martes 16 de abril de 2024
Llovizna ligera 20.7ºc | Posadas

Análisis del consultor Gustavo Córdoba

Destacan accionar de las provincias para protegerse ante embates de la Nación

Destaca como relevante el debate del poder constituyente de las provincias y sostiene que sin diálogo ningún país superó una crisis. Plantea que Milei incurre en serias contradicciones

domingo 25 de febrero de 2024 | 8:00hs.
Destacan accionar de las provincias para protegerse ante embates de la Nación
Gustavo Córdoba, estando en Posadas, destacó que corren con ventaja aquellos gobernadores con protagonismo, como el caso de Misiones.
Gustavo Córdoba, estando en Posadas, destacó que corren con ventaja aquellos gobernadores con protagonismo, como el caso de Misiones.

El revuelo político provocado en el país tras el enfrentamiento de varios gobernadores con el presidente Javier Milei y el complejo escenario económico, político y social, representaron algunos de los temas de análisis abordados por Gustavo Córdoba. El director de comunicación de Zuban Córdoba y Asociados y especialista en comunicación electoral y gubernamental, estuvo en Posadas y brindó una amplia entrevista a El Territorio.

Detalló los desafíos que tienen las provincias para cuidar los intereses de cada región y el papel fundamental de los  gobernadores. "Ir a chocar con cada uno de los gobernadores supone un riesgo muy alto para Milei, toda vez que los que viven en cada una de las provincias van a querer que sus provincias sobrevivan a todos estos ataques y a todos los ajustes que tiene la política actual del gobierno libertario", dijo en alusión a que así como los gobernadores cuidan de sus ciudadanos, éstos serán los primeros en respaldarlos antes que a Milei. A su vez, los tiempos corren con rapidez para el gobierno nacional, en una sociedad que requiere resultados cada vez más rápido e inmediato y podría sufrir las consecuencias en caso de no cumplir con las promesas de mejorar la situación del país.

"Una de las cosas que jamás hubiera pensado es que íbamos a estar desempolvando y discutiendo el Pacto de San José de Flores, viendo el poder constituyente de las provincias, viendo el rol que tienen desde la incorporación de Buenos Aires al resto del país", dispara apenas se inicia la charla con este matutino.

Observa que todo se acelera y se aguardan resultados. "La verdad es que en este gobierno de Javier Milei es tan intenso lo sucedido, que pareciera que han pasado un par de años y llevamos apenas dos meses de mandato", consignó.

¿Qué lograron observar en Zuban Córdoba Asociados en las recientes encuestas realizadas y publicadas esta semana?

Justamente lo que hemos detectado a grandes rasgos han sido dos cuestiones. La primera con respecto a la mala situación económica actual. Si bien el gobierno anterior de Alberto Fernández y Sergio Massa se lleva un porcentaje más que importante rondando casi el 50% de la responsabilidad, por primera vez en febrero tenemos que han pasado al frente el gobierno de Javier Milei y Luis Caputo. Nos medía el 25% en diciembre, 38% en enero y hoy 51%. Eso indica, por un lado, el principio del fin de luna de miel -que es posible- y, por otro lado, indica también la velocidad en la cual se produce el desgaste.

Siempre decía, nosotros a Cristina Fernández le dimos ocho años y la castigamos electoralmente votando a Mauricio Macri. A su vez, a Macri le dimos cuatro años y lo castigamos electoralmente votando a Alberto Fernández. Del mismo modo, a Alberto Fernández le dimos dos años y lo castigamos en esa famosa elección intermedia, que fue donde surgió Milei. Ahora Milei tiene apenas 60 días de rodaje y tiene un desgaste importante.

El otro elemento que hemos detectado habla de la fortaleza en realidad de Milei y no de la debilidad. Porque si bien reconocemos esta caída en su popularidad e imagen, lo que está claro es que también ha cambiado el panorama en la Argentina de los tercios. En mayo de 2022, junto a Ana Paola Zuban y Mario Riorda en una conferencia que dimos en un barrio de Mendoza llamado Mendoza Norte para el comité provincial del radicalismo y el comité local, hablamos por primera vez y mostramos los datos de los famosos tercios, que después influyeron  en el escenario local hasta la victoria de Milei. Eso cambió. Se está resignificando. Estamos en un proceso de poder político nuevo, no sabemos cómo va a terminar, pero claramente hoy estamos viendo que se están conformando dos grandes polos: el polo de Milei y el polo antimilei.

