Tras la devaluación del peso se registraron importantes subas de comestibles

Compras selectivas de lo esencial y búsqueda de ofertas para las fiestas

Comercios minoristas registran una caída en compras de budín, pan dulce y bebidas. Los mayoristas afirman que se mantienen las compras de los artículos navideños.
domingo 17 de diciembre de 2023 | 2:00hs.
Compras selectivas de lo esencial y búsqueda de ofertas para las fiestas
Compras selectivas de lo esencial y búsqueda de ofertas para las fiestas

En comercios minoristas consultados sostienen que disminuyeron las compras para fin de año y los consumidores priorizan "lo esencial". En los supermercados se registra una caída en la compra de artículos que antes salían sí o sí para esta época como postres navideños y ahora su venta cayó notoriamente.

Ante el contexto de devaluación y el fuerte aumento de los alimentos, de cara a las fiestas de fin de año varios análisis sobre la temática y especialistas indican que además de la pérdida del poder adquisitivo también se pierde el interés en la compra de artículos como budín, pan dulce y bebidas para el brindis.

Por otro lado, en los mayoristas, las compras no descendieron y se mantienen regulares en esta fecha. "El ticket promedio sigue siendo regular a comparación del primer semestre del año". "A la carne se le está buscando otras alternativas, el pollo por ejemplo. Para fin de año, el que no se aprovistó antes está llevando lo justo y necesario. Aunque pueda haber otra suba", indicó Adrián Rodríguez, responsable de comercio.

Por su parte, Lucas Kerps había mencionado que "el consumidor tiene más cuidado a la hora de comprar. Hay disparidad en los precios entre segundas y terceras marcas, pero lleva lo que va a consumir la familia. Predominan por ahí la carne y no tanto la compra en bebidas o postres".

Menos ventas
Rodríguez habló de la pérdida del poder adquisitivo en el último tiempo, lo que también genera que "el consumidor compre mucho menos y priorice para poder llegar a fin de mes o cumplir con todas las necesidades básicas como comida, vestimenta y servicios".

Tras ser consultado por un promedio en cuanto a la caída de ventas, indicó que "es difícil decir números porque todos los días se superan, pero de un año a otro la disminución en ventas minoristas ha sido notable sobre todo en artículos que no son esenciales".

Añadió que "los productos de limpieza, de higiene personal, y hasta incluso fideos, arroz y harinas son de los que salen sí o sí porque el ciudadano tiene que comer. La carne tiene otra historia porque también aumentó, y se puede reemplazar tal vez con otros alimentos".

Por otro lado, según un relevamiento del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (Indecom) a poco días de las Fiestas de Fin de año, "la inflación, la devaluación interanual y la pérdida de poder adquisitivo aparecen como las principales causas de la marcada tendencia, tanto en obsequios como en alimentos, que superaría la caída observada sólo durante la crisis de 2001".

El informe se elaboró sobre la medición que el mismo organismo obtuvo sobre la inflación promedio ponderada del mes de noviembre, que a nivel general arrojó una suba de un 12,8%.

Mayoristas
Por otro lado, desde dos reconocidos mayoristas consultados por El Territorio en Posadas indicaron que las ventas se mantienen debido que "el consumidor es otro, si bien son familias que llevan en más cantidades a fin de poder cubrir con todas sus necesidades durante el mes completo, también son pequeños comercios y emprendedores que se abastecen por lo que no se notó un caída en las ventas en cuanto al ticket promedio. Eso se mantiene".

Luego, desde Diarco indicaron que "los mayoristas en la capital misionera tuvieron ventas muy importantes durante todo el año debido a la visita constante del comprador paraguayo, situación que cambió tras las medidas del nuevo Gobierno Nacional, por lo que dejó de ser conveniente para ellos. El consumidor común, de Posadas o del interior lleva lo que busca al por mayor siempre y hace su compra todos los meses porque lo necesita, y pese a la suba de los productos, hay que seguir".

Además, se aclaró que el consumidor paraguayo sigue viniendo a Posadas pese a que el cambio actualmente no les favorece porque hay productos que en Encarnación no se consiguen como la sidra, por ejemplo.

Sobre las compras de cajas navideñas y productos relacionados a las Fiestas de fin de año, tanto desde Vital como Diarco coincidieron en que "se siente el espíritu navideño y que las cajas navideñas, tanto artículos como cajas de pan dulces o de sidra, salieron muy bien hasta la fecha".

Precios
En cuanto a precios, una caja navideña, según el comercio mayorista, parte desde $7.500. Una caja de pan dulce de seis unidades parte desde $9.000 (por unidad $1.500 cuando hace un mes y medio atrás se conseguía por $750). Una caja de budín por doce está desde $5.940 (por unidad $495, con anterioridad valía $400). Una caja de sidra por seis unidades parte desde $4.950 (por unidad $825), mientras que una caja de Ananá fizz por seis unidades cuesta desde $6.210 (por unidad vale $1.035).

