Florencia Olivera fue consagrada reina de Santo Pipó

"Pipó significa amor, unidad y familia, representa la empatía ya que es un pueblo muy solidario, hay cordialidad de parte de los pueblerinos y eso también va ligado a la seguridad, tradición y amistad", manifestó la joven soberana.
miércoles 15 de mayo de 2024 | 16:07hs.
Florencia expuso sus deseos y desafíos de ahora en más. //Fotos: Esteban González.
Florencia expuso sus deseos y desafíos de ahora en más. //Fotos: Esteban González.

La localidad de Santo Pipó cumplió el pasado 3 de mayo un nuevo año desde su fundación. En ese marco, se organizaron diversas actividades y el último fin de semana fue coronada reina Florencia Olivera (17), quien se tomó un tiempo para charlar con El Territorio.

Se mostró sonriente, amable y atenta, y dijo que siempre le llamó la atención representar a su pueblo y en la ocasión que tuvo se quedó con la corona que le entregó la reina saliente, Yuliana Ayala. Su simpatía y su desenvolvimiento en el escenario hizo que el jurado (integrado por tres personas) la eligiera como la portadora de la banda como reina de la localidad. Un sueño cumplido claro está, pero que también conlleva un gran desafío, deseos a futuro y enormes expectativas en este año que le va a tocar  cumplir este rol.

"Decidí presentarme porque solía participar con la escuela de danzas, que formaba parte, en los eventos que se realizaban en las fiestas locales. Eso me llamaba la atención, despertaba sentimientos de curiosidad sobre poder representar a esta querida comunidad", afirmó Florencia. A su vez, precisó que hasta los 13 años integró el cuerpo de baile, siempre destacándose en el escenario y desde entonces tenía el objetivo de estar presente pero desde otra parte del espectáculo.

Nacida en Santo Pipó, ahora transita el último tramo de la secundaria. Es estudiante del quinto año en la Escuela de Comercio 7 de la localidad. Por eso, el amor hacia su pueblo y el afecto que recibe por parte de los vecinos, es algo que no cambia y quiere retribuirlo de la mejor manera posible. "Pipó significa amor, unidad y familia, representa la empatía ya que es un pueblo muy solidario, hay cordialidad de parte de los pueblerinos y eso también va ligado a la seguridad, tradición y amistad".

Su presencia en la comuna es desde muy chica pero puede que, en un futuro, deba tomar otros caminos. Su deseo es continuar con los estudios tras egresar del colegio secundario. "Me llama mucho la atención la carrera de psicología, primero quiero culminar quinto año y luego enfocarme en una carrera universitaria", asumió. Incluso, hizo referencia que si más adelante se le brinda la oportunidad de presentarse en otra fiesta, tratará de estar presente, con el firme propósito de llevar sus raíces a otros lados y guardar por siempre recuerdos de su Pipó natal.

La elección que la consagró fue junto a otras cuatro candidatas. Florencia sostuvo que ya se conocían previamente y eso llevó a que el ambiente se vea más llevadero. "Si bien todas queríamos ganar, fue muy agradable compartir distintas experiencias con las demás postulantes, la amistad se fortaleció y se vivió en un hermoso clima entre todas las chicas", dijo. Ahora que tiene un desafío por encarar, su deseo es fomentar el turismo local, transmitir la cultura que hay en su localidad y la historia que forjaron los santopiposeños con el correr de los años.

Contó con el privilegio de estar junto a sus seres queridos en el evento que la consagró. Ahora, su propósito es dar lo mejor de sí. "Creo que puedo ser una voz de confianza e inspiración para aquellas mujeres que desean presentarse y tengan inseguridades, dejar como legado que es una cuestión de actitud, sin olvidar la importancia del significado del mate, que representa amistad", concluyó.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?