Las inundaciones en Porto Alegre alcanzan un nuevo récord

Las muertes aumentaron a 147, mientras que 127 personas siguen desaparecidas; se esperan vientos del sur que complicarían aún más la situación
lunes 13 de mayo de 2024 | 20:30hs.

El número de muertos por las inundaciones en Rio Grande do Sul, al sur de Brasil, ascendió a 147, según informaron hoy las autoridades locales, mientras que 127 personas siguen desaparecidas y el estado continúa con alerta máxima de inundaciones severas.

Rio Grande do Sul continúa con alerta de inundaciones severas para Vale do Taquari y el Gran Porto Alegre. En Porto Alegre, la capital de Rio Grande do Sul, el río Guaíba aún se encuentra por encima del nivel de inundación, y en los últimos días se ha visto afectado por un repunte, cuando el nivel que había bajado comenzó a subir nuevamente. Este lunes, en un registro de matutino, Guaíba había vuelto a alcanzar los 4,78 metros.

Las lluvias amainaron el lunes pero el gobernador del estado, Eduardo Leite, urgió a los evacuados a no regresar a las viviendas, en especial en Porto Alegre y sus alrededores. “No es momento de volver a las casas todavía en las zonas de riesgo”, alertó en una conferencia de prensa.

El río Guaíba superó por segunda vez en apenas diez días la marca histórica de la inundación de 1941. La primera vez que se superó la marca fue la noche del 3 de mayo, cuando el nivel superó los 4,76 metros de altura. Guaíba alcanzó una altura sin precedentes de 5,35 metros el 5 de mayo.

Nueve de cada diez localidades monitoreadas por Defensa Civil se encuentran por encima del nivel de inundación, según datos hidrológicos del DRHS-SEMA. El nivel de inundación marca el nivel en el que se observan los primeros daños en la región afectada.

El repunte fue provocado por nuevas lluvias que llenaron los ríos que desembocan en Guaíba entre el viernes y el domingo. La previsión es que este lunes, martes, parte del miércoles y viernes lleguen vientos del sur, lo que podría provocar una fuerte suba del nivel del agua.

La agencia meteorológica MetSul alertó el lunes sobre la llegada de un frente frío a Rio Grande do Sul, que complicará la situación de los evacuados.

“Estamos viviendo la continuación de un drama sin fin aquí en Rio Grande do Sul desde finales de abril, cuando comenzaron estas lluvias torrenciales”, dijo el vicegobernador Gabriel Souza a la cadena Globo.

El desastre, que expertos y el gobierno brasileño vinculan al cambio climático y al fenómeno El Niño, obligó a más de 600.000 personas a abandonar sus hogares. De ellas, casi 81.000 se encuentran en refugios montados en escuelas, clubes deportivos y otros establecimientos.

Este evento catastrófico ha tenido también repercusiones políticas. El presidente de Brasil, Lula da Silva, se vio obligado a cancelar su viaje programado a Chile -previsto para los días 17 y 18 de mayo- para centrarse en la respuesta del gobierno a las inundaciones.

La presidencia señaló en un comunicado “la necesidad de monitorear la situación de las inundaciones en Rio Grande do Sul y coordinar la atención a la población afectada y las tareas de reconstrucción”. Por el momento no hay una nueva fecha prevista para el viaje de Lula.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?