Bullrich suspendió las llamadas desde la cárcel de dos capos narco investigados por los atentados en Rosario

Para la ministra de Seguridad, las bandas criminales organizaban ataques, amenazas y homicidios desde el penal. También dispuso una serie de medidas para los presos de alto perfil.
miércoles 01 de mayo de 2024 | 12:15hs.

El Ministerio de Seguridad de la Nación suspendió las comunicaciones de dos líderes narco de Rosario, que están presos en cárceles federales, y que habrían organizado algunos de los últimos atentados y amenazas contra Patricia Bullrich y el gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro.

 Se trata de Esteban Lindor Alvarado, cabecilla de la banda de “Los Rosarinos”, y su socio Claudio “Morocho” Mansilla, quien organizó la espectacular fuga del penal de Piñero. Ambos están detenidos en Ezeiza por delitos graves como homicidios y causas por narcotráfico, y en las últimas semanas orquestaron distintos ataques en el marco de las restricciones implementadas en los pabellones de alto perfil para luchar contra la violencia narco.

En la resolución a la que accedió TN, la cartera de Seguridad detalló que las llamadas serán suspendidas “por el término de 30 días”, y que solo ambos podrán hablar con sus abogados defensores. Además, especificaron que, una vez superado el plazo, “se formulará una consulta a la Fiscal General del Ministerio Público de la Acusación de la provincia de Santa Fe respecto de la continuidad de la medida”.

Entre los fundamentos, describen que tanto Alvarado como Mansilla “pudieron haber determinado y encomendado la comisión de alguno de los hechos violentos que tuvieron lugar durante el año en curso en la Ciudad de Rosario, desde su lugar de alojamiento”.

Tal como informó TN, la decisión se dio después de que se descubriera que Cantero había desplegado diferentes maniobras, algunas por demás insólitas, para seguir hablando con sus socios desde adentro del penal de Marcos Paz. En la última estrategia, fingió cambiar su orientación sexual y dijo que era bisexual. También hizo triangulación de llamadas con su hija Triana. De ahora en más, podrá hablar solo con su abogado.

Más restricciones para los presos de alto perfil
La ministra Patricia Bullrich fue una de las tantas víctimas de las amenazas mafiosas que sacudieron a Rosario, por lo menos desde que asumió su cargo. En ese contexto, resolvió restringir también las comunicaciones de los presos de alto perfil que están alojados en distintas cárceles del Servicio Penitenciario Federal.

Una de las medidas de la resolución emitida este martes ordena que el teléfono público será ubicado fuera del sector de alojamiento de reclusos. Además, los presos podrán hablar una vez por semana, en un día y horario determinado en forma previa.

De acuerdo a la resolución, solo podrán comunicarse con líneas autorizadas y tendrán solo 20 minutos para realizar el llamado. A su vez, detallan que las comunicaciones las hará el personal de custodia, para comprobar que el receptor del llamado esté dispuesto a atender.

Según explican en el documento, estas restricciones no serán aplicables para las comunicaciones que los detenidos hagan con sus abogados, ni tampoco a las que se efectúen con los organismos de control.

Temas de esta nota
¿Que opinión tenés sobre esta nota?