Se espera descenso de la temperatura para las próximas semanas

Llega el frío y prevén un aumento de los cuadros respiratorios pediátricos

Es importante cumplir con la vacunación antigripal y contra el virus sincicial respiratorio, esta última destinada a embarazadas en los últimos meses de gestación
domingo 12 de mayo de 2024 | 8:30hs.
El año pasado el programa Irab registró 19.000 casos de virus respiratorios.
El año pasado el programa Irab registró 19.000 casos de virus respiratorios.

En marzo, el Ministerio de Salud Pública de la provincia dio inicio a las campañas de vacunación antigripal y contra el virus sincicial respiratorio. La primera está destinada a niños de entre 6 y 24 meses, adultos a partir de los 65 años, embarazadas, personas de entre 2 y 64 años que padezcan algún factor de riesgo, pacientes inmunosuprimidos y personal de salud; mientras que la segunda vacuna está direccionada a personas gestantes que transitan los últimos meses de embarazo para prevenir casos de bronquiolitis en niños de hasta seis meses.

Si bien el registro de pacientes pediátricos con cuadros respiratorios es bajo en comparación a la misma semana epidemiológica el año pasado, se espera que el pico ocurra en las próximas dos o tres semanas. “El año pasado el pico respiratorio se produjo justo a mitad de mayo, desde la semana 20 hasta la 23, coincidiendo con el pico del virus sincicial respiratorio. En esta semana hay un pequeño ascenso en los casos, pero venimos con un porcentaje menor respecto al año pasado”, indicó Guillermo Rolón, médico coordinador del programa de Infecciones Respiratorias Agudas y Bajas (Irab).

“Tenemos que estar más atentos que nunca en estas semanas que vienen, que comenzaría a hacer un poquito más de frío y donde van a aumentar más los virus respiratorios, sobre todo el virus sincicial respiratorio, que es el que más tenemos en cuenta para la bronquiolitis, y el virus influenza, que es el virus de la gripe”, dijo.

En conversación con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7, aseguró que la prioridad del programa es disminuir la morbimortalidad infantil en la provincia. “Hasta las semanas anteriores teníamos el virus del adenovirus, que es un virus respiratorio que se mantiene casi todo el año, y el virus influenza en muy pocos casos, que es el virus de la gripe. Son los virus a los que tenemos que estar atentos en estas semanas que vienen. En este mes de mayo van a empezar a aumentar los casos”, agregó.

No obstante, destacó que la vacunación antigripal y contra el virus sincicial respiratorio haya comenzado anticipadamente en marzo. “La antigripal deberían aplicarse todos los que están dentro del rango. Insistimos mucho en los chiquitos desde los seis meses hasta los dos años, que es obligatorio, y la primera vez son dos dosis”, precisó. “También este año se lanzó por primera vez, y va a continuar hasta julio-agosto, la vacuna contra el virus sincicial respiratorio. Se coloca a mujeres embarazadas en los últimos meses, entre las semanas 32 a 36, y es para la protección de los niños que van naciendo, hasta los seis meses”, ahondó.

“En Misiones tenemos altos porcentajes de vacunación, que es algo a favor y que nos va a ayudar mucho este año a que haya mucho menos chiquitos con cuadros de bronquiolitis por virus sincicial respiratorio”, remarcó el médico.

Además, tuvo en cuenta que en los 21 años de funcionamiento del programa Irab los picos fueron variando por semana. “Teníamos años en los que lo habitual era que el pico sea en junio y julio, entre la semana 25 y la 30 inclusive. En los últimos años hubo muchas variantes con el tema del Covid y manejábamos casi 19.000 casos de síndrome bronquial obstructivo en 2020. Después se bajó al 70%, es decir, no hubo ni 5.000 casos, y el año pasado subimos a 19.000”, resumió.

“El pico puede variar mucho, pero estamos en una época en la que se puede dar de acá a dos o tres semanas. Es importante que cumplamos con el calendario de vacunación porque hay muchas vacunas que podemos tener en cuenta”, subrayó Rolón.

Por su parte, el médico pediatra e infectólogo Oscar López coincidió en que en esta época del año empiezan a aparecer los primeros cuadros respiratorios. “Hago la parte de internación infectológica del hospital y estamos teniendo casos de niños con cuadros de vías respiratorias internados en el área crítica y en el área clínica”, comentó, en diálogo con Radioactiva 100.7.

“Lo que era dengue ahora se están convirtiendo en cuadros respiratorios, sin que deje de aparecer el dengue. Ayer (por el viernes) se internó a un bebé de 30 días con dengue, pero puede ocurrir que tenga dengue y algún cuadro respiratorio también”, sostuvo.

Asimismo, explicó que se registraron casos de niños con lo mal llamado ‘covidengue’, sumamente contagioso. “Se contagian por las gotitas de saliva, de flush, cuando uno tose, estornuda o al hablar, que estamos eliminando los virus que normalmente tenemos en nuestra garganta. Los contagios ocurren en un lugar donde los niños están concentrados entre 20 o 30, y donde los virus pueden quedar flotando en el aire. Pero si se ventila el ambiente, se desplazan los virus”, profundizó.

En este sentido, hizo hincapié en la importancia de toser o estornudar sobre el pliegue del codo, mantener una buena higiene de manos y, en la medida de lo posible, ventilar los ambientes abriendo ventanas para que circule mejor el aire. A su vez, puso el foco en que a los bebés de dos, cuatro y seis meses se les coloque la vacuna antigripal junto con la anticovid. “Muchas de estas enfermedades tienen cómo prevenirse, o por lo menos lograr que en vez de ser una enfermedad grave pase a ser una enfermedad leve, eso teniendo un calendario de vacunas al día”, afirmó.

Signos a prestar atención

Entre los síntomas a prestar atención, el infectólogo advirtió que la mayoría de las virosis respiratorias comienzan con un cuadro febril por encima de los 38°, que dura entre dos y cinco días. “Suele estar acompañado, en algunos casos, con dolor de cabeza, algún dolor corporal en los cuadros como las gripes. En otros se va sumando la famosa sensación de picazón en la garganta. Si el niño siente dolor de garganta, que le pica o le raspa podemos diferenciar una angina, que va a necesitar un tratamiento específico, de una enfermedad viral”, añadió.

“Cuando la fiebre se prolonga más de tres o cuatro días, si el niño está agitado, le cuesta respirar y rechaza el alimento, si está decaído, no quiere jugar o tiene un llanto que es más un lamento, son los síntomas a los que hay que estar alerta. Si se le cambió de color la piel a moradito en las manos o los labios es de mucha gravedad”, completó.

En concordancia, el doctor Rolón puntualizó que “si el niño empieza con secreción, moco, tos, dificultad para respirar o chillido, no hay que dudar de ir al centro de salud más cercano. Si está agitado al punto de no poder alimentarse ni dormir, es una urgencia, con más razón en menores de dos años”.

“Hay que prestar atención a los signos de alerta y no automedicarse, sino ir a la consulta y estar atentos a las recomendaciones pediátricas”, cerró.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?