sábado 02 de marzo de 2024
Cielo claro 34ºc | Posadas

Expresión corporal activada

Moverse para encontrar el lenguaje propio

Como puntapié para crear nuevas formas creativas de hacer arte, para mejorar la postura o simplemente conocer mejor el cuerpo, un singular taller se desenvuelve en Sala Tempo

sábado 27 de enero de 2024 | 4:00hs.
Moverse para encontrar el lenguaje propio

Nuestros cuerpos hablan aun cuando elegimos no decir palabras. Transmiten mensajes, sensaciones, emociones todo el tiempo. Por eso, desde la expresión corporal se busca potenciar estas herramientas y poder descubrir, desempolvar el lenguaje propio de cada individuo.

En esta misión, se encuentra Armando Beltrametti, profesor nacional en expresión y lenguaje corporal que, con la excusa de un nuevo taller que se desplegará en breve en Sala Tempo, profundizó sobre los conceptos de esta interesante disciplina.

Si bien el sumergirse en la expresión corporal abrirá un abanico de nuevas posibilidades para artistas como actores, bailarines y hasta músicos, la realidad es que cualquier persona se sentirá beneficiada al detentar el arte de conocer más de cerca su cuerpo y moverse en consecuencia.

Por eso, el profesor comenzó explicando que el taller que comenzará el 8 de febrero, no tiene limitaciones. Está destinado tanto a personas que trabajen con sus cuerpos y estén conectadas con su movimiento, como a quien no tenga experiencia alguna en la materia.

“Trabajamos con una técnica que se llama senso-percepción, es decir, se entrena las sensaciones de las asociaciones corporales de las personas para que vayan apropiándose de su cuerpo, sintiendo cada parte del cuerpo y más allá, a nivel energético también, que aprendan a respirar, a corregir la postura, por ejemplo”, arrancó detallando Beltrametti que comparó este quehacer con el acercamiento de un músico a su instrumento: que antes de ejecutarlo, conocé sus partes.

“Cuanto más conozco mi cuerpo, más posibilidades de expresión tengo y más posibilidades de transmitir un sentimiento que es lo que busca un artista. El actor, por ejemplo quiere transmitir algo, llegar al público con los sentimientos, despertar algo nuevo”, marcó.

De la misma manera, priorizó que para el bailarín, tener noción de cómo se desempeña en profundidad su cuerpo es una herramienta básica que le permite no solamente trabajar mejor y despegarse del movimiento mecánico, sino también ahondar a nivel energético. “Es decir que cada movimiento, cada cosa que haga, vaya mucho más allá del propio cuerpo”, definió.

Al desarrollarse en este sentido, Beltrametti manifestó que abre un nuevo portal, que da otra visión. “Permite ver -a través de la sensación- a quienes están compartiendo el espacio, ver, sentir al otro”.

Es que al conocer lo propio primero, manejar el cuerpo te permite conectar con el otro de una manera más empática.

Con todo este bagaje, lo que se busca es construir un lenguaje corporal propio. A través de la exploración minuciosa de cada plano corporal, se va armando un lenguaje expresivo particular de cada persona.

“Vamos a notar que uno no baila igual al otro y todo movimiento es un lenguaje. Así como aprendemos a hablar y cada uno tiene su propia tonalidad, su timbre de voz, su modo de expresión y todo lo demás, lo mismo sucede con el cuerpo” graficó.

El movimiento entonces, se germina desde una impronta singular y desde allí se adapta a nuevos lenguajes y nuevas conexiones artísticas. Siempre alternando ritmo respiratorio y evocando consciente o inconscientemente los más inhóspitos recuerdos.

 “Esa expresión corporal la podemos trabajar con música o sin música, porque yo puedo dar consignas y bases explorando como para encontrar tu ritmo propio, y no necesariamente tenés que tener música para lograrlo, sino que vas encontrando más recursos todavía”, alegó el especialista.

De todas maneras, tras incursionar en el movimiento con el silencio, las clases se irán desarrollando también con percusión ejecutada por Beltrametti creando un ida y vuelta que se postula como libre.

Además de potenciar lo artístico, la disciplina potencia aspectos de la salud física y mental ya que “nadie pasa indemne” después de realizarla según entendió el profesor.

 Se gana en flexibilidad, en mejorar la postura, en el manejo del cuerpo y espacio, la autoestima, creatividad y mucho más.

En este caso, la invitación al taller no sólo es abierta a todo público sino que para quien se estrene en la actividad la primera clase será gratuita.

“La idea también es que conozcan el lugar que es fabuloso, porque esta nueva Sala Tempo está muy linda, me gusta más que la anterior  e  incluso parece que ese cambio de energía hizo bien a todos y están trabajando desde las vacaciones con mucha apertura de parte de la gente de la comisión que está moviendo la sala. Uno se va sintiendo como en familia, de alguna manera”, describió el profesor.

En tiempos donde parece que  las expresiones excepcionales están vedadas y todo viene empaquetado industrialmente, descubrir la voz propia, revelada de una forma diferente, desde un puntapié diferente, a través del movimiento innato guiado, se trasluce como una propuesta mirífica. Y lejos de plantear un formato cerrado el espacio permite impulsar nuevas formas de arte en suelo misionero.

Para agendar

Abrir canales expresivos
Desde el 8 de febrero, todos los jueves de 16.30 a 18.30  Taller  de expresión corporal sin límite de edad en Sala Tempo (Ramón García 554). Coordina  Armando Nino Beltrametti, profesor nacional en expresión corporal. Inscripciones al 376-4619784.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias