Obstáculo inesperado

Una tapa de alcantarilla destrozó la Ferrari de Carlos Sainz en Las Vegas y la práctica de la Fórmula 1 terminó a las 4 de la mañana. La vuelta al circuito no fue la esperada
sábado 18 de noviembre de 2023 | 6:01hs.
Obstáculo inesperado
Obstáculo inesperado

Habían transcurrido solamente nueve minutos de la primera sesión de ensayos libres del Gran Premio de Las Vegas de Fórmula 1 cuando ocurrió uno de los accidentes más bochornosos que se hayan visto últimamente en la elite del automovilismo: Carlos Sainz atropelló una tapa de alcantarilla que dañó gravemente su Ferrari y las prácticas culminaron cerca de las 4 de la madrugada.

La FIA, que tardó otros 11 minutos en retirar a todos los coches de la pista para poder inspeccionar todo el circuito, informó que que Sainz golpeó el marco de hormigón alrededor de la cubierta. Fred Vasseur, jefe de la escudería italiana, se mostró furioso en la rueda de prensa por lo aconteció en un circuito de 500 millones de dólares.

“Creo que lo que sucedió es simplemente inaceptable para la Fórmula 1. Hemos tenido una FP1 muy dura que nos va a costar una fortuna. Le hemos fastidiado la sesión a Carlos Sainz. Dañamos completamente el chasis, el motor y la batería”, dijo antes de evitar dar mayores precisiones.

Este problema en el nuevo circuito de 6,2 kilómetros empañó el regreso de la Fórmula 1 a Las Vegas por primera vez desde que se disputó en 1981 y 1982 en un trazado que pasaba por el estacionamiento del Caesars Palace.

Los organizadores estaban decididos a hacer de esta carrera un verdadero espectáculo pero el segundo entrenamiento se retrasó más de dos horas y media, y estaba previsto que fuera una sesión de 90 minutos. Luego pidieron a todos los espectadores que abandonaran las zonas de aficionados una hora antes “debido a consideraciones logísticas para nuestros aficionados y nuestro personal.”

Además, ha habido críticas por el elevado precio de las entradas, las desorbitadas tarifas de los alojamientos para esta fecha y el enfado de la población local por los meses de interrupciones para construir el circuito que finalmente terminó generando el destrozo de la Ferrari de Sainz.

Los organizadores trabajaron contrarreloj para dejar la pista en condiciones.

Un comunicado de F1 aseguró que “una única tapa de la válvula de agua del circuito del Gran Premio de Las Vegas falló durante la primera sesión de entrenamientos”. Añadieron que la F1, la FIA y los ingenieros locales estaban trabajando para resolver el problema, y que no se esperaba que la segunda práctica programada para la medianoche comenzara antes de las 2 de la madrugada, hora local. Finalmente, los pilotos salieron a rodar entre las 2.30 y las 4 de la mañana configurando un suceso completamente insólito.

El circuito urbano pasa por varios lugares emblemáticos de Las Vegas en su trazado de 17 curvas. Debido a que gran parte del circuito está abierto al tráfico durante el día, la FIA no pudo inspeccionar la pista y aprobarla para las carreras hasta primera hora de la mañana del jueves, después de que el circuito hubiera permanecido cerrado durante la noche. Al parecer, la inspección inicial comenzó sobre las 3.30 de la madrugada; las normas de la FIA exigen que un circuito pase la inspección un día antes de que los coches salgan a la pista.

Los directores de equipo señalaron que ha habido incidentes similares, el más reciente en 2019 en Bakú, cuando George Russell atropelló una tapa de alcantarilla en la primera práctica. En 2016, Nico Rosberg pasó por encima de una tapa de alcantarilla en Mónaco y la tapa salió volando y golpeó el coche de Jenson Button, causando grandes daños al McLaren de Button. 

¿Que opinión tenés sobre esta nota?