domingo 14 de abril de 2024
Nubes 22.7ºc | Posadas

Marcha de los días: Verano a fondo

El presidente Javier Milei acelera a fondo, sabe que tiene que recorrer el tramo del verano a máxima velocidad para llegar a marzo con el mayor ajuste posible y con una acumulación de poder político y administrativo sin precedentes, porque ese mes cambiará el clima. En Misiones tratan de acomodarse a las medidas nacionales, intentando contener los daños que genera el ajuste.

domingo 31 de diciembre de 2023 | 3:30hs.
Marcha de los días: Verano a fondo
Imagen ilustrativa.
Imagen ilustrativa.

El 2023 cierra con la Argentina convertida en un nuevo auto de carreras, con un piloto que la lleva a máxima velocidad, como si llegar a la meta sólo dependiera de la velocidad y no de lo bien que se logre manejar a la hora de esquivar obstáculos o rivales. El piloto de esta Argentina en carrera con destino a marzo del 2024 es Javier Milei, un outsider de este tipo de carreras, que en la previa leyó mucho, no siempre los manuales adecuados para este auto, pero que tiene poca experiencia en este tipo de pistas. La suerte está echada, la primera posta de esta carrera es el mes de marzo y avanza hacia allá a toda velocidad.
En los primeros 21 días de gobierno Milei pisó el acelerador a fondo. Fuerte devaluación del peso, firmó un DNU de más de 360 artículos con los que desregula actividades económicas disparando la inflación a niveles no vistos en décadas, modifica estructuras del Estado y elimina controles en todo tipo de actividades provocando descontento en sectores importantes de la política y la sociedad. Y luego, como si fuera poco, manda un proyecto de ley ómnibus al Congreso de la Nación con el que propone cambios de fondo, en un cambalache de más de 600 artículos que van desde una inusitada delegación de poderes a manos del presidente hasta la exigencia de que los jueces federales usen toga y martillo en los juicios, como en las películas de Hollywood, pasando por ajustes e impuestazos. El acelerador más a fondo, imposible.

La primera meta es marzo, porque en ese puesto de control terminará la luna de miel. Haciendo un paralelismo con una pista, podríamos decir que hasta ese día, el auto que pilotea Milei compite con otros autos que andan por la misma pista, a menor velocidad y con movimientos algo erráticos. Ahí van los sindicatos, las organizaciones sociales y los dirigentes políticos de partidos no alineados al triunfalismo del ganador. Pero también va una parte importante de los votantes del propio Milei que empiezan a mirarlo raro porque la inflación los golpea duro y entonces notan que el ajuste no lo está pagando la casta, sino que lo están pagando la clases media y baja, los ciudadanos comunes, los laburantes y los asalariados.

No chocar los autos de sus votantes es el objetivo para llegar a marzo, donde la pista cambia. Cambia porque se termina la luna de miel de los presidentes recién llegados. Cambia porque muchas de las medidas que se están tomando en estos días, relacionadas con el bolsillo del trabajador, se sentirán con más fuerza y harán caer a muchos de ellos en razón de que la pobreza los alcanza, aunque tengan la suerte de seguir teniendo un trabajo. Allí, en marzo, la pista se llenará de pozos y la banquina será un lodazal. Va ser muy difícil mantener la velocidad al máximo sin correr demasiados riesgos. La carrera es larga, recién empieza.


DNU y Ley Ómnibus

Esta semana entró en vigencia el decreto de necesidad y urgencia con el que Milei comenzó a desregular la economía y a ajustar las cuentas en busca del déficit cero. Lo hizo en medio de fuertes críticas y reacciones, políticas y judiciales. Además de gremios, organizaciones sociales y organizaciones profesionales, dos provincias se levantaron contra el documento y fueron a la justicia. Misiones y La Rioja. El gobernador de Misiones, Hugo Passalacqua, anunció el viernes, día en que se puso en vigencia el DNU, que instruyó al fiscal de Estado para que se presente un amparo judicial para frenar la medida que degrada al Instituto Nacional de la Yerba Mate a un mero organismo de promoción.

