¿Querés recibir nuestras alertas de noticias? Entrá y enterate como recibirlas

Malena y el poder de su voz invaden los rinconcitos de Posadas

Pablo y Malena (padre e hija) viven en Posadas, como parte de su hobby y también porque la situación obliga, salen a regalar canciones a transeúntes y pasajeros de colectivos
jueves 07 de septiembre de 2023 | 10:00hs.
Malena y el poder de su voz invaden los rinconcitos de Posadas
Malena y el poder de su voz invaden los rinconcitos de Posadas

Pablo Aguirre tiene 37 años, es papá de dos niños y junto a su pareja viven en Posadas y al igual que muchas familias  todos los días busca salir adelante con los oficios que saben, y uno de sus refugios es la música que muchas veces los sacó de situaciones críticas.

Pablo es oriundo de Montecarlo, decidió irse a Posadas hace 14 años buscando un futuro mejor, conoció a su esposa Rita con quien tuvo a Malena (9) y Joel (4)  y desde que están juntos luchan por su familia todos los días. Él es changarín, hace plomería, albañilería y desde hace un tiempo después de las 17, cuando sale de su trabajo, se dedica a ser músico callejero, su esposa Rita es modista y trabaja en su casa. Su pequeña hija Malena fanática de la música y de María Becerra,  en ocasiones lo acompaña en el recorrido.

“Vine a Posadas porque había más chances de trabajo, Cuando termino de trabajar entre semana voy a donde me lleve el viento y salgo a cantar para juntar algo más de plata, y reforzar lo que gano en las changas” contó Pablo.

Además contó: “Ese día fuimos a la plaza, después íbamos a tomar un helado y comer unos sándwich  y no perdemos  la ocasión de cantar con Malena porque para ella la música es todo porque si es por ella duerme con el teclado y la guitarra. También a ella le encantan los animales, compró 11 pollitos con la plata que hizo en la calle. Ella es una estudiante muy aplicada en la escuela, la maestra dijo que es muy charlatana, ya es de familia”.

Pablo fue alumno de Rula Marcial donde aprendió a tocar guitarra y música y practicaba como hobby. Durante el embarazo de Rita,  Malena desde la panza escuchaba cantar a su papá por lo que creen que por eso es fanática de la música. Él le enseñó a cantar, la respiración, a tocar la guitarra, tocar el ukelele y el teclado, además le enseñó a tener humildad, a interactuar con el público, a ser auténtica con su voz y con su estilo. Su mamá al ser modista le diseña y confecciona su propia ropa también marcando un estilo acorde a su edad y su presencia.

 “Estaba trabajando en una empresa de construcción, siempre tocaba por hobby y un día cuando más necesitaba, quede sin trabajo por una crisis y quedamos muchos sin trabajo, ya no había para comer en casa, las cuentas se nos encimo y decidí salir a la calle a cantar, primero con vergüenza  pero siempre con el optimismo de traer algo a casa y sigo” contó Pablo.

Hoy por hoy esta familia no solo vive de las changas de mamá y papá si no de la música, que les da un poco de esperanza y lo que remarcó Pablo que Malena va a la escuela como todos, hace sus tareas y cuando se da una oportunidad de salir en familia, o cantar lo hacen junto sin descuidar sus obligaciones, muchas veces los mismos niños en la plaza le piden que cante, “un niño cantando es feliz”.

 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 

Una publicación compartida por El Territorio (@elterritoriooficial)

¿Que opinión tenés sobre esta nota?