¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Entrevista con el entrenador Jorge Flores

“Hay que darle el mismo valor a un deportista adaptado que a un convencional”

El profesor de educación física y formador de atletas de elite se refirió a la necesidad de un “reconocimiento definitivo” para el deporte adaptado y destacó el crecimiento de dicha disciplina
sábado 18 de mayo de 2024 | 10:00hs.
El Chino junto a su alumna Mahira Bergallo,  una de las atletas de deporte adaptado más importantes de la región.
El Chino junto a su alumna Mahira Bergallo, una de las atletas de deporte adaptado más importantes de la región.

Descubrió su vocación en Buenos Aires y llegó a Oberá hace poco más de 25 años para acompañar el rumbo del deporte adaptado. Desde su humildad fue adquiriendo la sabiduría que permitió moldear la carrera de grandes referentes como Mahira Bergallo (lanzamiento de bala) y Maximiliano López (atletismo).

Con el correr de los años se convirtió en una de las voces oficiales de los que no la tienen, siempre pregonando para el crecimiento de un sector de la sociedad que poco a poco deja de estar postergado en la provincia.

Hoy tiene 53 años, es padre de cuatro hijos y sabe muy bien que está lejos de relajarse con más de 50 chicos y chicas bajo su ala. Porque además de profesor de educación física y entrenador de elite de atletismo adaptado, el Chino también es técnico de la selección argentina para personas con síndrome de Down.

Jorge Flores detiene un momento su interminable rutina de todos los días para opinar de lo que sabe en ‘Charlas con El Territorio’. Desde el presente del atletismo adaptado hasta el proceso que conlleva convertirse en un atleta internacional.

¿Cómo ves al deporte adaptado en la provincia? ¿Tiene su lugar o todavía falta consolidarlo?

Tenemos atletas que están consolidados, pero creo que lo que faltaría es el reconocimiento definitivo de la sociedad. Se viene trabajando bien en el campo del atletismo, de la natación, el fútbol para ciegos y el básquet en silla de ruedas; de hecho tenemos representantes en las distintas selecciones nacionales.

Creo que el deporte adaptado está creciendo en el interior y en distintas localidades, es decir que los chicos tienen posibilidades concretas de practicarlo.

Lo que faltaría es un poco más de apoyo a los consagrados pero en lo restante estamos por el buen camino. Las cosas a veces tardan pero las ayudas llegan cuando se necesitan.

¿En qué hay que trabajar?

Varias veces me ofrecieron cargos en selecciones argentinas, pero sinceramente sólo quiero seguir mi vocación. A mí dejame en la pista o en la pileta laburando con los chicos. Creo que necesitamos una persona idónea en el gobierno que no tenga intereses propios y que valorice otras cosas como el apoyo a los chicos para que hagan normalmente su actividad sin pensar en juntar la plata para cubrir viajes y estadías a los torneos.

Mahira Bergallo, por ejemplo, si no tuviera la beca paralímpica de Tokio no se podría pagar el psicólogo, el kinesiólogo y el nutricionista. A los chicos del interior les cuesta mucho venir  a Posadas, tienen que sacar un turno en el Ministerio de Deportes y los profesionales a veces no pueden ajustarse a ese tiempo. Cuesta coincidir y son cositas que un deportista de alto rendimiento necesita.

Noelia Olivera -coordinadora en el Ministerio de Deportes- lo está haciendo muy bien porque siempre trata de brindarnos todo el apoyo cuando lo requerimos. Está presente cuando mandamos las notas, nos gestiona sin importar el deporte. Hablo desde otra perspectiva.

¿Hay inclusión en el deporte para chicos con discapacidades?

La visibilización ayudó a que no se noten las diferencias con el convencional. Cuando aparece un chico con muletas o en silla de ruedas es incluido de alguna manera.

Las redes sociales también hicieron su aporte tanto dentro como fuera de una cancha. Lo veo, lo puedo palpar, no me lo cuenta nadie.

¿Qué lugar ocupa la salud mental? ¿Se trabaja psicológicamente con los chicos?

Lo intentamos y le damos un valor importante. Sabemos que con una planificación de ejercicios y de nutrición se puede estar óptimo físicamente, pero se puede complicar si dejamos de lado la cabeza.

Después de entrenar el chico/a tiene vivencias sociales, familiares e influye sin que los profes nos demos cuenta. Estas cuestiones los agota.

Entonces es importante trabajar la parte psicológica a la par para que el atleta llegue en alza a los torneos.

