Productor propuso instituir el servicio militar obligatorio para condenados por algunos delitos

El proyecto presentado en la Cámara de Diputados de la Nación implicaría una transición entre las personas privadas de su libertad por delitos penados con hasta tres años de prisión y la libertad plena.
miércoles 15 de mayo de 2024 | 13:50hs.
Imagen referencial. //Marcelo Rodríguez.
Imagen referencial. //Marcelo Rodríguez.

El proyecto presentado a la Cámara de Diputados de la Nación apunta a que las personas que hayan sido condenados por delitos de hurto, robo, incendio, narcomenudeo, violencia de género o transgresiones rurales puedan finalizar la condena con seis meses o un año de servicio militar obligatorio. La propuesta inicial está destinada a jóvenes de entre 18 y 24 años, y el control del régimen debería estar a cargo de autoridades legislativas, no militares.

"Como todo está bastante descalabrado y los jueces se quejan de no tener capacidad en las celdas, se podría dar una pena menguada si la persona que delinquió cumple con el servicio militar. El Ejército tiene todas las estructuras armadas para eso, y debe dejarse el control en manos de los políticos, no de un Sargento", puntualizó Sergio Delapierre, productor yerbatero de Eldorado e impulsor del proyecto.

En diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7, indicó que su objetivo también es abrir el debate para intentar dar con una solución acertada. "Cuando uno habla del servicio militar obligatorio, se despiertan distintas opiniones en la sociedad y es bueno que sea así. Mucha gente lo toma por el lado de los derechos humanos y dice que esto no sirve, pero todos los países que limitan con Argentina -excepto Uruguay- tienen régimen de servicio militar obligatorio", dijo.

"Estuve en Brasil hace poco visitando cárceles por el tema de autoconvocados y hemos visto que el respeto a la autoridad es distinto al nuestro. En Argentina se perdió el respeto a la Policía y a la autoridad, incluso a maestros y a profesores. Hay una degradación de la conducta de ciertos ciudadanos que no es buena para un país porque debemos ser respetuosos de las autoridades y del derecho del prójimo", consideró.

Asimismo, remarcó que se encuentra en contacto permanente con colonos que padecen de distintos delitos, como el robo de cables y motosierras de sus hogares, o el ataque a sus animales. "En Eldorado hay una cantidad de robos a escuelas e instituciones oficiales. Roban en todos lados y, lamentablemente, suelen ser jóvenes. Hay una degradación en nuestra sociedad porque falta trabajo, falta un sistema educativo acorde al rendimiento de cada alumno y es una cuestión muy compleja", analizó.

"Este proyecto de ley sería una pequeña piedra de un mosaico a corregir porque esto requiere muchas modificaciones. Debemos poner un límite a la gente que delinque para darle una enseñanza y una disciplina, sino esto va a ser cada vez peor", manifestó.

Rango etario y delitos

Desde esta perspectiva, el primer artículo del proyecto establece: "Instituyese el servicio militar para personas con edades comprendidas entre 18 y 24 años, que hayan cometidos delitos de: hurto, robo, abigeato, violencia de género, incendio, comercio de drogas, delitos rurales, etcétera y todo otro hecho delictivo que signifique una pena de prisión de uno a tres años, una vez cumplido el 70% de la condena".

De esta forma, el proyecto presentado sería una suerte de transición entre una persona privada de la libertad y la libertad plena. "Es volver a armar el esquema de servicio militar obligatorio, únicamente para quienes hayan cometido delitos. Por lo menos, que las personas que cometen delitos no muy graves, por eso el límite 3 años de cárcel como pena, cuando hayan cumplido el 70% de la pena puedan ser liberadas pero inmediatamente deban cumplir con un régimen de servicio militar adecuado a las formas que se consideren", explicó el impulsor de la propuesta.

Además, hizo hincapié en que "el control de este servicio militar, específico y especial, debe estar regido y controlado por el Congreso de la Nación, es decir, por las autoridades que fueron elegidas democráticamente". "Las cárceles deben ser escuelas de formación y de corrección, y el preso debe cumplir la pena que corresponde", añadió y ese contexto analizó que "también tenemos que tener un sistema carcelario adecuado, en el que el preso no sea torturado y que se termine pudriendo en la cárcel, como dice mucha gente".

"El objetivo es corregir los pasos de una persona que delinque y reinsertarla en la sociedad, pero aprendiendo normas de disciplina, de comportamiento y respeto a la autoridad. Debe respetar a la sociedad", subrayó Delapierre. "Hablé con algunos Diputados y me dijeron que iban a intentar presentar el proyecto. Si lo aceptan, habrá que ver qué reformas se hacen para completar el proyecto con una buena reglamentación. Si es rechazado, habré tomado conocimiento de lo que quiere nuestra sociedad y entraré a preocuparme o no", cerró.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?