¿Cuál es la ventaja que tiene Milei en toda esta historia? Que el polo opositor hoy está profundamente fragmentado, sin una representación unificada, sin liderazgo a la vista con miembros de este frente antimilei que jamás estarían juntos, por ejemplo, la Coalición Cívica y el radicalismo con una parte del kircherismo. Eso sería insólito. Por otro lado, hay que ver de Milei independientemente si se logra o no la fusión o la Alianza con el PRO en materia legislativa. Lo que estamos observando es que ya Milei si proyectásemos su figura en términos electorales a la elección intermedia del año próximo contaría con casi la totalidad o casi el ciento por ciento de los que sufragaron a favor de Patricia Bullrich. Tendría una fuga en sus votos propios, pero concentraría la totalidad del voto que tuvo Patricia Bullrich en la primera vuelta. Lo cual me lleva a pensar a mí que la extrema derecha de la Argentina ha logrado, lo que hemos visto en Estados Unidos con Donald Trump, en Inglaterra con Boris Johnson, en Brasil con Jair Bolsonaro que la fuerza de extrema derecha termina fagocitando a las fuerzas de la derecha tradicional o al centro derecha en cada uno de estos países.

¿Ser provocador le sigue significando un buen negocio a Milei aún siendo presidente?

Hay un momento y contexto para todo. La política por lo general suele subestimar en qué contexto está maniobrando y tomando decisiones y haciendo ese tipo de declaraciones. ¿Qué puede llegar a pasar? Que la política no se dé cuenta que cambió el contexto. Por ejemplo, Mauricio Macri no se dio cuenta, Alberto Fernández, tampoco se dio cuenta o no lo quisieron ver y siguieron con sus rutinas e inercias comunicacionales derivadas de la campaña electoral.  El caso de Macri fue más paradigmático y puede pasarle a Milei también que todas las cosas que él dice, que a mucha gente que lo votó no le importan o las tienen en cuenta porque todavía creen que Milei va a producir un cambio fundamental en la economía.

Ahora, si ese cambio no se produce o demora demasiado y si Milei sigue con esa tonalidad de maltrato verbal a incluso sus propios aliados, es probable que si no hay una recuperación económica inmediata, Milei sufra una pérdida repentina de popularidad y caiga muchísimo en las encuestas.  Todo lo que está diciendo y haciendo ahora puede repercutir recién cuando cambie el contexto.

Milei adopta una actitud como si fuera el único con plena legitimidad, ¿no estaría tomando en cuenta que todos los gobernadores también fueron legitimados, incluso en forma previa en las urnas?

Bueno, hay que ver el lado positivo. Estamos revisando contenidos federales, eso no creo que sea negativo para nadie. Para la República Argentina reconocer que las provincias tienen el poder constituyente, porque fueron las que conformaron la república federal puede ser relevante. Porque el rol de los gobernadores -no ahora- te diría desde el 2001, incluso de antes es como una especie de poder en paralelo al del presidente. Creo que ahí puede radicar uno de los principales errores de lectura en la estrategia política de Milei. Porque quizás ellos pensaron o Milei pensó que la única legitimidad válida en términos democráticos era el de presidente. O incluso que tuviera una escala superior en la legitimidad democrática de cada uno de los gobernadores.

Error. En cada una de las provincias saben -salvo alguna excepción muy puntual-, que los gobernadores suelen tener mejores imágenes que los presidentes e ir a chocar con cada uno de los gobernadores supone un riesgo muy alto para Milei, toda vez que los que viven en cada una de las provincias van a querer que sus provincias sobrevivan a todos estos ataques y a todos los ajustes que tiene la política actual del gobierno libertario.  

Que las provincias sean preexistentes a la Nación, ¿puede validar en algo el accionar futuro de los gobernadores?