En Misiones, donde en principio todo indicaba que no se trabajaría como oposición al gobierno nacional, tratando de buscar consensos, pues "gobernabilidad con gobernabilidad se paga", la moneda se dio vuelta y al tocarse intereses locales, la actitud cambió. Si bien garantizó con sus votos las autoridades legislativas que propuso el nuevo gobierno, en un gesto de poder provincial accionó contra el DNU. Las dos provincias fueron las primeras que se animaron a presentar sus pedidos formales ante la Justicia. En el caso de La Rioja, como fue ante la Corte, los cortesanos aceptaron el tratamiento, pero avisaron que no van a suspender sus vacaciones por esto, y lo analizarán el febrero. Mientras tanto el decreto goza de viabilidad.

El constitucionalista Daniel Sabsay, histórico y acérrimo antikirchnerista, fue muy duro y enfático esta semana al considerar como inconstitucional el DNU, ya que modifica 360 leyes sancionadas por el Congreso de la Nación. Sabsay habla de que prácticamente anula al Congreso y asume la suma de los dos poderes. Hay quienes comparan esta actitud con las habituales de Nicolás Maduro en Venezuela o de Alberto Fujimori en el Perú de los ’90.
Los demás autos en la pista van a intentar hacerle bajar la velocidad al piloto Milei. Las organizaciones sociales ya se movilizaron. No fue mucho lo que lograron, sólo le permitieron al gobierno mostrar su capacidad circense para montar carísimos operativos de seguridad para evitar que se corte más de media calzada en el microcentro porteño. El intento más importante de hacerle bajar la velocidad lo hará la CGT, que convocó a un paro con movilización para el 24 de enero próximo.

Esta semana la CGT visibilizó un botón de muestra de su capacidad de movilización, y lo hizo de forma ordenada y cumpliendo las nuevas reglas del juego. Pidiendo permiso y pagando una garantía previa para casos de destrozos. Lo hizo casi en tono burlón y se movilizó para protestas contra el DNU. El 24 de enero sería diferente, allí se protestará contra el proyecto de ley ómnibus, que no sólo toca derechos, sino también las cajas de los sindicatos.

En ese marco, Milei quiere apurar el tratamiento y aprobación de la ley. En el entorno del presidente quieren que antes del 30 de enero se trate y apruebe. Antes de que el clima social empiece a cambiar, antes de que llegue marzo. Es que entrando en febrero se comenzarán a sentir con fuerza los embates al bolsillo que provocan la quita de subsidios y la liberación de tarifas y precios. O la modificación impositiva, que esta semana golpeó al sector más bajo de la escala al anunciarse un aumento del 110,9% para los monotributistas, muchos de los cuales votaron a Milei convencidos de que habría menos impuestos y que eso les permitiría un mejor desarrollo. La realidad les está ofreciendo otro menú.


Imagen complicada

Los aumentos en alimentos, combustibles y el gas –que ya subió en Posadas a 10 mil pesos la garrafa de 10 kilogramos– son la punta del iceberg. Los aumentos fuertes en tarifas de energía, salud, transporte, educación y otros rubros se sentirán sobre mediados de febrero y principios de marzo. Y allí el clima social cambiará la pista.

Un clima que ya no es el mismo de los primeros días de gobierno. Una encuesta que se conoció esta semana de Zuban & Córdoba indica que la imagen del presidente viene en caída, pierde un punto por día desde que asumió. Además, más de la mitad de los encuestados ya sostiene que el ajuste no lo paga la casta sino "el pueblo", y la sensación de decepción comienza a sobrevolar.

La esperanza de estar mejor, que en los primeros días tras el triunfo electoral de Milei ganaba espacio, hoy se desinfló y ya es mayoría la gente que no ve posibilidades de estar mejor en un futuro cercano. Por eso Milei necesita llegar a marzo con el auto lo más entero posible y con la mayor parte de sus medidas de ajustes aplicándose y que le funcionen. 


Piloto en silencio, hablan los mecánicos


En las últimas semanas Milei está resguardado, no se lo ve tan seguido en las redes sociales y aparece muy esporádicamente en medios, en realidad en un solo medio, La Nación +, que parece haberse transformado en su canal oficial, ya que no sólo es al único al que le da entrevistas, sino que además puso a dos periodistas de este medio en su equipo de comunicación gubernamental, encabezado por un columnista que solía visitar esas pantallas.

