¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Un hombre prendió fuego tres veces el kiosco del actual novio de su expareja: quedó detenido

Según indicó la mujer a la Policía, la violencia comenzó hace cuatro años, después de que se separaran. Ambos tienen 3 hijos en común.
viernes 17 de mayo de 2024 | 11:45hs.

Un aberrante caso de violencia de género ocurrió en las últimas horas en la zona oeste de la provincia. Un hombre prendió fuego en reiteradas ocasiones el kiosco del actual novio de su expareja y recién tras el tercer ataque fue detenido.
 
El violento episodio ocurrió este lunes en la localidad bonaerense de Ituzaingó. El primer hecho ocurrió a las 17:46, el segundo a las 19:04 y el último a las 23:00. En diálogo con Mediodía Noticias (eltrece), Jonathan, el dueño del comercio, aseguró que la violencia por parte del acusado vienes desde hace años.

Rocío, la víctima, se separó de su ex, identificado como Sandro Eduardo Rolando, y desde entonces su vida es un calvario. También lo padecen sus tres hijos, los que comparte con el agresor, de 8, 6 y 5 años. Ese mismo lunes, en tres oportunidades distintas, Rolando arrojó al local una botella prendida fuego, lo que provocó que las llamas entraran al negocio.

“Tenemos un libro de denuncias, todos con hechos de violencia de género y ataques a Rocío y a la familia”, contó Jonathan. “Son tantos que no me acuerdo. La familia, hermanos, amigos, todos están involucrados”, agregó el joven.

Además, precisó que días antes ya había intentado incendiar la casa donde vive la mujer con sus hijos y los padres de ella. “No le importó si prendía fuego la casa con sus hijos adentro”, detalló Jonathan y sumó: “Me prendió fuego mi moto, la de mi cuñado y me baleó el auto”.

Ese lunes, Brian, el hermano de Rocío, se encontraba trabajando en el local cuando el atacante tiró la botella encendida en la puerta del comercio. “Gracias a Dios y a la vecina que vino con un balde de agua no sufrí ninguna quemadura porque no hay otra salida”, dijo el joven.

Desde hace tiempo que la Justicia le impuso una perimetral y la víctima vive con miedo, sin embargo, la causa no avanza. “Le da miedo llevar a los nenes al colegio, se siente culpable, todos saben, no se puede vivir así”, lamentó la pareja de la chica.

“Vas a la comisaría y te dicen lo mismo de siempre: que hay que esperar, ¿Esperar a qué, a que haya un muerto? No sabemos qué más hacer”, completó. Luego del tercer ataque, Rolando fue detenido. La causa quedó en manos de la UFI 11 de Morón, y en el lugar trabajó la Comisaría tercera de la zona.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?