¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Los hechos habrían ocurrido durante el 2022 en Posadas

Adolescente denunció ser víctima de abusos, amenazas y golpes por parte de un funcionario público

Una menor de 17 años, detalló ante el fiscal del Juzgado de Instrucción Seis los reiterados episodios traumáticos que sufrió por parte de un funcionario ligado al deporte provincial, cuando ella trabajaba de niñera en su casa hace 2 años. El hombre sigue libre y fue citado a declarar
domingo 26 de mayo de 2024 | 16:39hs.

Un funcionario público, de 40 años y esposo de una jueza de faltas de Posadas, fue denunciado el pasado 17 de mayo por abusos sexuales, amenazas y golpes en perjuicio de una menor cuando tenía 15 años -actualmente tiene 17-.

La denuncia fue presentada ante René Casals, fiscal del Juzgado de instrucción Seis, quien solicitó al juez de turno la detención del funcionario que es conocido por estar ligado a la dirigencia de torneos deportivos de la provincia, tales como Apofusa y la Liga Posadeña de Fútbol. Sin embargo, el juez interviniente, Ricardo Balor, no dio lugar a la solicitud y resolvió emitir una restricción de acercamiento para el acusado con la víctima, además de citarlo para declarar este lunes.

Respecto a la denuncia este medio pudo saber, en base a fuentes consultadas con acceso al expediente, que fue la adolescente quien se presentó junto a un abogado ante el fiscal y relató detalladamente los graves delitos que habría cometido el hombre de 40 años entre el invierno y el verano de 2022.

En su denuncia, la menor manifestó que fue abusada con acceso carnal, golpeada y amedrentada para que callara lo sufrido. Lo que significó un calvario que hasta le provocó haber intentado quitarse la vida.

Sobre los traumáticos episodios que le tocó vivir a la menor, este medio pudo saber que el hombre aprovechaba su perversión cuando la víctima trabajaba en su domicilio, de niñera. Justamente, la adolescente explicó que el presunto abusador la intimidaba cuando era el momento de llevarla a su casa, luego de finalizar su turno de cuidado.

En tanto, la víctima contó que una de las primeras veces en la que fue sometida a un abuso sucedió cuando iba de regreso a su casa en el vehículo del hombre. En ese marco, la adolescente contó que primero le acariciaba el cabello y que a pesar de que ella le dijera que parara, él sólo se reía y lo seguía haciendo. Asimismo, la menor relató que el sujeto en lugar de llevarla a su casa, tomó otro camino, hasta que se detuvo y le empezó a hablar de sexo.

Ante tal sorpresa, ella le decía que se quería ir a la casa, que no estaba cómoda y que no quería estar más ahí con él. Sin embargo, el hombre no se detuvo y empezó a besarla en el cuello. A lo que la chica reaccionó empujándolo diciendo que parara y que le iba a contar sus padres. Esto, habría molestado al acusado, ya que le habría dicho que si ella contaba algo de lo sucedido la iban a encontrar muerta, además de que le iban a sacar la casa a la madre y al padre lo iban a echar del trabajo.

Atemorizada por el traumático episodio que padeció y las amenazas, la adolescente al llegar a la casa sólo le dijo a su mamá que ya no quería volver a trabajar porque no se sentía bien. 

Argumentación que utilizó por una semana, hasta que un día volvió a trabajar y la esposa del acusado le preguntó si podía quedarse con el hijo, porque ella iba a salir. En ese contexto, la menor contó que aceptó, sin imaginarse que momentos después volvería a ser víctima de un aberrante hecho que se volvería en una constante.

Víctima de reiterados abusos 

En su crudo relato la denunciante expresó que ese día, cuando se encontraba en la parte de arriba de la casa jugando con el niño que cuidaba, el acusado entró a la habitación y aprovechó que no estaba la mujer para sacar al hijo afuera y encerrarla para obligarle a besarlo. Ante esto, indicó que comenzó a gritar y que justo una mujer escuchó los gritos, que hizo que la menor pudiera salir de la habitación.

Ante la pregunta de qué había pasado, el hombre sólo dijo que no sabía y que salió de su habitación porque escuchó los gritos. Respecto a su hijo, mencionó que había salido a jugar.

Momentos después, ya cuando la esposa del acusado volvió a la casa, la adolescente expresó que al llegar la noche, nuevamente el hombre se ofreció a llevarla a la casa.

Fue así que, en el transcurso del viaje, la menor explicó que volvió a ser manoseada y que es esa ocasió la obligó a hacerle sexo oral. En el intento de frenarlo, la joven contó que le mordió una pierna. Pero esto hizo enojar al acusado, quien le comenzó a pegar y de una cachetada le cortó los labios, para luego amenazarla y decirle que diga que se lastimó jugando con su hijo.

Luego de lo último, la adolescente contó ante el fiscal que faltó dos semanas al trabajo y que en ese periodo comenzó a cortarse la mano, intentando suicidarse, y que no decía nada por mucho miedo. 

Aterrorizada de todo lo que le tocó vivir, explicó que otra vez regresó al trabajo y en estado de vulnerabilidad, volvió a ser víctima del funcionario, quien en esta oportunidad la arrastró del cabello para llevarla a la habitación y violarla, mientras el nene que cuidaba dormía y la esposa no estaba en la casa. En su relato, la adolescente contó que sufrió una aberrante y cruel violación.

Horas después del horror, la menor explicó que le fue a buscar la esposa del acusado, quien le llevó a su casa. Ese día fue la última vez que fue a trabajar. Por otra parte, a pesar del detallado y crudo relato de la adolescente, el funcionario público continúa en libertad, mientras que la menor aguarda poder ratificar sus dichos ante el juez Balor.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?