domingo 14 de abril de 2024
Lluvia ligera 22.7ºc | Posadas

Marcha de los días: Verano frío

Con las medidas de Milei la inflación se comió los salarios y los altos precios espantan a los turistas de países limítrofes porque le quitó competitividad a la Argentina. En el medio, provincias como Misiones hacen malabares para reducir el impacto. Mientras tanto, el gobierno nacional se preocupa por la rosca política en torno a un DNU y a un proyecto de ley que busca concentrar todo el poder del Estado en el Ejecutivo, de espaldas al Congreso.

domingo 07 de enero de 2024 | 3:30hs.
Marcha de los días: Verano frío
Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

El verano promete marcar temperaturas cercanas a los 40º en los termómetros misioneros, pero con temperaturas bajo cero en las billeteras de los argentinos, que por estos días reciben el golpe de la desregulación de la economía y la devaluación que impulsó el gobierno nacional. Un gobierno nacional que en apenas 27 días quemó la luna de miel de todo nuevo presidente a fuerza de medidas impulsadas por el mandatario Javier Milei y por el ministro de Economía Luis Caputo.

La desregulación provocada a partir de un megadecreto de necesidad y urgencia (DNU) y una devaluación que duplicó el valor del dólar, todo esto sin una mejora en los ingresos del trabajador y cuentapropistas, desataron un invierno económico que ya se ve en las calles del país. Por un lado, porque los argentinos, con bolsillos flacos, recortan sus gastos o como en Misiones van en busca de mejores ofertas a países limítrofes; por otro lado, porque los visitantes del turismo de frontera, brasileros y paraguayos, dejaron de venir de forma masiva porque el fuerte aumento de los precios ya no les es conveniente.

En los grupos de WhatsApp de los barrios posadeños volvieron a circular los comentarios sobre "lo barato que está Paraguay" en algunos productos. Mientras que en las localidades lindantes con Brasil, tal como  informó este medio en su edición del miércoles, los vecinos volvieron a optar por cruzar la frontera para proveerse de alimentos como pollo o arroz, por la conveniencia de precio.

Competitividad en crisis

Sobre la pérdida de competitividad, basta dar una vuelta por Posadas o por el norte de Misiones, los mercados posadeños ya no están abarrotados de brasileros o paraguayos que llenan sus carritos. Ahora, los pocos que aparecen, buscan precios y comparan con los de su país antes de agarrar productos que hace 20 días los llevaban por duplicado. Se terminó el "deme 2" del lado argentino. Siguen viniendo por los vinos argentinos, aceite de oliva y algunos productos de buena calidad que siguen teniendo mejor precio que en sus países. También se los ve en salidas gastronómicas en nuestras ciudades, pero sin el volumen de antes.

Y eso que todavía faltan los golpes más duros. Los servicios que seguirán subiendo. Al acomodamiento de precios del gobierno nacional todavía le restan impactos que enfriarán aún más la economía doméstica. La suba de tarifas de servicios recién comenzó a impactar, en la energía tendrá su mayor aumento entre febrero y marzo. Los combustibles, que ya casi llegaron a valer un dólar, todavía tienen algún aumento más pendiente. El gas, que esta semana subió un 150% en algunas repartidoras, tendrá algún otro acomodamiento en marzo. Y el transporte de pasajeros ya debate un aumento de tarifas que podría superar el 400%. Otros servicios como la TV por cable, las aplicaciones de entretenimientos o las prepagas de salud también están "acomodando" sus valores.

Dolarizados de hecho

Javier Milei llegó a la presidencia con la promesa de dolarizar la economía argentina. Muchos de sus votantes confiaron en que esto sucedería, a la corta o a la larga. Lo que Milei no les avisó es que la dolarización sería "de hecho" y en la práctica. Es decir, no hay sueldos en dólares ni dólares circulando por la economía argentina. Pero hay precios dolarizados, altos y sin que los sueldos se hayan dolarizado.