En cambio, quienes sí se transformaron en voceros son Mauricio Macri, como aliado del libertario, y dos de sus ministras, Patricia Bullrich y Diana Mondino. Dos de sus alfiles de gestión, con quienes maneja la seguridad y las relaciones internacionales, ámbito en el que esta semana se marcó una novedad importante al confirmarse que Argentina descartará la invitación de ingresar a los Brics (Brasil-Rusia-China-Sudáfrica), el anuncio se lo hizo el propio Milei a los presidentes del bloque.

Ellos tres más Manuel Adorni, vocero presidencial experto en conferencias de prensas diarias, son los encargados de relatar lo que pasa en la cabina del piloto de la escudería de gobierno. Y de explicar por qué consideran necesario acelerar a fondo, claro que sin mencionar que por delante viene un camino mucho más complicado, al que tienen que llegar sacándoles ventaja a los demás.


Misiones y un piloto con experiencia


En la tierra colorada el piloto de esta carrera es un hombre con experiencia. No sólo en la pista, sino que tiene experiencia en una pista muy similar. A Hugo Passalacqua le tocó gobernar, un período atrás, con Mauricio Macri como presidente. Perfiles similares, ideas similares, sólo velocidades diferentes. Pero la experiencia previa le sirve para transitar esta carrera de otra manera.

Conocido el DNU, y la degradación del Inym, en Misiones primero hubo propuestas de resolución propia, creando un instituto local, pero sin entrar en discusión directa con el gobierno nacional. El gobernador había manifestado que se iba a accionar judicialmente en defensa de los productores, en paralelo a la idea del nuevo instituto misionero de la yerba. En silencio, se trabajó en los argumentos jurídicos, a la espera de la puesta en vigencia del decreto, y una vez vigente, ahí se accionó con determinación.

Es que el gobierno de Misiones decidió no perder tiempo en enfrentamientos discursivos en medios o redes sociales, acerca de posturas ideológicas que rodean a las medidas de gobierno. Se abocó a otra cosa, a tratar de mitigar el golpe en el bolsillo de los misioneros.
En ese sentido, esta semana se anunció la continuidad de los programas Ahora, creados originalmente por el propio Passalacqua en tiempos de crisis, bajo el gobierno nacional de Mauricio Macri, y potenciados por la gestión de Oscar Herrera Ahuad. Estos programas, que buscan por un lado incentivar el consumo y por otro mitigar el golpe de la inflación, son la base del movimiento económico comercial de buena parte de la provincia.

Otro de los anuncios que hizo esta semana el gobernador fue el de la prórroga de la ventana jubilatoria, para facilitar el retiro de trabajadores del Estado provincial. Otra diferencia sustancial con un gobierno nacional que piensa por estos días en cómo limitar las jubilaciones y cómo recortar ese "gasto". Además, Passalacqua recorrió esta semana obras públicas que se sostienen en ritmo con fondos propios, y entregó vehículos del programa Ahora Taxis para que puedan renovar sus unidades los trabajadores del volante.

En lo político el balance entre el oficialismo provincial y su oposición es disímil. Puertas adentro del Frente Renovador, se considera que este fue un año altamente positivo, en el que se lograron retener dos bancas del Senado y hacer crecer la banca de diputados nacionales. Además de las intendencias, las bancas de diputados provinciales y la gobernación. Mientras, en la oposición, que logró conformar el bloque más amplio de las últimas conformaciones de la cámara con once escaños, reinan el desorden y los desencuentros, producidos a partir de un errático desempeño electoral. Estuvieron más centrados en la discusión nacional que la realidad de la tierra colorada y eso los alejó de la gente y les quitó solidez a sus propuestas.  

Mañana comienza el primer mes que será de gestión completa de Javier Milei, un mes que estará marcado por el debate y el inicio de la aplicación de algunas medidas. Un mes que será apenas una muestra de lo que vendrá después, cuando en febrero el acelerador esté apretado más a fondo para tratar de llegar con todo aprobado a ese difícil camino que comenzará en marzo, y que será difícil de transitar si no se controla bien el auto o se baja, bastante, la velocidad.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias