tarde noche del domingo.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?