Como ejemplo lo siguiente. El combustible, la nafta súper, el valor de referencia en el mundo es de entre un dólar y un dólar con veinte centavos. Hace 30 días atrás en la Argentina la nafta súper costaba $459 pesos en YPF, con un dólar oficial a $400 pesos esto equivaldría a más o menos U$S1,14, y un sueldo de $200.000 equivalía a U$S 500. Hoy, 7 de enero, la nafta súper, dependiendo la petrolera, llega a $860 y con el dólar oficial a $832 eso equivale a U$S 1,03. Con ese mismo dólar, un sueldo de $200.000 hoy equivale a U$S 240. Los valores relativos en dólares se mantuvieron, pero los ingresos se desplomaron porque están congelados.

En ese marco, el deterioro de la economía personal es enorme y los comercios argentinos dejan de ser competitivos en comparación a los de los países vecinos. Esto reduce el consumo y enfría toda la actividad económica, que empezará a mostrar, si no le encuentran la vuelta, una imagen que creíamos no volvería: locales vacíos y gente sin trabajo recorriendo sin suerte cuanta oferta laboral, que será poca, aparezca a la vista. El futuro de la economía doméstica argentina, en el corto plazo, se muestra desalentador.

En el gobierno nacional, al parecer, no la ven. Los economistas y voceros del entorno del presidente repiten como loros que hay que pasar dos meses difíciles, pero que luego todo se estabilizará. Apuestan a que desde marzo los salarios comiencen a recuperar poder adquisitivo. Parece difícil de vislumbrar que esto pase en una economía que viene con una caída del consumo que podría generar un aumento abrupto de la desocupación. Aquí se abren dos preguntas: ¿Cómo harán las empresas que pierdan ventas para aumentar sueldos? ¿Cuántos trabajadores estarán todavía dentro del sistema cuándo esto pase?

Política caliente

La discusión política sí que acompaña las temperaturas del verano. Por estos días el debate se centra en el mega DNU y el proyecto de ley ómnibus que comenzarán a debatir la semana que viene las comisiones de la Cámara de Diputados de la Nación. Allí, lejos del frío verano que atraviesan muchos ciudadanos, el calor de la casta se discuten dos normativas que tienen un mismo fin, concentrar el poder político de la gestión en el presidente, de espaldas al Congreso. Es decir, asegurarle al Poder Ejecutivo un margen de maniobra política que le permitiría cerrar el Congreso durante el resto de su gestión.

Esto no cayó bien en la oposición, como era de esperarse, pero tampoco estaría cerrando bien en las filas de los aliados al gobierno nacional, donde tímidamente aparecen algunas apreciaciones en contra de algunos puntos que plantean las normas. Tampoco cayó bien en organizaciones de la sociedad civil, como sindicatos o asociaciones de profesiones, que recurrieron a la Justicia para pedir que se frene el DNU y que comienzan a mirar atentos las líneas del proyecto de ley que comienza a caminar en diputados.

Son en total unos 40 los amparos presentados ante la Justicia para trabar la aplicación de medidas que dicta el DNU que firmó Milei en sus primeros días de gobierno. Algunos apuntan a temas puntuales, otros al documento en general por inconstitucional. Uno de los que logró avanzar, con la Justicia levantando la feria, es el que presentó la Confederación General del Trabajo (CGT) y que frena la porción de la normativa que refiere a modificar las condiciones para facilitar despidos. En el gobierno salieron al cruce de la decisión, por estas horas preparan la apelación siguiendo la estrategia del procurador del tesoro Rodolfo Barra, que pretende que todos los amparos sean tratados en el Fuero Contencioso Administrativo Federal. Por ahora no lo está consiguiendo, y no sólo por el fallo de la Cámara Laboral, sino que también el juez de Primera Instancia Federal Lavié Pico, le propino un duro golpe al gobierno al habilitar que tramiten amparos individuales y en diferentes fueros. Ambos fallos fueron los primeros reveses judiciales para frenar el DNU del mandatario nacional. 

