viernes 23 de febrero de 2024
Cielo claro 28ºc | Posadas

La mujer está acusada de intentar matar a su hija

“Sus hijos la necesitan”, señaló el ex de Rita

Familiares de Rita Cervantes Martínez, entre ellos su expareja Dardo Panchuk, reconstruyeron cómo fue la búsqueda de la mujer y la describieron como una gran madre. El debate oral continúa el lunes

viernes 01 de diciembre de 2023 | 6:05hs.
“Sus hijos la necesitan”, señaló el ex de Rita
Dardo Panchuk, expareja de la acusada y padre de la bebé, no pudo identificar a la mujer en un video. Foto: g. perotti
Dardo Panchuk, expareja de la acusada y padre de la bebé, no pudo identificar a la mujer en un video. Foto: g. perotti

Con testimonios de familiares y allegados de la imputada, continuó la cuarta jornada del juicio contra Rita Cervantes Martínez (31), la mujer que está acusada de intentar matar y abandonar a su bebé de dos días en la orilla del arroyo Mártires de Posadas el 7 de septiembre de 2020.

Los siete testigos que se presentaron ante el Tribunal Penal Dos reconstruyeron la secuencia de los tres días en los que la mujer tuvo a su bebé, volvió a su domicilio y fue detenida luego del hallazgo de su hija, quien estaba en una bolsa y con múltiples heridas de arma blanca.

Una de esas voces fue la de Dardo Panchuk, la entonces pareja de la acusada y padre de la bebé. En su testimonio, el hombre relató que Rita se levantó el 5 de septiembre aproximadamente a las 8 y después de cambiarse se fue al hospital porque tenía que atenderse de una molestia que tenía.

En esa línea, expresó que él se quedó durmiendo con su hijo de entonces tres años hasta la media mañana y que cuando se levantó se preocupó porque ya habían pasado horas y no sabían nada de Rita. Por ello, se comunica con la mamá de ella para contarle que Rita se había ido al hospital y no había vuelto.

La acusada tiene contacto con su hija de tres años. Foto: gianella perotti

Esto motivó que la progenitora comience a preguntar y a averiguar en los hospitales si su hija se encontraba internada o atendiéndose, pero sin conseguir respuestas favorables.

En tanto, Panchuk mencionó que en horas de la siesta de ese día Rita mandó una foto, algo que “nos dejó un poquito más tranquilos”. Sin embargo, alegó que cuando le preguntó dónde estaba, ella ya no contestó.

Continuando con su narración, contó que ya era casi de noche y la incertidumbre y preocupación estaban creciendo porque Cervantes no volvía. Luego le dijeron a la mamá de ella que la habían visto en el hospital y se dirigieron a los hospitales de Favaloro y Madariaga para preguntar por la acusada.

Pero dónde estaba la mujer era incierto, ya que los de seguridad decían que no la habían visto y que se habían confundido.

Por este motivo, Dardo se fue a la comisaría local para hacer una denuncia de desaparición. Esto ya en los primeros minutos del domingo 6 de septiembre. De ese día, el testigo sólo recordó que “después del mediodía fue una oficial a la casa para preguntarme por ella”.

Ante la consulta de qué recordaba del día siguiente, el hombre mencionó que en horas de la tarde, cuando todos estaban en la casa de la mamá de la imputada, “Rita había llamado a la mamá pero no se logró comunicar”, por lo que después le llamó a él y le dijo que estaba en la casa de vuelta.

Ante esta noticia, el testigo mencionó que él, junto a la suegra, sus dos cuñadas y una amiga -todos estaban en el domicilio de la progenitora de Rita-, se dirigieron de inmediato al departamento donde estaba Cervantes.  Esto representa una contradicción con lo dicho por Rita, ya que en la indagatoria la mujer mencionó que sólo llegaron su mamá y Panchuk al departamento.

Respecto al reencuentro con la imputada, el hombre explicó que al entrar al domicilio vieron a Rita que “se estaba pegando, se estiraba la ropa y decía ‘me sacaron mi bebé, me sacaron mi bebé’”.

Hipótesis de aborto

El testigo, con ayuda del expediente, manifestó que Rita “estaba en shock y dijo en voz alta que había realizado un aborto”. En ese contexto, indicó que esa hipótesis fue planteada o mencionada también por la madre y Luciana, una de las hermanas de la enjuiciada.

Por otra parte, el testigo explicó que “creo que nunca hablamos de todo lo que pasó”, agregando que lo que recuerda es que “ese día (el 7 de septiembre), ella me dijo que le iba a contar a Paula -amiga de la acusada-, de todo lo que pasó”.

En relación a la contextura de Rita en ese entonces, Panchuk describió que “siempre fue delgada” y que “tenía un poco de panza, pero no se asemejaba a la panza del primer embarazo”.

Ante la consulta de la defensa de cómo era la relación entre los dos, el testigo alegó que era buena. “Yo trabajaba más que nada y ella nos cuidaba a nuestro hijo y a mí” reconoció, añadiendo que la mujer era la encargada de cocinar y hacer todos los quehaceres de la casa.

