Japón detectó un peligroso desecho espacial capaz de destruir satélites e impactar en la Tierra

Una colisión con ese pedazo de chatarra causaría una catástrofe espacial: no solo destruiría lo que choque, sino que traería importantes consecuencias para las comunicaciones.
sábado 11 de mayo de 2024 | 13:15hs.

Un satélite japonés detectó un desecho espacial de gran tamaño que podría representar una amenaza para los satélites en órbita. Incluso, hasta podría impactar en la Tierra. Este objeto, un fragmento de un cohete lanzado en 2018, tiene un tamaño estimado de 10 metros de largo y se encuentra en una órbita que lo acerca peligrosamente a satélites operativos.

La detección de este pedazo de basura espacial fue realizada por el satélite ADRAS-J, desarrollado por la empresa japonesa Astroscale y diseñado para capturar y eliminar la chatarra que orbita nuestro planeta.

Si bien la probabilidad de que este objeto impacte en la Tierra es baja, no se puede descartar por completo. De caer en la superficie, podría causar daños a personas o propiedades. Pero además, y principalmente, representa un riesgo significativo para los satélites en órbita. Una colisión con un pedazo de chatarra de este tamaño causaría una catástrofe espacial: no solo destruiría lo que choque, sino que traería importantes consecuencias para las comunicaciones.

La misión japonesa para detectar basura espacial
Japón está a la vanguardia en la lucha contra la basura espacial. El país desarrolló varias tecnologías para capturar y eliminar este tipo de desechos. Además, trabaja con otros países para desarrollar soluciones globales a este problema. ADRAS-J (abreviatura de Active Debris Removal by Astroscale-Japan o Retirada de escombros espaciales por Astrosacle-Japón) se lanzó a la órbita terrestre a bordo de un vehículo Rocket Lab Electron el 18 de febrero.

La misión principal de esta sonda de 150 kilogramos es encontrarse con un gran trozo de basura espacial, la etapa superior del cohete japonés H-2A que lanzó el satélite de observación de la Tierra GOSAT en 2009, y estudiarlo. Según Astroscale, este trabajo ayudará a probar tecnologías que las futuras naves espaciales podrán utilizar para dar servicio a los satélites o capturar y retirar de órbita objetos de desecho.

Esta es la primera vez que un satélite captura imágenes de basura espacial durante una operación de encuentro. La detección de este peligroso desecho espacial es un recordatorio de la necesidad de actuar para limpiar la órbita terrestre. La basura espacial es una amenaza creciente para la seguridad espacial, y es necesario tomar medidas para proteger los satélites y la infraestructura espacial.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?