Bruxismo en niños: qué tenemos que saber para ayudar a que sigan sonriendo

Este rechineo de los dientes muchas veces es síntoma de otra condición psicológica y emocional. Cómo detectarlo y qué hacer durante su tratamiento.
sábado 11 de mayo de 2024 | 10:45hs.

El incremento de la angustia psicosocial durante la pandemia por COVID-19 incrementó la frecuencia de los síntomas por bruxismo en adultos y niños, que, a su vez, constituyen un círculo de factores que interactúan mutuamente con el estado psicológico y emocional.  
El bruxismo es una actividad repetitiva de los músculos masticatorios. Al igual que en los adultos, en los niños existen dos formas de bruxismo:

el bruxismo despierto o de vigilia (BV)
el bruxismo del sueño (BS)
Comúnmente, este rechineo va acompañado de un sonido de roce (especialmente durante el sueño) y en ocasiones puede ser fuerte y audible. Es importante destacar que se trata de un síntoma, y no de una enfermedad. El bruxismo nos está avisando que algo está ocurriendo.

Factores que lo predisponen
Los factores son múltiples y dependen del tipo de bruxismo del cual hablemos. El bruxismo de vigilia se debe principalmente a factores psicosociales como el estrés, la angustia, el nerviosismo.

Por otro lado, las causas del bruxismo del sueño parecen más complejas. Dormir menos de 8 horas por noche, los despertares frecuentes, la latencia prolongada del sueño (tardar mucho para dormirse), el sueño inquieto y tener la luz encendida o ruidos mientras se duerme podrían aumentar la predisposición a este síntoma en los niños.

Algunos trabajos también muestran su asociación con los problemas respiratorios como los ronquidos habituales, la apnea obstructiva del sueño y la obstrucción nasal en niños y adolescentes

Cómo detectar el bruxismo
A veces, las consultas pueden surgir ante el reporte espontáneo por parte de los padres que escuchan a sus hijos “rechinar” los dientes. En otras ocasiones, tenemos que prestar atención si aparecen dolores de cabeza, dolor en la zona bucal, facial o en la articulación temporomandibular, especialmente al despertar. Ante la presencia de alguno de estos síntomas, es importante la consulta con el pediatra para llegar a un correcto diagnóstico.

Tratamiento del bruxismo pediátrico
Un estilo de vida saludable que incluya una buena calidad de sueño puede tener un papel relevante en el bruxismo pediátrico, por lo que es aconsejable implementar medidas como mantener una rutina a la hora de acostarse que incluya actividades como lectura, música suave o ejercicios de relajación a modo de ir “avisándole” al cuerpo que es momento de descansar y relajarse.

También, se debe estar atento al tiempo que los niños pasan frente a las pantallas y especialmente, no tener televisores, computadoras, celulares y tablets en la habitación de los niños, principalmente por la noche.

Para prevenir interrupciones del sueño se recomienda apagar todas las pantallas por lo menos una hora antes de dormir. Además, la práctica de algún deporte o ejercicio ayuda a descargar el estrés y dormir mejor.

También es importante incorporar herramientas que promuevan la relajación, estimular una comunicación abierta con los chicos para abordar cualquier inquietud que puedan tener, crear una atmósfera de apoyo y comprensión en casa, para evitar factores asociados al bruxismo como el estrés y la ansiedad.

La doctora Rocío Martínez, Medical Advisor Bayer Cono Sur (MN 113.875) explicó: ”En algunas situaciones, ante la aparición de dolor, es necesario el tratamiento con analgésicos para aliviarlo. En este sentido, el Ibuprofeno tiene efecto analgésico y antiinflamatorio, siendo esta última propiedad lo que lo hace particularmente útil en dolores con características inflamatorias. Los analgésicos y antiinflamatorios usados de forma adecuada y a las dosis indicadas son seguros y bien tolerados, siempre que se tomen según la recomendación del médico o la indicación del envase/prospecto”.

Actron Pediátrico es una suspensión oral con Ibuprofeno al 2%, de fácil administración gracias a un práctico dosificador con su jeringa dosificadora. Indicado a partir de los 6 meses de edad, tiene un rico sabor frutilla-cereza, siendo el sabor más elegido por los chicos según el estudio de Alyami H y col. Además, es un producto sin TACC: apto para celíacos.

Vale aclarar que siempre es importante dar la menor dosis posible durante el menor tiempo aceptable (menos de 5 días), y hacer la consulta con el pediatra y/u odontopediatra para valorar cada caso en particular, ya que tratar el dolor no supone que no consultemos con el médico.

Como ya fue señalado, el bruxismo es un síntoma, por eso es importante que se vea por qué aparece, para preguntarles a los chicos no solamente cuáles son sus síntomas, sino también para estar atentos a su salud bucal y emocional, y hacer la consulta para conocer si existe una condición clínica subyacente que podría predisponerlo. Su abordaje puede ser multidisciplinario, incluyendo al médico, odontopediatra, psicólogo y/o psicopedagogo según requiera cada caso en particular.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?