Depende de la gravedad. Hay quienes sostienen que hoy estamos en una crisis terminal. Creo y me baso en algunos colegas, no estamos ni en una situación ni una fase aguda de la crisis. Distinguir estos dos momentos pueden ser cruciales. Porque en un momento de crisis aguda los márgenes de acción de un gobierno realmente son acotados. Y allí sí el rol de los gobernadores, una vez declarada esta crisis aguda, puede ser la única herramienta que tenemos de recuperar resortes de la democracia para la República. Además, hay que ver hasta dónde la clase media -que suele ser bastante acrítica- le da tiempo a Milei para esperar resultados.

¿Cuánto sería ese tiempo que le otorguen a Milei para ver los resultados prometidos?

Es la gran pregunta. El que la sepa o encuentre una respuesta rápida, tendrá una gran ventaja. Tiendo a creer que el tiempo de espera se ha ido achicando. La tolerancia es cada vez menor. Es cierto que Milei hoy tiene la ayuda de grandes grupos empresarios y de grupos mediáticos, entonces eso posiblemente actúe como una especie de “ayudín” de último momento a favor de Milei. De todas maneras creo que la crisis económica que tenemos es muy importante. Tengo la sensación de que las provincias que tengan sus economías más dependientes de la actividad del Estado nacional, esas van a ser las que seguramente tendrán un impacto mayor en su crisis y un tiempo mayor en una eventual recuperación. Ahora, un gran número de provincias no se van a recuperar rápido.

En este contexto, ¿qué les conviene más a los gobernadores? ¿Plantarse y proteger a sus ciudadanos o avanzar en alianzas?

Fijate que es interesante ver el estado actual de los gobernadores. Por primera vez el peronismo no tiene una mayoría importante en el perfil de los gobernadores. Es más, uno puede decir, hay un montón de gobernadores peronistas o filo peronistas. Sin dudas, pero también es que estén coordinando políticas entre ellos o que tengan un líder nacional, que diga los gobernadores tienen que avalar tal o cual postura en el cuerpo partidario. Es como que cada uno está maniobrando solo, está teniendo un grado de autonomía en la estrategia política que es muy relevante. No obstante, hay que ver que ellos dialogan mucho entre sí. Y los perfiles dialoguistas, los perfiles conciliadores, quizás no en este momento, sino quizás más adelante tengan un valor diferente.

Entonces pensemos en aquellos gobernadores de provincias que no son peronistas, radicales ni libertarias, Misiones es una, Río Negro es otra; podemos pensar en Neuquén en Salta, Córdoba, son provincias que tienen gobernadores con protagonismos; están en los medios nacionales, están maniobrando en este contexto crítico. Creo que sin dudas, lo que se impone es la defensa irrestricta de los intereses provinciales. 

En este momento, ¿lo económico es lo que provoca mayor incidencia en todos los ámbitos?

Son las expectativas económicas las que atraviesan a todos y les permiten a Milei tomar estas decisiones arbitrarias que en otro contexto jamás se hubieran tomado o decir cosas que otras dirigencias jamás hubieran dicho. El contexto es determinante y exclusivamente económico.

¿Cómo se entiende a un presidente que no cree en la utilidad del Estado pero que a su vez lo administra?

A mí me sigue pareciendo una contradicción insalvable. Que filosóficamente Milei se sienta anti estado. Porque él dice que el Estado es una organización criminal. Entonces qué hace él presidiendo una organización criminal. Ahí veo una contradicción flagrante e imposible de salvar. Creo también tiene un gran componente antipolítica que lo demuestra porque él no confía en el diálogo, en negociar, que no es malo. No conozco ningún país en el mundo que haya logrado superar crisis económicas o institucionales sin diálogo entre las partes. Es evidente que tiene un formato de su praxis política que es absolutamente novedoso y que no habíamos encontrado hasta aquí con un estilo semejante.

Creo que Milei siente un profundo desprecio por las instituciones de la democracia, por la política, por lo político, él tiene como una especie de misión basada en la creencia que Dios le dio una misión, y eso es todo un tema de debate también. 

Piden priorizar la defensa de la provincia

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias