¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Advierten que la actualización presupuestaria no resolverá puntos claves del reclamo universitario

Pese al anuncio del aumento de un 270% en las partidas, persiste el reclamo por un salario digno, becas estudiantiles y obras en las universidades. "El daño ya está hecho", lamentó Sergio Katogui, vicerrector de la Unam.
miércoles 22 de mayo de 2024 | 15:00hs.
Hace un mes se hizo una marcha universitaria nacional, en reclamo por el congelamiento del presupuesto de las universidades. //Foto: Alex Wereszczuk.
Hace un mes se hizo una marcha universitaria nacional, en reclamo por el congelamiento del presupuesto de las universidades. //Foto: Alex Wereszczuk.

En un complejo escenario económico, en el que la inflación interanual del país llegó al 289,4% en el mes de abril y en el que varios sectores se suman a protestar por una actualización salarial, se espera que las universidades públicas reciban un aumento del 270% en las partidas presupuestarias. Si bien la medida ayuda a alivianar la situación, no resuelve los problemas por los que la comunidad educativa comenzó sus reclamos a inicios del ciclo lectivo de este año.

"Desde el arranque del año, y a través del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN), las universidades nacionales reclamamos un incremento en un 300% de las partidas de otros gastos. Es un reclamo que no fue escuchado. Sólo a partir del mes de marzo incrementaron esa partida de otros gastos en un 70%, y a partir del mes de mayo nos habían comunicado que la partida se iba a incrementar en otro 70% de los gastos no acumulativos",, expuso Sergio Katogui, vicerrector de la Universidad Nacional de Misiones (Unam) en diálogo con Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7.

En ese contexto confirmó que el presidente del CIN y rector de la Universidad Nacional de San Luis, Víctor Moriñigo, mantuvo comunicación con la Secretaría de Educación, desde dónde se anunció el incremento en un 270% a las partidas que corresponden a otros gastos de todas las universidades nacionales. "Se trata de extender esta medida que inicialmente involucraba solo a la Universidad de Buenos Aires, cosa que no sabemos por qué, y entendemos que es palabra oficial esta cuestión que comunicó ayer (por el martes) el vocero presidencial en su conferencia de prensa", dijo.

Aunque se espera que el incremento se oficialice en el corriente mes, Katogui advirtió que todavía no hubo comunicaciones oficiales. "Necesitamos las resoluciones y los instrumentos porque es el mecanismo mediante el cual agregamos a nuestro presupuesto estas partidas y creamos los créditos correspondientes para poder imputar los gastos contra esos créditos. No podemos ponernos a gastar dinero solo porque nos dicen que nos van a dar. Necesitamos que lo oficialicen mediante instrumentos legales, como resoluciones emitidas por la Secretaría de Educación y, mediante esos instrumentos, nosotros hacemos lo interno para agregar esas partidas a nuestros presupuestos y a partir de ahí lo podemos gastar", explicó.

A su vez, precisó que agregar las partidas al presupuesto es una decisión del Consejo Superior y que las partidas de otros gastos son, posteriormente, distribuidas a las distintas unidades académicas. "La Unam está compuesta por seis facultades y dos escuelas. Tenemos un esquema similar al de la Nación con las provincias, de coparticipación. Entonces, apenas incorporamos al presupuesto esas partidas, las distribuimos a las unidades académicas mediante un índice que, en su momento, fue aprobado por el Consejo Superior", ahondó.

En este sentido, tuvo en cuenta que cada unidad académica es diferente en su composición. "Las carreras son distintas, algunas tienen más estudiantes, otras menos, más equipos. Y más allá de que en algunos casos hay una precisión concreta de en qué gastar las partidas, después las unidades académicas tienen independencia para fijar prioridades en función de lo que está pasando en cada Facultad", profundizó.

Uno de los servicios más afectados

La Universidad Nacional de Misiones cuenta con un total de cinco comedores universitarios. En Posadas, la Facultad de Ciencias Económicas administra el que está ubicado en el campus, mientras que el comedor centralizado atiende a estudiantes de la Facultad de Humanidades, de Ciencias Exactas, y de la Escuela de Enfermería. El comedor de la Regional Oberá presta servicios para los estudiantes de la Facultad de Ingeniería y de la Facultad de Artes, al de la Regional Eldorado asisten los estudiantes de la Facultad de Ciencias Forestales y de la Escuela Aerotécnica, y el de la ciudad de Apóstoles es administrado por la Facultad de Ciencias Exactas, destinado a estudiantes de Informática.

Sin embargo, fue uno de los servicios más afectados ante la falta de presupuesto, por lo que hubo que adecuar la cantidad de estudiantes que reciben este beneficio. "Es una de las partidas más grandes que disponibiliza la universidad. Cuando arrancamos el año el análisis decía que era imposible sostener el servicio de los comedores en el mismo nivel que el año anterior. Hay que sumar la inflación, que en alimentos es tremenda, y que también ha habido actualizaciones muy fuertes en lo que son los servicios. Realmente era muy difícil y justamente por eso era el reclamo de esta actualización de partida de otros gastos en ese 300%", señaló el vicerrector de la Unam.

Teniendo presente que en el año pasado se servían más de 4.500 bandejas de comida por día, entre almuerzo y cena, y que el programa de albergues tiene cerca de 1000 estudiantes, afirmó que una parte importante de las partidas será destinada a atender los reclamos del sector estudiantil. "Estamos obligados a invertir parte de nuestros recursos en la contención social de los estudiantes", expresó.

Un alivio que no resuelve

Por otra parte, Katogui remarcó que "más allá de la actualización y las expectativas que tenemos con este incremento presupuestario, el daño ya está hecho".

"Si algún estudiante no pudo continuar por no tener el servicio del comedor, o por otros inconvenientes como que haya tenido una actualización de su alquiler, nuestro reclamo era para evitar estas cuestiones. Nuestras carreras son de largo aliento; ingenierías, contaduría y profesorados que duran cinco años. Para un estudiante, verse obligado a abandonar su carrera posiblemente lo hace rever toda la situación. No porque vuelva a funcionar el comedor va a volver a estudiar. No es tan sencillo, ellos ya perdieron", lamentó.

Asimismo, puso el foco en que el aumento de las partidas no resuelve puntos claves para el debido funcionamiento de las universidades. "Esta medida toca únicamente a lo que nosotros decimos son las partidas para otros gastos. No se resuelve la cuestión salarial ni la cuestión de infraestructura o de las becas estudiantiles. En la Unam tenemos obras que están paradas y no sabemos si, en algún plazo, se pondrán en marcha nuevamente. Esas obras son de suma importancia, dos en el campus de Posadas, y otra en la Regional Oberá donde la Facultad de Arte ha iniciado la carrera de Arquitectura", puntualizó.

"El reclamo de las universidades no empezó con la discriminación que hicieron respecto a la Universidad de Buenos Aires, sino que empezó ya a principios de año y va a continuar. Nosotros como Universidad Nacional de Misiones siempre le hemos dado una especial atención a las medidas de contención social y las vamos a seguir atendiendo", cerró quien ocupa el cargo de Vicerrector en la Unam.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?