Al ritmo de la gente

Mientras tanto, los gobiernos provinciales hacen malabares para ayudar a la ciudadanía que ver licuar sus ingresos por la inflación. Y miden con termómetro propio el clima de las calles. En el Frente Renovador, como es su historia, están decididos a acompañar lo que el misionero plantee, aguantar hasta donde el misionero aguante. Para los líderes del oficialismo provincial será la gente la que marque el termómetro de la tolerancia y la aceptación de las medidas del gobierno nacional, y de ese apoyo o rechazo de los ciudadanos de la tierra colorada al gobierno de Milei dependerá cómo se planta el gobierno de Misiones ante la Nación.

Saben de la realidad económica que están pasando los misioneros, y que por supuesto también repercute en las arcas provinciales. La licuación de los ingresos en pesos y el enfriamiento de la economía también los sufre la administración provincial, que en las últimas semanas ve caer de forma violenta las transferencias de fondos de Nación. A las provincias se le redujo 15% la transferencia de los fondos no automáticos y 20% los automáticos cuyo ingreso principal es la coparticipación. En un contexto de alta inflación, reclamos salariales de los trabajadores y paralización de la obra pública, este tipo de recorte a las provincias tendrá como resultado un perjuicio a los ciudadanos. Estos recortes de la Nación también lo sufren los docentes, quienes tienen parte de su sueldo conformado por fondos nacionales (Fonid), que fueron retrasados por el gobierno de Milei.

Lo que más preocupa es que estás cosas se producen de la noche a la mañana, sin previo aviso o diálogo entre Nación y las provincias. Esto, en el mundo de la política se ve con preocupación debido a que estamos ante un gobierno cerrado al diálogo, desinteresado de atender o escuchar la agenda de las provincias del interior profundo y encerrado en la idea de generar condiciones para un puñado de grandes empresas dominantes del mercado nacional.

Pero, "es lo que se votó y vamos a respetar", afirman desde la cúpula renovadora, a la hora de responder ante la pregunta de qué postura se fija ante las medidas que toman en la Casa Rosada. El oficialismo misionero no es un espacio alineado al gobierno nacional, como sí lo son Activar de Pedro Puerta y el PRO, junto a algunos sectores de la UCR. Pero tampoco tiene pensado ser una oposición destructiva o que pone palos en la rueda. La propuesta, indican, es ser una oposición "inteligente y constructiva", esto porque para ellos los intereses del misionero estarán puestos siempre por encima de los intereses de un partido político.

En gestión

Mientras tanto, el gobierno de Misiones sigue gestionando. En la primera semana de enero el gobernador Hugo Passalacqua desplegó una batería de acciones que van desde inaugurar hospitales, entregar viviendas y reunirse con forestales y tabacaleros por las retenciones a las exportaciones, hasta una seguidilla de reuniones con ministros nacionales y con el titular de Anses para gestionar fondos que la Nación le debe a Misiones por varios conceptos.

En ese sentido gestionó ante la Anses la deuda de más de 60 mil millones que es dinero de los jubilados misioneros, solicitó retroceso en las retenciones a las producciones del agro provincial y le ratificó la decisión de Misiones al ministro nacional de Agricultura, de defender el precio de la yerba mate para los pequeños productores, en este sentido la creación del Instituto Misionero de la Yerba Mate (Imym) está encaminada y esta semana recibió el apoyo de sectores de la producción.

Según se supo estarían usando como base de plataforma un proyecto de ley presentado en junio pasado, con el objetivo de crear un centro de investigación y promoción de la yerba mate. También se espera que prospere la cautelar presentada en la Justicia Federal con sede en la provincia en contra de la degradación del Inym que figura en el famoso DNU presidencial. 

Lo que viene por delante será tan complejo, y frío, como lo transcurrido en estos primeros 27 días de gobierno. Nada en el horizonte es tan prometedor como para asegurarnos que el bolsillo de los argentinos recuperará, antes de que se termine el período estival, la temperatura del verano. Desde esta semana que comienza aumentará la tensión política en el congreso, mientras los aumentos de precios siguen sin encontrar techo.  

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias