Fue esta mañana en ante el Juzgado de Instrucción de San Pedro

El parricida de Dos Hermanas se negó a declarar en indagatoria

Neri Ramón Figueroa (32), quien esta acusado de asesinar a machetazos a su papá Agustín Figueroa (78) el pasado viernes, fue imputado hoy por homicidio agravado por el vínculo, calificación que de confirmarse en instancia de juicio oral representa prisión perpetua. Se espera por testimoniales e informes periciales para avanzar con el expediente
miércoles 15 de mayo de 2024 | 17:59hs.

Cinco días después de conocerse el asesinato de Agustín Figueroa, el jubilado de 78 años que fue ultimado el último viernes dentro de su vivienda en Dos Hermanas a causa del ataque a machetazos que recibió por parte de su hijo Neri Ramón Figueroa (32), la justicia citó esta mañana a audiencia indagatoria al implicado para avanzar con la pesquisa por este hecho. Aunque luego de designar abogado defensor en el proceso, y tal cual lo ampara el derecho a no declarar sin que esto complique su situación procesal, el presunto parricida guardó silencio ante el Juzgado de Instrucción Uno de San Pedro, a cargo de la pesquisa.

Fuentes consultadas por este matutino señalaron que el arribo del detenido a la sede judicial se produjo minutos después de las 10 de hoy. Y luego de escuchar los elementos acusatorios que se tienen hasta el momento, el titular del juzgado; Ariel Belda Palomar, imputó provisoriamente al implicado por homicidio calificado por el vínculo. Dicha calificación, en caso de comprobarse más adelante en instancia de debate oral, podría significar para el detenido la pena de prisión perpetua.

Ahora, Neri (32) continuará el avance del expediente en una dependencia policial mientras se avanzan en otros puntos importantes para el esclarecimiento del caso. Entre ellos, la elaboración de distintos estudios médicos y socioambientales para reconstruir, entre otros puntos, qué tipo de relación llevaban padre e hijo. Para esto, también será vital el aporte testimonial de familiares y allegados a los Figueroa.

En torno a esto último, El Territorio dialogó con Antonia Figueroa, hija de la víctima, quien también aportó datos sobre antecedentes violentos que tuvo como protagonistas al detenido, previo al hecho y con otras dos hermanas.
“Él siempre atentó contra la familia, incluso ya había atentado contra mis dos hermanas. Él siempre amenazaba y ya le había amenazado a mi papá que quería plata. Mi papá nos comentó eso a mí y a mis hermanos, pero nunca pensamos que iba a pasar esto”, afirmó la mujer de 34 años que si bien aclaró que tanto ella como sus hijos no tuvieron conflictos con Neri, si estaba al tanto de las actitudes violentas de este último con otros allegados.

“Él ya había planeado todo esto porque lo que le dijo al remisero que le trajo es que iba hablar con mi papá. Él mató, guardó el cuchillo y salió de la casa. Mi hermana hacía media hora que había salido de la casa de mi papá y de casualidad no se encontraron”, añadió la entrevistada, quien comentó que Neri es uno de los 14 hijos que tuvo su papá.

A su vez, la entrevistada aclaró que su hermano y su papá no compartían casa como se deslizó en algunos medios provinciales y que ambos tenían sus respectivos domicilios, ubicados a unos 500 metros de distancia uno del otro.
“El día que hizo lo que hizo mi hermano llegó como si nada a la casa de mi papá y no entendemos por qué hizo lo que hizo. Él es epiléptico y sabemos que tomaba bebidas alcohólicas, pero no sabemos cómo estaba ese día”, relató la mujer, quien a su vez remarcó: “Mi papá era una persona súper tranquila, no tomaba. Él (Neri) lo hizo por maldad porque no se arrepiente de lo que hizo”.
También remarcó que no hubo discusión entre sus dos familiares ya que la mañana del hecho nadie de los vecinos que viven pegado al lugar escuchó gritos o discusiones en la casa de Don Agustín.

Manos ensangrentadas
En otro tramo de la charla, Antonia comentó que, por casualidad, su otro hermano Gabriel, esa mañana se topó con Neri apenas unos instantes después de haber cometido el ataque.

“Mi hermano mayor estaba por ir a Irigoyen y de casualidad le vio porque anda en muleta y lo reconoció en la calle. Cuando le alcanzó mi hermano le dijo que quería hablar con él porque ellos suelen hablar así y ahí él le dijo lo que pasó. Incluso vio que estaba todo lleno de sangre y volvió corriendo a mi casa y se topó con el cuerpo de mi papá”, narró la entrevistada.

También añadió que, al constatar los dichos del detenido, su hermano fue en busca de este último nuevamente, pero para ese entonces ya el implicado se había entregado en sede policial.
Por otro lado, comentó que el agresor tiene una pensión y que el mismo día del hecho había cobrado el dinero del citado beneficio.
A su vez, recordó el tipo de relación que tenían tanto Neri como su padre: “Papá le ayudaba con plata, con los medicamentos, con mercadería. Él estuvo seis meses internado y mi papá lo cuidó porque tuvo un accidente. Siempre mi papá estuvo a la par de él. Es por eso que no podemos entender por qué hizo esto si mi papá siempre lo ayudó y lo apoyó”.

Además, Antonia se refirió a un supuesto comentario que habría deslizado el detenido estando ante la Policía y que acusaba a su padre de hechos de abuso que habría sufrido cuando era menor de edad. Al respecto confió: “Según lo que dijo él, mi papá abusaba de él, pero eso no es cierto porque él no vivía con mi papá. Desde los 15 años él (Neri) tuvo su casa propia y es por todo este tema que yo quería hablar personalmente con mi hermano para ver por qué hizo lo que hizo”.
Por último, remarcó: “No tenemos palabras hasta ahora para resumir esto y a la vez no podemos hacer nada porque él ya está detenido. Sólo espero que tomen la decisión correcta y que se haga justicia por mi papá”.

Feroz ataque y posterior confesión
De acuerdo a los datos aportados por voceros policiales que intervinieron en el hecho, el cuerpo de Agustín Figueroa (78) fue encontrado a media mañana del pasado viernes dentro de la vivienda en la que vivía en soledad en Dos Hermanas.
Efectivos de la comisaría local se llevaron una gran sorpresa esa mañana cuando Neri Figueroa (32) se presentó en sede policial y narró haber mantenido una fuerte discusión con su papá. Y que luego del intercambio verbal le propinó varias puñaladas que le causaron la muerte a su progenitor.

Por este hecho tomó intervención el Juzgado de Instrucción Uno de San Pedro, a cargo del juez Ariel Belda Palomar, quien dispuso el arresto del implicado, como así también una serie de estudios psicológicos y socioambientales para avanzar en la investigación.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?