Por último, el ahora expareja de la imputada, expresó que pidió ante el Juzgado de Familia que Rita pueda ver a su hija, alegando que “es una gran mamá, siempre fue excelente. Espero que Rita vuelva con su familia porque sus hijos la necesitan”.

Relato de la madre

Luego, fue el turno de brindar su testimonio para Alicia, la madre de Rita. Al igual que Panchuk, recordó que se enteró de que su hija no estaba en su casa por medio de una llamada que le hizo su entonces yerno. Esto provocó que ella decida comenzar la búsqueda en los hospitales, pero al no encontrarla volvieron cada uno a su casa a esperar que Rita se comunicara con ellos.

En ese contexto, manifestó que los agentes que estaban a cargo de la investigación le sugirieron que Rita “se pudo ir con alguien o que pudo hacerse un aborto”. Justamente, respecto a la posibilidad de un aborto, la testigo contó que luego de esa sugerencia hecha por los efectivos, la familia comenzó a averiguar dónde o quiénes realizaban abortos “pensando que por ahí podíamos encontrar algo”.

Rita estuvo internada desde el 5 hasta el 7 de septiembre, cuando le dieron el alta junto a su bebé. En referencia al horario del que habrían salido del hospital, la testigo indicó que le dijeron que fue entre las 11 y 11.30.

En tanto, Alicia expresó que cerca de las 15 la acusada se comunicó con la familia para avisar que ya se encontraba en el departamento, por lo que rápidamente se trasladaron al domicilio.

Ante la consulta de qué pasó cuando llegaron al lugar, la mujer recordó que cuando entraron la vieron nerviosa, llorando, con los pelos arrancados y que les decía que la habían dejado sola.

“‘Mirá lo que me pasó, lo que me hicieron’ me decía mientras se iba a la cama y se bajaba el pantalón”, detalló, añadiendo que “decía que le sacaron el bebé. Le preguntaba dónde estaba y me decía que no sabía”.

Continuando con su relato, la testigo mencionó que se enteró de lo que había pasado con la bebé cuando los policías fueron a detener a Rita, que estaba en ese momento en su casa.

Sobre qué pensó cuando le dijeron que la bebé encontrada podría ser su nieta, la mujer dijo que no podía creerlo, ratificando que nunca notó que Cervantes tenía panza de embarazada.

Por otro lado, guiándose con las preguntas de la defensa, la mujer explicó que en la comisaría donde estaba alojada la imputada en primera instancia “Rita era maltratada. Las internas le pegaban, pateaban en el piso y le tiraban agua fría”, lo que motivó que sea trasladada a la Unidad Penal V, donde permanece detenida.

Respecto a cómo es Rita como madre, Alicia respondió: “La mejor mamá del mundo. Muy dedicada a su niño”. A su vez, expresó ante los jueces su necesidad de que Rita quede libre, explicando entre lágrimas que “necesito a Rita conmigo por los niños. Por mi edad ya no me siento capacitada para cuidarlos. Como mamá les pido por favor”.

El último de los testigos de ayer fue Domingo Benítez, un vecino que auxilió a Rita en la mañana del sábado 5 de septiembre.

En su declaración, el hombre contó que la vio en cuclillas en la vereda, por lo que decidió salir de su casa para preguntarle qué le pasaba.

En ese contexto, mencionó: “Cuando le pregunté qué le pasaba, me dijo que estaba en trabajo de parto”. Esto alertó a Benítez, quien le dijo que la llevaría al hospital en su auto. Sin embargo, la mujer se negaría, explicando que la mamá la estaba esperando y que tomaría un remís.

Ante la consulta del fiscal de qué llevaba la mujer en ese momento, el hombre recordó que tenía un bolso y un celular, que habría ocupado para llamar a alguien.

Luego de estos testimonios, el juicio entró en un cuarto intermedio hasta el próximo lunes a las 8.30, donde se espera que se presenten otros cinco testigos, entre ellos médicos policiales y una psiquiatra.


Testimonio de las hermanas de Rita

En la cuarta jornada del debate oral también fueron parte de los testigos Luciana y Lorena Martínez, hermanas de la imputada, quienes en sus oportunidades se encargaron de reproducir los acontecimientos del 7 de noviembre como también describir a Rita como madre.

Por su parte, Luciana expresó que esa tarde “la encontramos muy mal. Estaba mojada, sucia y en llanto“, ampliando que no se veía tranquila y que cuando querían acercarse para contenerla “nos sacaba y se estiraba el cabello”.

Además, mencionó que la relación con Dardo -la pareja y padre de la bebé- era “muy buena. Eran un equipo, pero Rita se encargaba de todo en la casa”.

Y de la relación con su hija, de ahora 3 años, alegó que “Rita y O. tienen una relación particular porque no se conocen en persona, pero tienen un vínculo muy lindo. Rita siempre está muy atenta a ella”.

Mientras que Lorena manifestó que cuando llegó al departamento esa tarde “ella estaba mal, conversando con su esposo en la pieza”, agregando que “como hermana verla así fue muy chocante”. Por otra parte, alegó que “tenía entendido que se había hecho un aborto”.

¿Que opinión tenés sobre esta nota?


Me gusta 0%
No me gusta 0%
Me da tristeza 0%
Me da alegría 0%
Me da bronca 0%
Te puede interesar
Ultimas noticias