Flores con parte del equipo que se dedica a las clases de natación.

Sin ir más lejos, Mahira tiene que lograr en los próximos tres torneos la marca para clasificarse a los Juegos Paralímpicos de París y su mochila verdaderamente es muy pesada. Puede hasta perder la beca y todo se complicaría, tiene que vivir con eso.

A veces no tomamos magnitud pero un atleta tiene que llegar mejor de cabeza que de físico. Si ocurre lo contrario ya no lo podemos manejar.

¿Cómo es el proceso de captación de un talento?

No tenemos el ojo entramado para encontrar deportistas de élite. Lo que hacemos es acercar los chicos al deporte y si tiene condiciones innatas los guiamos con más tiempo para que marque la diferencia.

Los profes tenemos la suerte de encontrarnos con algunos talentos y lo único que hacemos es orientarlos.

¿De qué manera se acompaña al deportista profesional en el proceso de crecimiento individual?

Ajustamos los entrenamientos hasta convertirlos en profesionales. En Misiones tenemos herramientas suficientes para que crezcan, desde pistas de atletismo hasta piletas o gimnasios, el deportista no tiene que salir de la provincia, no tiene que ir a otras urbes como Buenos Aires.

¿En qué se debe enfocar un entrenador de élite y a qué hay que prestarle atención?

Hay que estar atentos a todo lo que ocurre alrededor del atleta. Charlar la planificación, conseguir masajistas y manejar sus tiempos, sus ansiedades. Además tenemos que tratar de que la convivencia sea en paz porque ya son como una familia.

Muchas veces tenemos diferencias y soy consciente que puedo equivocarme desde mi lugar.

¿Cuál es el secreto para llegar a lo más alto? ¿Cómo se sostiene el nivel de un atleta no convencional?

No hay secreto para esto. Te pueden cambiar el sistema de entrenamiento pero siempre termina primando la regularidad, las condiciones del deportista y el tiempo que estoy dispuesto a gastar como profesor sin un mango a cambio, simplemente por vocación.

Te puedo decir que para esto hay que invertir mucha parte humana y al final son ellos -los atletas- los que te lo devuelven completamente con gestos.

Hoy tengo un grupo de 30 chicos practicando atletismo en el Complejo Ian Barney y sólo dos llegaron al máximo nivel nacional. Pero los otros 28 están ahí, agradecidos de entrenar con esos dos. Nunca hay que olvidarnos de donde salimos.

Cuesta mucho mantenerse cuando se llega a ese nivel.

La sociedad misma te exige que lo mantengas o lo superes, pero hay muchas cosas que influyen y los atletas al final son personas. Hay que tener cuidado.

¿Por qué decidiste trabajar y dedicar tu vida a esto?

Me recibí de profesor de educación física en Buenos Aires e inmediatamente trabajé en una pileta de natación con chicos con síndrome de Down. Cuando llegué a Misiones también agarré horas en la Escuela Especial N° 2 de Oberá -hace 25 años que está en la misma- y me encanta.

Me es más fácil desenvolverse y si lo tuviera que volver a elegir lo haría con mucha seguridad. A mi me sana, me llena de energía poder brindarles algo porque sé que trabajar con ellos es único. A veces nos quejamos por un esguince, por un dolor de hombro y estos pibes tienen una parálisis cerebral, cuadriplejias, no pueden hablar, son sordos o ciegos. Ellos hacen cosas increíbles, son personas increíbles y eso me llena la batería para seguir corriendo.

¿Qué falta estructuralmente para que el deporte adaptado tenga la consideración y el lugar que merece?

Cosas pequeñas pero que los adaptados se dan cuenta. Está bien la creación del parque olímpico pero me pregunto por qué no hay uno paralímpico. Hay que darle el mismo valor a un adaptado que a un convencional.

Hay algunos que siguen pensando que el rengo o el ciego tira una pelota y le dan una medalla. Eso no es así. Realmente hay chicos sobresalientes, con condiciones superadoras.

 

Perfil

Jorge A. Flores
Entrenador de atletas no convencionales y preparador físico

- Maestro y profesor nacional de educación física. Actualmente se desempeña en la Escuela Especial N° 2 de Oberá.

- Entrenador de deporte adaptado, tanto aspirantes como de primera línea. Comanda la Escuela Municipal de atletismo adaptado en Oberá.

- Profesor de natación en una pileta climatizada. Las clases están destinadas a personas autistas e intelectuales. 

- Además forma parte de la Federación Argentina de Atletas con Síndrome de Down -Fadasd-.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?