Lo que constató este medio es que la suba de precios impactó en productos comestibles más que en comida tras comparar con un relevamiento que realizó El Territorio a finales de octubre también sobre productos de la caja navideña. En aquel momento una canasta para Navidad podía costar desde $4.665 y hoy vale $2.835 más.

Infografía de de los precios de la canasta navideña

En los primeros días de diciembre la caja navideña costaba mucho menos

Precios de la canasta navideña
Mayoristas en Posadas aseguran que las ventas por Navidad se mantienen y hay un ticket promedio regular.

Comenzó la cuenta regresiva para las fiestas de fin de año y es una época caracterizada por el consumo y gastos especiales que pueden verse con incrementos importantes luego de las políticas económicas anunciadas por el actual gobierno nacional.

Lucas Kerps, responsable de Autoservicios Kerps en Posadas, dialogó con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7 y apuntó: "Las cosas para las fiestas se están vendiendo, la gente ya anticipaba esta situación que estamos sufriendo en el supermercado. Lo notamos en los primeros días del mes que a sabiendas de lo que podía pasar después de la asunción del nuevo presidente, la gente se anticipó e hizo todas sus compras, hubo algunos que inclusive hizo sus compras y al no tener lugar donde guardar nos pedían por favor si nosotros podíamos hacerlo".

Luego mencionó que "hay varias marcas de pan dulce que son las que más trabajamos y que por ahí son las más económicas que no van a llegar a las fiestas. Eso ya se compró casi todo y podemos entender que el consumidor fue inteligente y se anticipó. Fue tan atípico todo que ya no sabíamos ni qué era barato ni qué era caro, había marcas de pandulces que normalmente siempre eran de alto valor y estaban muy cerquita de las segundas o terceras marcas y eso pasa con todo, no sólo con productos navideños".

En ese sentido, el comerciante dijo que las compras fueron variadas para las fiestas. "Quedó bastante de lado el consumo de las bebidas alcohólicas y tal es así que creo que no vamos a llegar a vender todo para las fiestas. Hoy no estamos atendiendo al público en un espíritu de fiesta sino de un sálvese quien pueda y que trata de hacer rendir el dinero y nos sorprendemos con la acumulación de clientes entre los pasillos comprando productos de consumo primario y nada que sea secundario".

Precios de la canasta navideña
Indican que las bebidas disminuyeron sus ventas para las Fiestas. Foto: Natalia Guerrero

Kerps sostuvo que desde el comercio se notó que el cliente está tratando de pelear la inflación y este aumento de precios que se acentuó con las últimas medidas económicas. "Entendemos que el consumidor está siendo inteligente y lo vemos por la acumulación de filas en horas no habituales. Muchos piensan que es algo temporal y que hay que tratar de hacer el sacrificio y dentro de eso está el despertar del consumidor que sale a gastar el peso que tiene en la mano y no dejarlo para mañana porque sabe que ya no valdrá lo mismo", destacó.

Kerps indicó que lo que más se venden son los productos básicos: "Todos ven mucho el precio, están más tiempo adentro del salón y una compra que antes duraba de 15 a 30 minutos veo que demora más porque sacan las cuentas, ya no es un consumidor voraz que llega y mete todo dentro del chango, sino que hace un análisis. Nos encontramos también de que hay segundas marcas que están más caras que la primeras por una cuestión circunstancial a lo mejor de minutos y el cliente está atento, hace el seguimiento del precio".

Incrementos
El supermercadista aclaró que si bien se esperaban aumentos de hasta el 100%, las listas no reflejaron ese porcentaje, "algunos productos, principalmente los derivados de granos que son aquellos exportables, principalmente harinas, arroces, el girasol, ya tenían un dólar diferenciado, entonces el salto nos fue del 100%, sino que fue solamente de un 40%. Por ejemplo el aceite hemos tenido aumentos solamente de entre el 25% y el 30%".

"Después nos encontramos con aumentos del 40% o 50%, entonces nosotros vemos que el industrial ya estaba anticipándose como para no pegar un salto tan brusco y hay mucha especulación en los comerciantes, es como una ley de la jungla y y entre todos el que más sufre es el consumidor, pero la realidad es que las listas no han subido el doble", mencionó.

Finalmente anticipó que es probable que existan nuevos incrementos debido a la suba del combustible, "que venía un poco relegado, y eso va a pegar en los fletes porque estamos alejados de los centros de distribución, eso es algo que en algún momento también va a hacer que los precios sigan subiendo".

¿Que opinión tenés sobre esta nota?